Tecnología > Innovación

Uruguay recurre a la impresión 3D de hisopos ante su escasez mundial

La Universidad de la República le enseña a una empresa cómo confeccionar este elemento clave para hacer tests de coronavirus mientras que otra firma local recibió la donación de un futbolista para elaborarlos

Tiempo de lectura: -'

08 de agosto de 2020 a las 05:01

Hisopar. Es el verbo más repetido por las autoridades del mundo para contener la propagación del nuevo coronavirus. Ante la creciente demanda mundial de este elemento, los hisopos se vuelven escasos. Por eso, Uruguay recurre a la impresión 3D para no tener problemas para satisfacer la demanda interna.

La Universidad de la República, a través de la Facultad de Química, de Ingeniería (Fing) y de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (Fadu), se ha abocado a paliar este tema. Para eso, utilizaron cuatro impresoras que tenía el Laboratorio de Fabricación Digital de la Fadu y compraron otras tres "más especiales", algunas de ellas con fondos de la Fundación Manuel Pérez. En total fueron siete aparatos.

“Estamos haciendo el desarrollo del producto en todo el ciclo”, comentó a Cromo Margot Paulino Zunini, profesora de la Facultad de Química y articuladora del grupo de trabajo.

La idea fue diseñar el producto total desde el vástago hasta el cabezal, que se imprime en 3D, para luego venderle la idea a una empresa para que comience con su producción masiva. El material que utilizan para los cabezales es el TPU (tereftalato de polietileno). Algunas de las impresoras utilizadas fueron las que la Facultad de Arquitectura usa para crear maquetas.

"Hubo que adaptar la tecnología, utilizando un material nuevo para estas impresoras. Investigamos cuál era el más apto", comentó Marcelo Payssé, director del Laboratorio de Fabricación Digital de Montevideo.

Antes de la venta de la idea, hubo un proceso de “validación” para ver si el hisopo podía detectar el coronavirus. Uno de las partes fue con la ayuda de otorrinolaringólogos que probaron su eficacia con pacientes sanos. En el proceso también participaron químicos, ingenieros, físicos y arquitectos.

“Ahora les estamos enseñando a hacer los hisopos a las empresas”, comentó. Es lo que ellos llaman transferencia tecnológica. En los próximos días se confirmará las dos empresas que compraron este desarrollo: una que produce los hisopos y otra que arma los tubos y el empaquetado. “Son de porte mediano”, indicó Paulino.

Según las conversaciones primarias entre la Udelar y las empresas, esperan producir 1.000 kits por día (2.000 hisopos).

Si bien la Udelar recibirá dinero por esta innovación, el objetivo no es ganar ingresos, sino generar conocimiento para ayudar a combatir la pandemia. “En un criterio solidario con las empresas que van a tomar la producción, establecimos regalías muy bajas”, señaló Paulino.

"Lo que interesaba a la Universidad de la República era llegar a una solución, probarla, validarla y la siguiera la industria a otra escala", agregó Payssé.

Como el proceso de transferencia tecnológica ha sido más largo de lo pensado, las facultades produjeron más de 7.500 kits (un sobre con el tubo de ensayo y dos hisopos: uno que se coloca en la nariz y otro en la boca). Algunos de ellos fueron donados al Hospital de Clínicas, al Regional de Salto y al Maciel, y hasta a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), y más de 5.000 que todavía no tienen definido el sitio final.

Paralelamente a este trabajo, desde la Facultad de Química y otros institutos académicos están elaborando otro tipo de hisopos con otros materiales que aún están en su etapa de validación.

En Pando también se imprimen hisopos

El futbolista de la selección uruguaya Fernando Muslera donó una impresora 3D al Laboratorio de Generación de Conocimiento en Microbiología (Aravanlabs).

La compañía, ubicada en el Parque Científico y Tecnológico de Pando, armó un lugar especial para la impresión de más de 700 hisopos por día. Como es un trabajo automático, no precisa personal en el proceso de elaboración. Simplemente se requiere a un individuo que solo tiene que programarla para que trabaje sola toda la noche.

Las impresoras utilizan resina líquida, que se adapta al cuerpo humano, y es fotosensible . Esto significa que se puede solidificar el material. La impresora larga un haz de luz que permite esa solidificación y logra la estructura 3D del hisopo.

“No es cualquier resina, ni cualquier impresora que sirve”, comentó Laura Maccio, directora del laboratorio, quien prefirió no revelar el monto de la donación hecha por el futbolista uruguayo.

El modelo que utilizan fue creado en Estados Unidos y fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de ese país (FDA, por su sigla en inglés). “Es muy ergométrica y flexible”, comentó Maccio. La validación del producto llegó a hacerse en bebés por el tamaño que tiene.

El cabezal del objeto es capaz de recoger células del paciente. En ellas, luego de un análisis de laboratorio, es posible hacer el diagnóstico.

La empresa inició el registro del producto en el Ministerio de Salud Pública, pero todavía no recibieron respuesta. La están aguardando para poder salir al mercado con ella.

La palabra de un laboratorio

ATGen es un laboratorio que ha sido clave en el diagnóstico de covid-19 en Uruguay tras una alianza con el Instituto Pasteur. Andres Abin, su director, aseguró a Cromo que los hisopos en 3D son “una alternativa más”. “Sobre todo porque estamos comprando lo que se consiga”, dijo.

Los laboratorios tienen dificultades para planificar la importación de hisopos debido a que de un día para otro pueden pasar de hacer pocos tests a hacer cientos. “Pasás de cero a 100 en un día”, ilustró Abin.

Hoy los que traen son importados de Europa, Asia y Estados Unidos a un costo de 0,3 a 3 dólares, contó. 

Para Abin no es una complicación el costo del producto, sino que haya disponibilidad. “Más allá del precio, lo interesante es que tengas disponibilidad, siempre y cuando cumplan con los estándares de calidad necesarios”, expresó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...