Economía y Empresas > buscar trabajo

¿En qué se fijan los reclutadores al momento de elegir un currículum?

Expertos de consultoras hablan sobre las mejores formas de presentar un currículum para atrapar la atención de un reclutador

Tiempo de lectura: -'

30 de junio de 2019 a las 05:00

Por Analía Pereira
Especial para El Observador

Cuando se googlea “Currículum Vitae” los primeros resultados son páginas web con consejos para que crear ese formulario de presentación para quienes están en búsqueda de trabajo.

Según José Luis O’Neil, Senior Manager de Capital Humano de Mazars, más del 90% de las personas que están actualmente en la búsqueda de empleo decide enviar su currículum de forma digital, ya sea a través de un sitio de ofertas laborales, a través de la web de las consultoras, adjuntado en el perfil de Linkedin y hasta por mail directamente a la empresa que ofrece empleo.

No solo la manera de enviarlo ha cambiado, también la forma de presentación. Pero, ¿cuál es la clave para que un currículum sea el elegido? ¿Qué no puede faltar para que destaque?
Cinco profesionales de empresas consultoras y reclutadoras de capital humano hablaron sobre qué miran al momento de elegir un CV sobre otros.

 “Más allá de la forma que tiene un currículum, que es súper importante, hoy el gran diferencial está puesto en cómo ponés en valor tus competencias blandas, que son las que más buscan las empresas al momento de seleccionar talentos”

Luis Guastini, director general de Manpower Group Argentina.

Para Gabriela Montaldo, socia directora y responsable de gestión humana de RSM, exponer las habilidades blandas en el currículum no es indispensable, pues se pueden desarrollar mejor en la entrevista; pero coincide con Guastini, es importante mostrarlas. “Por lo general hay gente que pone sus habilidades blandas como un perfil en el CV. Eso te da una sensación de que la persona conoce lo que requieren actualmente las empresas. Sabe que se le está dando más importancia a estas habilidades”, explicó.

Más que lo que aprendiste, lo que hoy juega a favor es mostrar qué sos capaz de hacer, y de qué manera. “Ya sabemos lo que aprendiste en la facultad o el colegio” agrega Guastini, “esas son habilidades duras, que tienen una vida útil muy limitada. Si bien es importante contar qué hiciste, es mucho más importante poder demostrar con hechos tu predisposición, por ejemplo para aprender cosas nuevas. Y eso es un músculo que se va ejercitando todo el tiempo”.

¿Qué ven las consultoras?

Las consultoras se encargan de buscar personas que coincidan con los perfiles que las empresas buscan para sus puestos.

“Abro el archivo y me tiene que quedar claro el perfil de la persona”.

Lucía Bueno, responsable del departamento de capital humano de Human Phi

Bueno resaltó cuatro conceptos claves que ve al momento de elegir un currículum: formalidad, forma de comunicación, términos que se utilizan y cantidad de datos.

Para María Laura Volpi, gerente del departamento de consultoría en capital humano de KPMG, lo más importante es la claridad de la información. Recomendó usar viñetas y negritas para llamar la atención del reclutador. Además dijo que es fundamental prestarle atención a los detalles: “muchas veces encontramos faltas de ortografía o errores de tipeo. Siempre es bueno darle una segunda mirada o que alguien más lo vea”.

Como elemento de presentación el currículum debe siempre estar preparado para causar la mejor impresión posible en quien lo lee, aumentando así la posibilidad de ser elegido.

“El diseño del currículum tiene que estar de acuerdo con lo que queres transmitir, porque es la primera imagen que das” agregó Montaldo. Subrayó que desde la elección de la foto hay que tomar decisiones. Lo ideal para dar una imagen profesional es que la foto sea sobre un fondo blanco, al mejor estilo foto carnet.

No hay un diseño ideal

Uno de los consejos de Guastini, además de no mentir, es: “tengo que saber que no todas las empresas son para mí y eso significa que tengo que esforzarme en estudiar a dónde quiero ir a trabajar”.
Al igual que no todas las personas son para todas las empresas y no todos los trabajos son para todas las personas, tampoco todos los diseños de currículum van con todas las ofertas laborales.

Los consultores coinciden en algo: es importante actualizar periódicamente el currículum. Además de los datos, es fundamental que cada currículum se adecue a la oferta a la que se presenta.


Pensar al currículum como un elemento de comunicación es clave, ¿qué pide la oferta?, ¿cuál es la mejor forma de mostrarme?

Según Bueno, muchas veces se recomienda que al momento de postularse a distintas ofertas laborales se creen currículums en función de cada oferta. Por ejemplo si el cargo es en el área de ventas, desarrollar mejor aquellas experiencias en ventas que otras que pueden no ser tan relevantes para ese cargo. Volpi, de KPMG coincidió.

Montaldo recomendó que quienes envían este documento vía mail personalicen cada correo para la empresa que hace el llamado. 

“No envíen un mail genérico o copien a todas las empresas en el mismo correo”.

Gabriela Montaldo, RSM

Una buena práctica es escribir una frase atractiva en el asunto del correo, para que la persona que realice la selección lo lea primero. Volpi agregó que es fundamental recordar siempre poner datos de contacto.

Para O’Neil la forma, la fotografía y el diseño son elementos de forma que escapan al contenido y que hacen a la presentación, pero que no son efectivos en todos los casos.

“Si yo busco un contador, un currículum con mucho color no necesariamente va a ser el elegido. Pero si busco un diseñador web y tengo un currículum con mil diseños llamativos eso va a despertar mi interés” 

José Luis O'Neil, Mazars

Bueno coincidió y recomendó pensar la extensión del currículum en función del cargo al que postula. “Hoy en día, frente a cargos masivos como administrativos, se busca que la persona presente un currículum concreto, porque a estas ofertas se presentan miles de personas y el reclutador no tiene tanto tiempo para leer” explicó.  Agregó que en otros cargos, como los de IT (tecnologías de la información) ingenieros y programadores se presentan muy poco a las ofertas y el reclutador tiene posibilidad de leer con más detenimiento.

La tendencia actual es que el CV sea cada vez más corto; según Volpi lo ideal son dos carillas.

 “Hay que tener mucha capacidad de síntesis. Sobre cursos y seminarios es importante elegir los más relevantes, a veces uno quiere poner todo pero eso va contra el impacto que va a tener ese currículum” 

María Laura Volpi, KPMG

¿Cómo enganchar a un reclutador?

La forma en la que se presenta el CV también es algo para pensar. Según Montaldo enviar un currículum digital en formato de documento Word puede crear la imagen de que la persona es “poco profesional”, o de que cuenta con poco conocimiento tecnológico. Siempre lo ideal es enviarlo en formato pdf.

Las redes sociales se presentan en el escenario laboral como una herramienta más para buscar ofertas de trabajo. Bueno considera a LinkedIn como “una vía importante y formal para poder acceder” y dijo que puede funcionar como currículum. “De hecho nosotros (Human Phi) capturamos talentos en Linkedin” contó. La formación, experiencia y si es posible, recomendación de colegas son elementos que, considera, no pueden faltar en el perfil de esta red social.

Human Phi recluta postulantes en base a la metodología “Headhunting”. Este método de selección de personal permite a los “caza talentos” hacer una búsqueda directa del perfil de trabajador que la empresa solicita, sin que el candidato este necesariamente buscando trabajo. La búsqueda, que es activa por parte del reclutador y pasiva por parte del postulante, se realiza en base a palabras claves según explicó Bueno. “Si buscamos un analista genexus se escribe ‘analista genexus’ y ahí aparecen todos los que tienen esa formación o esa experiencia, y nosotros nos comunicamos invitándolos a ver la oferta de trabajo”.


Por esta forma de búsqueda la reclutadora recomendó tener actualizado el perfil de Linkedin con estas posibles palabras claves que puedan coincidir con lo que necesita un reclutador.

Todos los profesionales consultados coincidieron en que en sus respectivas empresas no es una práctica habitual mirar las redes sociales de los postulantes, más allá de LinkedIn, red social específicamente dirigida a la búsqueda de empleo. Volpi recomendó que al menos, una vez a la semana los usuarios abran su perfil de Linkedin, pues muchas veces se envían ofertas que no ven.

“Las redes sociales no se utilizan para evaluar candidatos, pero sí es cierto que cada vez más son un mecanismo muy importante de atracción de talentos” dijo Guastini. "Lo mejor es ser vos mismo en todos los aspectos de tu vida, y también en tus redes sociales, porque si intentas mostrar algo que no sos al final del partido vas a ser infeliz y podes terminar en una empresa que no queres. En la autenticidad es donde uno puede mostrar que es consistente con lo que piensa y lo que hace”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...