Ciencia > HISTORIA

¿Infidelidad y rencillas? Los mitos de por qué no hay un Nobel de Matemáticas

La razón por la que Alfred Nobel excluyó a esa disciplina puede ser mucho  más prosaica

Tiempo de lectura: -'

02 de octubre de 2018 a las 13:53

Alfred Nobel fue químico, ingeniero, inventor de la dinamita, fabricante de armas y empresario. Registró 350 patentes y se hizo rico. En su testamento, dejó escrita la orden de que, con un fondo de su fortuna millonaria, se premiara a las personas que hubieran hecho mayores contribuciones durante el año anterior en Literatura, Fisiología o Medicina, Física, Química y la Paz. Esas eran las disciplinas más afines a sus intereses, entre los cuales no se encontraban las matemáticas. En ese entonces no se incluyó el Nobel de Ciencias Económicas que se entregó por primera vez en 1968.

Los ganadores de los premios son elegidos por diferentes instituciones que Nobel se encargó de designar: la Real Academia Sueca de las Ciencias (Física y Química), el Instituto Karolinska (Fisiología o Medicina), la Academia sueca (Literatura) y el Parlamento noruego (Paz). Después se añadió el Banco Central sueco para entregar el de Economía.

Sin embargo, las matemáticas no fueron tenidas en cuenta en el testamento de Nobel. ¿Por qué? Hay dos posibles causas: por un lado, se cree que la mujer de Alfred le fue infiel con el matemático sueco Gösta Mittag-Leffler y que Nobel decidió olvidarse de la disciplina en venganza; pero lo cierto es que nunca estuvo casado. También se cree que la causa de la omisión fue la enemistad intelectual que mantenía con ese matemático sueco. Pero hay que tener en cuenta que Mittag-Leffler comenzaba a sobresalir cuando Nobel ya no vivía en Suecia. Puede ser que Nobel decidiera excluir a las matemáticas de las categorías premiadas por una razón mucho más prosaica: no le interesaban mucho.

En realidad, se desconoce la verdadera razón de por qué no existe esta categoría dentro de los premios Nobel. No obstante, que no exista un Premio Nobel para esta ciencia no significa que no tenga reconocimiento. Para los matemáticos hay otros premios que son considerados con la misma importancia: la Medalla Fields y el Premio Abel, creado por el Rey de Noruega.

El canadiense John C. Fields puso el dinero para el premio gordo de las matemáticas: la medalla Fields, que se entregó por primera vez en 1936. En 1966 se pasó de dos a cuatro medallas. Se otorga cada cuatro años con ocasión de los Congresos Internacional de Matemáticos. Los candidatos deben ser menores de 40 años. En 2014, una de las cuatro medallas Fields fue otorgada a la iraní Maryam Mirzakhani, profesora de la Universidad de Stanford, recientemente fallecida.

 

Con base de Agencia SINC

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...