Mundo > SAQUEOS EN VENEZUELA

Robo masivo de monumentos en una Venezuela en crisis

Denuncian saqueos y actos vandálicos contra estatuas de alto valor historico

Tiempo de lectura: -'

01 de diciembre de 2018 a las 05:01

Por Fabiana Culshaw

Con la profundización de la crisis económica en Venezuela ha habido un verdadero saqueo a la estatuaria del país, alerta el Institutional Assets and Monuments of Venezuela (IAM), asociación sin fines de lucro que depende de Arts Connection Foundation y que opera desde Estados Unidos, con una red de colaboradores en territorio venezolano.

“Tenemos más de 80 casos registrados de obras que han sido violentadas parcial o totalmente, entre ellas 30 estatuas completas y 40 bustos. La mayoría son obras de los años 1900, y varias de 1800. También se dio el robo de más de siete mil lápidas funerarias de seis cementerios. El recuento es desde hace dos años, pero nos damos cuenta que muchas extracciones fueron anteriores”, dijo a El Observador Ana María Carrano, directora ejecutiva del IAM.

Los delincuentes no prestan mayor atención al valor artístico o histórico de las obras que son despedazadas para vender fundamentalmente el bronce que contienen las obras. 

Los metales pasan por la frontera en Cúcuta, Colombia, y también hacia Trinidad y Aruba, aprovechando el diferencial cambiario. 

Las zonas más castigadas 

Uno de los Estados que más ha sufrido vandalismo y robo ha sido Mérida, donde hay mucha estatuaria pública de bronce y tiene cercanía con la frontera colombiana. Allí se han documentado 36 casos. 

Otra de las zonas más “castigada” es Carabobo, donde se registraron 15 casos. En Caracas, últimamente se han contabilizado solo cuatro casos de robo de estatuas, pero sí es muy alto el número de lápidas adulteradas o extraídas. 

“Es doloroso ver que se llevaron la estatua entera del escritor Tulio Febres Cordero, que estaba en un banco abrazada a la de Gabriel García Márquez, en el Parque de los Escritores de Mérida. Además, mutilaron uno de los brazos de la estatua en homenaje al escritor colombiano y Premio Nobel de Literatura. 

En ese parque había 20  bustos, de los cuales queda solo uno. En una misma semana, se llevaron ocho”, aseguró Carrano. 

También llama la atención que desapareció la estatua del héroe de la independencia José Leonardo Chirinos, de 300 kilos, ubicada en la Sierra de Coro (estado de Falcón). Era una escultura enorme, a la que le dejaron solo los pies. 

En el antiguo Banco de Maracaibo, patrimonio nacional, se llevaron las dos puertas de entrada que pesan más de una tonelada. 

También es impactante el robo de una de las placas de bronce de la artista Beatriz Blanco, en la entrada de una de las estaciones de Metro de Caracas. Se trataba de una figura humana enorme en la pared, en un espacio con mucho flujo de peatones y cámaras de seguridad.  

“En meses recientes, en Cumaná se han robado varias campanas de iglesias coloniales de gran valor histórico”, agregó Carreño. 

En cuanto a las lápidas funerarias, en el Cementerio del Este de Caracas, aunque es difícil de cuantificar, se robaron al menos seis mil placas en actos masivos. Por ejemplo, en una solo noche fueron extraídas entre 200 y 400 lápidas, algunas de las cuales se han logrado rescatar, a diferencia de las obras de arte, donde la pérdida es absoluta.

Incluso ha habido extracción de huesos de personajes históricos importantes, entre ellos, los del expresidente y escritor Rómulo Gallego y su esposa Teotiste, hace dos años. Muchos de los robos de huesos de las tumbas se realizan con fines de santería.

¿Quiénes roban? 

“Roban desde chatarreros hasta mafias organizadas, pasando por gente común necesitada que, con la crisis económica, recurre a esta alternativa de compra-venta para obtener dinero”, explicó Carrano. 

Lo cierto es que hay piezas de formato pequeño o medio, fáciles de extraer apunta de cincel en zonas alejadas, pero también han desaparecido  obras grandes y pesadas ubicadas en plenas urbe. 

“¿Cómo alguien común y corriente se lleva una campana entera de media tonelada de cobre? Sin duda, hay mafias con maquinarias para cortar las estatuas, camiones para trasladarlas y otros recursos para desmontarlas en sitios determinados y contactos para revender las piezas”, señaló.

Consultada sobre la posible complicidad de las autoridades, respondió que “no lo hemos comprobado, pero sospechamos que es probable. De lo contrario, no se explica este fenómeno que va en aumento y supuestamente nadie ve”. 

“Ha habido este tipo de vandalismo en todas las épocas, pero la tendencia aumentó en los últimos dos años, sobre todo el robo del bronce. Actualmente el vandalismo tiene más saña que décadas atrás”, agregó.

Pérdida de la memoria cultural

Se puede calcular el precio de las piezas perdidas y de lo que podría costar rehacerlas, pero el valor histórico de la obra, incluyendo lo que representa el artista original, es incalculable.
Según Carrano, en este vandalismo no hay intencionalidad de borrar la historia (como lo hubo por ejemplo, en la II Guerra Mundial o en la guerra de Siria, donde se destruyeron ruinas cristianas), pero no por ello deja de existir responsabilidad política.

“El chavismo ha atacado desde el discurso verbal a personajes históricos en un intento de olvidarlos para reescribir la historia, y esto redunda en cierta indiferencia ciudadana ante el ataque a las estatuas o bustos de esos personajes, sea que los rayen, los mutilen o roben. Ese discurso político ha afectado la preservación y la vigilancia, y ayuda a que continúan los delitos”, comentó Carrano.

De todas formas, se han dado algunos casos de denuncias de civiles y casos afortunados puntuales de rescate de obras por parte de ciertas autoridades a partir de alertas dadas por IAM, en Coro y Barinas.

“Con el robo masivo de obras, se está despedazando la memoria nacional, se pierden referencias simbólicas de elementos que unen a los venezolanos por generaciones. Eso afecta a la unidad del país, se diluye la historia común. Es lamentable, porque si algo contribuye a reconstruir las naciones es el sentido de pertenencia y el encuentro de los espacios comunes”, concluyó. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...