Economía y Empresas > Consumo

Ya hay asado argentino en supermercados y carnicerías

Se importaron 19.000 toneladas de carne Angus de feedlot en el mes de julio 

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2020 a las 05:04

Los amantes del asado ya pueden probar algo distinto: el mismo clásico corte, para asar a la parrilla o en el horno, pero de vacunos argentinos.

La importación de carne sin hueso, proveniente sobre todo desde Brasil, viene aumentando de forma exponencial y cada vez hay más en supermercados y carnicerías uruguayas en los últimos años, pero en el caso del asado y otros cortes con hueso por cuestiones sanitarias no se ha dado el mismo fenómeno.

Sin embargo, la empresa Saquery International SA dio un primer paso al importar en julio 19 toneladas de asado con hueso desde Argentina, un producto que ya se puede adquirir.

En 2016 hubo un acuerdo entre Uruguay y Argentina para en cada país se pueda vender asado procedente del otro lado de la frontera. En aquel momento fue gestado básicamente para enviar carne uruguaya al otro lado del río Uruguay, aunque finalmente no se llegaron a concretar negocios.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, señaló esta semana –en diálogo con el programa radial Actualidad Agropecuaria, en radio Libertadores en Salto– que el ingreso de ese corte desde Argentina se dió en el marco de ese acuerdo, que se generó cuando en Uruguay “sobraba asado” y se tenía la necesidad de colocarlo. “Esto que se está dando es en forma recíproca por aquel arreglo”, dijo.

El secretario de Estado aclaró que, en un escenario con cada vez más exigencias, “el estatus sanitario uruguayo tampoco está en juego”.

Por otro lado, según sostuvieron a El Observador carniceros y empresarios de la industria frigorífica, aunque no es el mejor momento para importar asado debido a que hay oferta de carne nacional a buen precio, el asado que vino es de muy buena calidad, por lo que hay que esperar a ver cómo se comporta en el mercado. 

La empresa que realizó la importación en julio viene trabajando desde octubre de 2019 en conseguir la habilitación para poder ingresar asado enfriado y congelado desde el país vecino, cuando el precio de la carne bovina en Uruguay se había disparado por la alta demanda china, que generó registros inéditos para el precio del ganado y de la carne.

Desde Saquery International se consideró una primera carga de prueba, de asado de ganado Angus y terminado a grano (en feedlot), que es una diferencia que presenta la carne argentina con respecto a la uruguaya. 

La marca importada es Carnes Pampeanas, de esa empresa procesadora ubicada en Buenos Aires y, dada la menor vida útil que tienen los cortes enfriados, por el momento se optó por traer solo congelados.

El objetivo es competir con un producto de “nicho” y no masivo, aunque se considera como una potencial alternativa y una puerta abierta más ante la posibilidad de que algún momento vuelva a darse la falta de oferta de asado en el mercado interno.

Desde la Unión de Vendedores de Carne (UVC) se espera que este mes suceda una suba en el precio de la carne, una vez que se termine el compromiso de acuerdo de precios con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que finaliza el 11 de agosto.

El acuerdo del MEF con comerciantes, intermediarios y productores (iniciado el 11 de mayo) incluye algunos cortes cárnicos como, por ejemplo, el asado de tira que se vende entre $ 259 y $ 335 el kilo, y la carne picada magra que va en un rango de entre $ 305 y $ 360 el kilo.

Sin embargo, la evolución de la demanda china y del tipo de cambio en las próximas semanas son dos variables relevantes a tener en cuenta para determinar qué puede pasar con el precio del asado uruguayo.

Cada vez se importa más

La importación de carne vacuna paraguaya y brasileña viene ganando terreno en el mercado local, con cada vez más espacio en las góndolas de los supermercados y carnicerías. Eso ha llevado a que año tras año se estén rompiendo récords de importación y este 2020 no va a ser la excepción.

En lo que va del año, Uruguay compró en el exterior 19 mil toneladas de carne vacuna, casi un 40% más del volumen comprado en 2019 cuando habían ingresado al país casi 14 mil toneladas.

Hasta el 30 de julio ingresaron solo de este insumo por US$ 78 millones, cuando a mismo período de 2019 fue por US$ 55 millones. El 79% es proveniente de Brasil, mientras que un 15% se le compra a Paraguay, que ha aumentado su participación en los últimos dos años.

A mediados de 2018 la importación de carne bovina en el país se había multiplicado por cuatro con respecto a 2017, ampliando de forma relevante su participación en el mercado, de un 2% a un 10%. 

Según el Instituto Nacional de Carnes (INAC), aunque lo consumido en el mercado interno sigue siendo principalmente de faena local, en los primeros meses de 2020 el cambio con respecto a los dos años anteriores se acentúo y uno de cada cuatro kilos de carne vacuna consumida es importada, con un salto de 10,8% en 2019 a 25,5% en el mismo período de 2020.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...