Economía y Empresas > Cuentas públicas

Sin el efecto “cincuentones” el déficit fiscal se dispara a 4% en 2018

El resultado empeoró medio punto respecto al cierre de 2017

Tiempo de lectura: -'

31 de enero de 2019 a las 18:37

El rojo de las cuentas públicas se ubicó en los 12 meses cerrados a diciembre en 2,7% del Producto Interno Bruto (PIB), según informó este jueves el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Esto implica una mejora de 0,8% respecto al registro de 2017 en la medición contable que incorpora el efecto “cincuentones”.

Desde octubre, el efecto cincuentones" tiene un impacto relevante y el déficit se ha visto abatido en más de un punto del PIB por los ingresos que recibe el Banco de Previsión Social (BPS) desde las AFAP.

Pero el dato que excluye el efecto de la ley de cincuentones es el más relevante para analizar la trayectoria fiscal. Sin ese efecto el rojo de las cuentas públicas empeoró en la comparación interanual y pasó de 3,5% del PIB en diciembre de 2017 a 4% del PIB en diciembre 2018. Ese guarismo es similar al registrado en diciembre de 2016.

El efecto contable implica una reducción del déficit en este momento, porque ingresan fondos y la contabilidad se lleva en base a los flujos de caja, pero también implica un deterioro importante de la posición fiscal del gobierno en el largo plazo. Eso porque en el  futuro las jubilaciones que se tendrán que pagar son mayores a los ahorros generados por estos colectivos en el sistema mixto. La ley de los cincuentones votada en diciembre de 2017 tendrá un costo aproximado de US$ 2.500 millones para el Estado.

 

El dato de 4% está en línea con lo proyectado por los analistas que participan de la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador y está por fuera de la meta que estableció el gobierno en la última  Rendición de Cuentas.  Allí se preveía terminar el año con un déficit fiscal equivalente a 3,3% del PIB, para bajar a 2,8% en 2019.

“Los ingresos del sector público no financiero cerraron el año en 31,2% del PIB, aumentando 1,2% del PIB con respecto a lo observado en 2017. Esta variación se explica principalmente por el ingreso de los fondos del Fideicomiso de la Seguridad Social creado por la Ley Nº 19.590 que se dio a partir del mes de octubre. Dicho ingreso se registra dentro del BPS y tuvo un efecto neto de 1,3% del PIB en 2018”, dice el comunicado del MEF.

 

 

Ingreso y egresos

Los ingresos propios del BPS cayeron 0,2% del PIB entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018, lo que fue compensado por mayor recaudación de DGI y de los ingresos asociados al comercio exterior.

En tanto, los otros ingresos del Gobierno Central crecieron 0,2% del PIB en 2018, principalmente por la transferencia del excedente del Fondo de Estabilización Energética.

Por otra parte, el resultado primario corriente de las empresas públicas cayó 0,2% del PIB en 2018 fundamentalmente por lo observado en Ancap y UTE. En el primer caso, el menor resultado obedeció al desalineamiento de las tarifas de los combustibles respecto al costo del petróleo expresado en moneda nacional en el promedio del año. En el segundo caso, el resultado se redujo como consecuencia de un mayor costo de abastecimiento de la demanda de energía eléctrica, según el MEF.

En tanto, los egresos del sector público no Financiero se situaron en 30,4% del PIB en 2018, mostrando un aumento de 0,4% del PIB respecto a lo observado en el año anterior.

En los gastos primarios corrientes, se observó un incremento de 0,3% del PIB, que se explica en partes iguales por mayor pago de pasividades, gastos no personales y remuneraciones (principalmente por los incrementos presupuestales aprobados en la Rendición de Cuentas para ASSE, ANEP, UdelaR e INAU).

Respecto a las inversiones, las del gobierno aumentaron casi 0,2% del PIB en relación a lo registrado en 2017. En tanto, la formación bruta de capital de las Empresas Públicas se mantuvo estable, producto de que mayores inversiones fueron compensadas por una mayor desacumulación de existencias de crudo por parte de la empresa ANCAP.

El resultado primario de las Intendencias y el BCU se mantuvo estable con respecto a 2017, mientras que el del BSE mostró una mejora en torno a 0,1% del PIB. Por último, el pago de intereses representó en 2018 una magnitud equivalente a 3,5% del PIB, mostrando un incremento de 0,2% del PIB con respecto al año anterior, causado en partes iguales por mayores intereses del Gobierno Central y del BCU.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...