16 de junio 2024
Dólar
Compra 38,15 Venta 40,35
18 de mayo 2024 - 11:36hs

La Justicia condenó, a través de un acuerdo abreviado, al empresario que fue imputado a principios de febrero por el cargamento de dos toneladas de cocaína que estaban escondidos en budines y alfajores, y que fueron detectados en Bélgica.

La pena será de seis años de prisión, que viene cumpliendo con prisión domiciliaria, informó El País.

Los budines y alfajores los había comprado en una cadena de supermercados y no directamente a la empresa Portezuelo, expuso la fiscal Gabriela Fernández quien estuvo en la audiencia de formalización acompañada de la fiscal Patricia De Amorín. Desde allí fueron enviados a un depósito en Canelones donde se acondicionó la droga, de allí partieron a Zonámerica y desde allí al Puerto.

Más noticias

¿Cómo partió la droga?

La carga, con un valor total de US$48.256 –US$ 34.110 de budines y alfajores y US$ 14.146 de vermouth– partió hacia el puerto de Amberes, en Bélgica, donde la Aduana de ese país detectó el 28 de diciembre que entre los alimentos había 2.16 toneladas de cocaína.

Según documentos oficiales de los que había informado El Observador el trayecto que hizo la carga fue desde la compra de los alimentos hacia Zonamerica y luego al Puerto de Montevideo, donde partió hacia Amberes en barco.

El envío tenía varias características que lo hacían sospechoso y que, por lo tanto, hubiesen ameritado revisar los paquetes: eran productos que Uruguay no exporta hacia Europa, el envío no lo realizaba la empresa productora de los budines y alfajores y que el destino, Bélgica, es considerado de riesgo para Aduanas, señalaron aduaneros.

Esa empresa ubicada en el barrio La Unión se dedica a ofrecer servicios de carga, logísticos y aduaneros y servicio de almacenaje en cinco mil metros cuadrados de depósitos en Zonamerica, según se lee en su página web.

El ahora condenado había explicado a El Observador en enero que una empresa de carga holandesa hizo el pedido de cotización por budines, alfajores y vino. Sin embargo, al no haber stock de vino, la exportadora le ofreció vermouth y la empresa en Holanda aceptó y pidió que los productos se enviaran a Amberes, en Bélgica. El empresario dijo entonces desconocer cómo se había contaminado la carga con la droga.

Temas:

cocaína alfajores droga escondida en budines empresario

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos