IMM usará cámaras para multar a quienes deban dos o más cuotas de patente

A partir de febrero habrá 15 lugares de control
Con el objetivo de lograr una justicia tributaria y de mejorar los ingresos durante 2018, la Intendencia de Montevideo busca aliarse nuevamente con la tecnología para fiscalizar a los contribuyentes que desde hace años tienen atrasos en los pagos de la patente de auto. Así, a partir del 1º de febrero, comenzará a identificar a través de cámaras y a aplicar multas a los vehículos que deban dos o más cuotas de ese tributo.

Si bien hasta el 30 de noviembre de 2017, la comuna había recaudado por patente de rodados $4.143 millones -un 6% más que en 2016-, las cifras de morosidad continúan siendo altas y mientras que para el resto de los impuestos municipales -contribución, saneamiento, tasa general- las deudas no llegan a un 12%, en el caso de las patentes son del 16,7%. Una diferencia que se buscará abatircon el uso de la tecnología.

El director de Recursos Financieros de la IMM, Juan Voelker, dijo a la diaria que la fiscalización se realizará con 15 cámaras ubicadas en puntos estratégicos de la ciudad. La instalación de los primeros cinco equipos comenzó durante el último mes de 2017 y en enero de 2018 se concretará la colocación de los otros diez, para comenzar luego con el control. Consultada por El Observador, la directora interina de ese departamento, Patricia Perandones, explicó que la idea es poder probar los equipos en enero, dar plazo a los dueños de los vehículos para que se pongan al día, y desde el 1º de febrero comenzar con la fiscalización.

25% del valor de la patente es la multa que aplicará la IMM a los vehículos que adeuden dos o más cuotas.
Serán sancionados quienes tengan dos o más cuotas de patente impagas. La multa corresponde al 25% del valor de la patente anual, y se podrán aplicar hasta cuatro por año.

Un estudio piloto de la comuna en el que se utilizó solo una cámara del Centro de Gestión de Movilidad llegó a detectar en una semana a 8.000 vehículos en esa situación, afirmó Perandones. De ellos, un 1% tenía deudas de cinco cinco años o más, había asegurado Voelker a la diaria.

Perandones explicó que se trata de una fiscalización "moderna y efectiva", que cambia la metodología de trabajo. Hasta ahora, si un vehículo cometía una infracción de tránsito cualquiera, como cruzar con luz roja, se revisaba si además debía patente y recién entonces se aplicaba esa multa. Ahora, con esas cámaras la fiscalización será constante, y los equipos irán rotando en distintos puntos de la ciudad.


Una vez que la cámara detecte la sanción, habrá inspectores que verificarán si efectivamente ese vehículo tiene una deuda y se le notificará al dueño. Además de controlar a quienes no pagan la patente, se buscará actualizará las bases de datos para identificar claramente cuál es el perfil de los morosos. Se actualizará además el registro de titulares fiscales de los vehículos empadronados en el departamento.

Comentarios

Populares de la sección