Cargando...
Será el cuarto mes consecutivo en que las tarifas permanecen sin cambios

Economía y Empresas > Precios de los combusitbles

Tarifas de naftas y gasoil de Ancap camino a seguir congeladas en enero por cuarto mes al hilo

El anuncio formal se hará este miércoles tras la reunión del Consejo de Ministros; la baja de los precios internacionales no alcanza para compensar el rezago que se arrastra desde octubre

Tiempo de lectura: -'

28 de diciembre de 2021 a las 19:27

El Poder Ejecutivo se encamina a congelar por cuarto mes consecutivo los precios de los combustibles tras conocerse este martes los Precios de Paridad de Importación (PPI) relevados por la Ursea, que mostraron una sensible baja. Desde que rige la nueva metodología, las tarifas de los combustibles son fijadas en función del PPI y de la situación financiera de Ancap. Este miércoles, las autoridades del Poder Ejecutivo se reunirán en Consejo de Ministros y luego está previsto que se haga el anuncio formal de todas las tarifas públicas, informaron fuentes oficiales a El Observador. 

A pesar de la baja en los precios internacionales, el precio de venta al público de los productos de Ancap sigue por debajo de la evolución del PPI desde agosto, tomando el factor X (que incluye los sobrecostos, subsidios, e ineficiencias de Ancap), que fue definido por el Poder Ejecutivo en $ 2,97 sobre cada litro de gasoil y nafta que pagan los consumidores uruguayos. 

Esta es la razón por la cual el descenso del PPI no se trasladará a una reducción del precio de venta, que no aumentó desde setiembre cuando los precios internacionales comenzaron a subir. Desde este entonces, durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, las autoridades siempre apelaron a los buenos números de Ancap para argumentar la no suba de los combustibles, debido a las ganancias extraordinarias por la venta de gasoil a UTE para la generación de energía eléctrica y la posterior exportación a Brasil. 

Se trata del cuarto mes consecutivo en que se decide mantener congeladas las tarifas. Además, todavía resta saber en qué porcentaje el Poder Ejecutivo ajustará el Imesi sobre las gasolinas. En general, lo habitual es ajustar ese impuesto por la evolución de la inflación pasada del último año. Ese impuesto implica hoy el 40% del precio final de la Súper 95, ($ 28,13) mientras el ingreso neto de Ancap representa el 46% y lo restante corresponde a regulación de la Ursea y otros componentes menores. Con una inflación que cerraría el año en torno al 8%, el Imesi sumaría $ 2,25 al precio final de la nafta. El ajuste del Imesi es un resorte discrecional del Poder Ejecutivo. 

Por otro lado, desde enero próximo Ancap no podrá trasladar a precio el sobrecosto de $ 1,50 por litro que implica la mezcla actual del biodiésel (5%) de ALUR con el gasoil tal cual fue aprobado en la última Rendición de Cuentas. Para mitigar ese impacto económico sobre las finanzas del ente petrolero en 2022, el último Directorio de Ancap decidió aplicar un proceso de transición mientras se buscan opciones comerciales para colocar esa producción y por eso solo mezclará un máximo de 2,5% de biodiésel por cada litro de gasoil en caso que ALUR no tenga dónde vender ese biocombustible. 

Actualmente, ALUR está en plena ejecución del Plan Canola 2021 y al 31 de diciembre de este año, prevé tener en sus existencias aproximadamente 32.600 toneladas de esa oleaginosa, además de aceite crudo de ese grano y siete mil toneladas de grano de girasol.  "Ello representa un volumen de materia prima y productos intermedios suficientes como para cubrir un mínimo de cuatro meses de la demanda obligatoria hasta el 31 de diciembre de 2021, lo que hace conveniente mantener algún nivel de mezcla menor al actual de manera transitoria", explicó Ancap. 

El 30 de noviembre, el presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic aseguró que la empresa tiene “espalda financiera” suficiente para mantener el precio de los combustibles al público como viene ocurriendo desde octubre. En la misma línea, el subsecretario del Ministerio de Industria, Walter Verridijo en una reciente entrevista con El Observador que estaba de acuerdo con continuar apelando a las ganancias extraordinarias de Ancap para no ajustar las tarifas al público al alza. 

En el trimestre a setiembre, Ancap acumuló beneficios netos por US$ 98 millones y aunque su resultado monopólico reportó una pérdida de US$ 19 millones, la empresa petrolera consiguió, entre otros beneficios, una ganancia excepcional de US$ 49 millones por las ventas de gasoil a UTE. Las autoridades de Ancap estimaron el pasado mes que comercializar los combustibles (gasoil y naftas ) por debajo del PPI tiene un impacto mensual para Ancap de entre US$ 10-15 millones. De todas formas, la empresa tiene previsto cerrar el año con una caja holgada por una cifra próxima a los US$ 200 millones. 

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...