Economía y Empresas > Mercados

Calificadora canadiense DBRS mantuvo grado inversor de Uruguay

La firma no ve riesgos para la nota en el corto plazo, pero advierte la necesidad de reducir el déficit fiscal

Tiempo de lectura: -'

29 de enero de 2019 a las 13:54

La agencia calificadora de riesgo canadiense DBRS mantuvo a Uruguay en una calificación BBB (low) con tendencia estable, lo que implica un escalón por encima del grado inversor.

El comunicado emitido este martes señala que la confirmación de la calificación equilibra los sólidos fundamentos políticos y económicos de Uruguay con los desafíos fiscales.

Según se indicó, la economía sigue demostrando un alto grado de resiliencia. Se estima que el PIB creció 2,1% en 2018 (el dato oficial se conocerá en marzo) y se proyecta que crecerá 1.9% en 2019, a pesar de una grave sequía el año pasado y una recesión en la vecina Argentina.

“Las amplias reservas de divisas, la gestión conservadora de la deuda pública y la buena regulación del sistema bancario refuerzan las defensas de la economía frente a las conmociones externas. Además, las perspectivas de crecimiento podrían mejorar sustancialmente si avanza una gran inversión potencial en el sector de la celulosa y el papel”, se indicó.

Sin embargo, la agencia advirtió que las dinámicas fiscales desafiantes son “la restricción clave” para una actualización de la nota.  “A pesar de los esfuerzos para consolidar las cuentas fiscales, el déficit fiscal no se ha reducido sustancialmente en los últimos años. Los índices de deuda pública podrían aumentar gradualmente a mediano plazo en ausencia de un ajuste presupuestario”, dice el texto.

En ese sentido, resaltó la importancia de la estrategia fiscal que desarrolle el próximo gobierno. “Es probable que se necesite un esfuerzo sostenido para frenar el crecimiento del gasto para colocar los índices de deuda pública en una trayectoria firme a la baja”, afirmó DBRS.

La agencia no prevé “muchos riesgo a la baja” para la calificación en el corto plazo. Sin embargo, cree que las calificaciones podrían experimentar una presión a la baja si la dinámica del presupuesto se deteriora significativamente o si los amortiguadores externos se erosionan con el tiempo.

Anclar las expectativas de inflación en torno al punto medio del rango objetivo del 3-7% del Banco Central es otro los desafíos señalados. La inflación cerró el 2018 en 8%, y las expectativas de inflación a 12 meses se mantienen por encima del límite superior del rango meta.

También la agencia japonesa Rating and Investment (R&I) había mantenido el viernes la nota de deuda uruguaya en en BBB (grado inversor) con perspectiva estable, informó el Ministerio de Economía y Finanzas.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...