Opinión > COLUMNA / EDUARDO ESPINA

Una rara soledad compartida

Resulta peculiar que en el año 2020 el ser humano deba aprender a vivir aislado

Tiempo de lectura: -'

28 de marzo de 2020 a las 05:00

La noche del 13 de octubre de 1981 fui con mi finado padre al estadio a ver a Peñarol. Fue uno de los peores partidos que le vi jugar en su ilustre historia, con tantas copas acumuladas en sus vitrinas. Cayó 0-1 frente al Cobreloa chileno, quedando eliminado en semifinales de Copa Libertadores. Quedamos destrozados, congelados en ese instante miserable, porque “no se piensa en el verano cuando cae la nieve”, según dice la canción. Después del partido, pensando en que debía sacar algo en limpio de todo aquel desánimo, fui a buscar a Washington Cataldi, uno de los mejores presidentes que tuvo la institución. Lo encontré saliendo del palco. Creo no haberlo visto jamás tan agobiado. Le propuse hacer una entrevista para El País de los Domingos, donde por entonces tenía una página ese día de la semana, por mucho tiempo la portada. Le informé que la entrevista sería sobre esto: cómo vive un triunfador las derrotas de las cuales es uno de los responsables. 

Esta nota es exclusiva para suscriptores de

Elegí tu plan ahora y accedé sin límites.

¿Ya sos suscriptor? iniciá sesión aquíSuscribite

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...