Salud > Estados Unidos

Un hombre vistió en Disney una remera con la descripción "necesito un riñón" y lo consiguió

Leibowtiz es padre soltero de cinco hijos y estuvo a la espera del órgano hasta enero de este año

Tiempo de lectura: -'

06 de febrero de 2018 a las 05:00

Rob Leibowitz es un hombre de 60 años, y padre soltero de cinco hijos, que hasta hace menos de un mes estaba a la espera de que le donaran un riñón.

Leibowitz se realizó diálisis durante años por la falla de sus riñones, pero el cuerpo se comenzó a “deteriorar”, según contó el propio protagonista a The Washington Post.

Estaba en lista de espera de cuatros hospitales del área de Nueva York, pero la espera es normalmente de siete a diez años. Lo que lo hacía aún más complejo era su tipo de sangre: O positivo. A su vez, ninguno de sus hijos podían darle el órgano por razones médicas.

Este padre soltero decidió disfrutar de su vida mientras que seguía en la espera, incluso solía tomarse vacaciones con sus hijos, que tienen entre 15 y 32 años.

Leibowitz es fanático de Disney y trata de ir cada dos años. En agosto de 2017 viajaron a Walt Disney World, pero esta vez tenían una idea para pedir colaboración: hacer una remera para pedir un riñón. "Quería dejar de hacer diálisis, quería 25 años más con mis hijos", confesó.

Su hija diseñó la remera y la mandó a hacer por US$ 35 con la inscripción: “En necesidad de un riñón O positivo, llama”, y por debajo estaba el número de teléfono.

"¿Dónde voy a tener más exposición que en Disney World con cientos de miles de personas caminando todos los días?", dijo Leibowitz.

Una vez que llegaron a Disney, Leibowitz vio que la gente lo miraba y le tomaban fotos. Si bien muchos lo observaron, fue gracias a Rocío y Juan Sandoval –que los conoció en el parque Magic Kingdom- que publicaron una foto de la remera en Facebook.

La imagen se compartió 33.000 veces el primer día y al finalizar la semana alcanzó más de 90.000. A los pocos días, Leibowitz fue contactado por 100 personas. Respondió todos los mensajes y llamadas. "No tenía idea de que esto sería tan viral, tan exitoso", dijo a The Washington Post.

wp remera.JPG

El proceso de donación es extenso por las distintas etapas de evaluación que incluye. Los donantes deben pasar por varias pruebas médicas y una evaluación psicológica. De los individuos que se acercaron, 50 se comprometieron a ver si eran compatibles.

Luego de las primeras pruebas, tres posibles donantes fueron a Nueva York para seguir con los análisis. Los vieron psiquiatras, trabajadores sociales y un cirujano. Les hicieron análisis de sangre, radiografías y pruebas de tejido, pero ninguno fue compatible.

Pero no terminó ahí. Al poco tiempo apareció Richie Sully, un padre soltero que vive en Fort Wayne con sus dos hijas. Hizo con éxito las pruebas iniciales y viajó a Nueva York para continuar con el procedimiento.

Después de buscar durante cuatro años, el donante había llegado. "Llamé a mis hijos y mis hijos se quebraron", dijo. "Fue una gran sensación de alivio y felicidad".

La cirugía se llevó a cabo con éxito el pasado 18 de enero en el hospital de New York. Unos días después Leibowitz y Sully fueron dados de alta.

Antes de la operación, Leibowitz lo llevó a recorrer Nueva York y se dieron cuenta de que podrían ser grandes amigos por todos los gustos que compartían.

"Si pudiéramos hacer que la gente entendiera cuán importante es, tendríamos muchos más donantes", dijo Sylly a la radio PIX 11.

Por su parte, el padre de cinco hijos contó que varias personas a la espera de un trasplante lo llamaron. "No pierdas la esperanza, llegará tu momento", les dijo a cada uno de ellos.

Asimismo, insistió en que quienes son donantes tienen vidas largas y saludables. "Todos tienen dos riñones" (…) "Tienes un repuesto. Comparte tu repuesto".

Comentarios