Tecnología > MENSAJERÍA INSTANTÁNEA

¿Qué información compartirá WhatsApp de tu teléfono a partir del cambio de su política de privacidad?

Una experta en derecho informático explicó que todavía no está claro el alcance de la medida, que la decisión viola la ley uruguaya y la app “subestima” al usuario

Tiempo de lectura: -'

13 de enero de 2021 a las 05:04

WhatsApp anunció que, a partir del 8 de febrero, actualizará sus términos y condiciones. Esto sembró la duda de muchos usuarios uruguayos. ¿Cuánto me afectará? ¿Cuál y cuánta de mi información será compartida? ¿Mis conversaciones podrán ser vistas por algún funcionario de la app, o por empresas?

El servicio más popular de mensajería instantánea, que fue comprada por Facebook en 2013, aclaró en las últimas horas en sus canales oficiales: "este cambio no altera el encriptado de punto a punto", explicaron. Esto significa que nadie es capaz de observar las conversaciones entre los usuarios. "WhatsApp no puede ver tus mensajes privados o escuchar tus llamadas ni nadie puede hacerlo en Facebook (…) Lo que sea que compartas, queda entre ustedes", explicaron en una imagen difundida en las redes sociales.

También aseguró que la información que se comparte en grupos es privada, y que tampoco se pueden compartir sus contactos con Facebook. "Cuando nos da permiso, accedemos solo a los números de teléfono de su libreta de direcciones para que la mensajería sea rápida y confiable, y no compartimos sus listas de contactos con las otras aplicaciones que ofrece Facebook", indicaron.

¿Qué cambia para el usuario, según WhatsApp?

Las nuevas condiciones permitirán compartir información "adicional" entre WhatsApp y Facebook y otras aplicaciones como Instagram y Messenger.

En una publicación sobre preguntas frecuentes, WhatsApp aclara que conoce el número de teléfonos y otra información proporcionada en el registro (como el nombre), información sobre el teléfono, incluido la marca, el modelo y la empresa de telefonía móvil (Antel, Claro o Movistar, en el caso de Uruguay).

También puede conocer la dirección IP, que especifica la ubicación de la conexión a internet (sabe el país desde donde se produjo, pero no el lugar exacto en donde está la persona; eso permanece encriptado, según WhatsApp). Y también accede a la información sobre cualquier pago y transacción financiera realizada a través de su app.

Pero según informó BBC en base a las preguntas frecuentes que incluye WhatsApp, también hay que leer la letra chica, porque el cambio también deja la puerta abierta para que la empresa pueda compartir "cualquier dato cubierto por su política de privacidad". Eso incluye los números de teléfono de la libreta de contactos del usuario, actualizaciones de estado, información sobre cuándo las personas usan WhatsApp y por cuánto tiempo, y números de identificación únicos para los teléfonos de los usuarios.

Ahora toda esa información puede compartirla con Facebook "para mejorar productos y anuncios". Esto no rige para Europa, ya que está en negociaciones con organismos europeos sobre protección de datos.

El anuncio repentino de WhatsApp la semana pasada disparó las descargas de Telegram, el eterno competidor de WhatsApp, y también de Signal, otra app de mensajería instantánea que asegura mayor privacidad de los usuarios.

Unos 25 millones de usuarios descargaron Telegram en las últimas 72 horas, afirmó este martes su fundador, el ruso, Pável Dúrov. Configuró un récord para esta app.

Pero, ¿cuánto afecta en la práctica este cambio normativo de la app de mensajería por excelencia de los uruguayos?  La doctora, Bárbara Muracciole, docente de Derecho Informático de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, aclaró varios puntos sobre este tema a Cromo.

¿Cuánto afecta al usuario esta nueva medida?

No está claro el alcance de los cambios. Hay mucha gente leyendo y revisando lo anunciado. La propia empresa está haciendo algunas aclaraciones. No hay claridad en el alcance. ¿Por qué digo esto? Es que a priori esto afectaría a todos los usuarios. El impacto tiene que ver con el alcance que tienen ellos al compartir información con otros productos de Facebook, no solamente Facebook como red social, sino Instagram y otros. Esto es lo que surge de las lecturas de las políticas.

WhatsApp ha dicho que mantiene encriptados los mensajes privados de los usuarios. Esto ya se sabía que lo hacía desde hace años. ¿Qué opinión te merece esta aclaración?

Creo que están subestimando al usuario. En realidad, en todo este tema el contenido del mensaje es lo menos importante. La “metainformación” es más importante que el mensaje en sí mismo. Lo que yo te digo a vos por WhatsApp es lo que menos le importa a WhatsApp o a Facebook. Lo que más les importa es todo lo que rodea a ese mensaje: cuánto uso la aplicación, con qué frecuencia, con qué personas interactúo, si participo de los mismos grupos, si tenemos los mismos intereses. Ellos centralizan esa aclaración en si (sus empleados) pueden ver o no el mensaje y creo que subestiman al usuario.

Facebook es dueño de WhatsApp desde 2013. ¿Hasta ahora este vínculo no implicaba que la información que arrojaba la app de mensajería pudiese ser vista o utilizada por la red social?

No. De hecho, una de las cuestiones que preocupó en el momento que Facebook compra WhatsApp era justamente eso. La empresa, durante mucho tiempo, se preocupó en decir y supuestamente decía que no compartía información. Salvo por algunos temas empresariales, la información de uso de la aplicación no era compartida con el resto de las empresas. Fue algo que constantemente se ocuparon de aclarar.

En Europa, estas (nuevas) políticas no aplican porque en 2016 se obligó expresamente a Facebook a no compartir ningún tipo de información con WhatsApp.

¿Entonces estas modificaciones implican un mayor control de Facebook sobre cómo nos comportamos con sus herramientas?

El objetivo de esto es perfilar mejor a los usuarios para que la publicidad esté mejor dirigida. Esto implica fortalecer a Facebook para potenciar la venta de publicidad. Si efectivamente vas a compartir toda la información de los usuarios con otros productos de Facebook, esto lo que hace es un mejor perfil de uso. Van a cruzar información.

¿Cuánta más de información de la que tenía hasta ahora?

Mucho más porque hasta ahora eran mundos separados. Si bien se sospecha que pudo haber algún cruce y con esto (la actualización de los términos y condiciones) lo están legitimando, eran mundos separados.

Además, hay usuarios de WhatsApp, que me incluyo, que no somos usuarios de Facebook. A partir de este cambio, mis interacciones estarían alimentando a Facebook, siendo que no soy usuaria de esa red social. Yo pasaría a formar parte de esa gran base de datos, pero no soy su usuaria, sino de WhatsApp. Acá lo que se está buscando es una publicidad mejor dirigida.

¿Esto que hace WhatsApp, es algo legítimo?

Esto, a priori, no es algo legítimo. Si bien parece que te dan la posibilidad de optar, no estás optando. Es: “o lo aceptás o te dejo de dar el servicio”.

Un experto en derecho informático le dijo a la BBC que aplican el “consentimiento forzado”. ¿Esto es así?

Exacto. El consentimiento tiene que ser libre, expreso e informado. Cuando a vos te dicen “es esto o nada” y en realidad vos querés seguir usando la herramienta, no te están dando la posibilidad de elegir de verdad. Ese consentimiento está viciado, no es libre. Ahora se concibe la privacidad de forma granular.

¿Qué significa eso?

Yo te tengo que dar diferentes opciones o capas. Si la herramienta respetase la legislación europea, te tendría que dar la opción si querés o no compartir (la información de WhatsApp a Facebook).

¿Esto la ley uruguaya lo contempla?

Sí, por supuesto. Nuestra ley exige el previo consentimiento informado y tiene que ser libre. Acá no se está dando esa libertad y el consentimiento estaría viciado. Esto fue aprobado en la última reforma de la ley de Protección Datos Personales, en 2018, que incorpora la privacidad por diseño y privacidad por defecto. Por ejemplo, decidir no aceptar compartir o elegir con quién hacerlo. No estaría cumpliendo con nuestra legislación.

¿Uruguay podría denunciar a WhatsApp por esta medida?

Se podría, pero el tema es que no tenemos fuerza. Lo que está fuera de la Unión Europea para ellos no representa ningún tipo de amenaza. Se podría, desde la Red Iberoamericana de Datos Personales, iniciar una conversación. Nosotros no tenemos una representación en nuestro país de la empresa y eso lo hace más difícil.

En esto hay un componente cultural: la gente usa este servicio, está universalizado. ¿Qué puede hacer el usuario ante este panorama?

Lo bueno que está pasando es que el usuario está entendiendo que hay un uso exagerado de su información personal y eso le genera lucro a determinadas empresas.

También es importante abrir el juego. No usar solo una aplicación. Si bien no implica dejar de usarla, sí usar otras para determinadas cuestiones. La fuerza se la estamos dando los usuarios a estas compañías. Acá la clave es quién concentra toda la información. Se está generando un monopolio de información en dos o tres empresas y eso empieza a ser preocupante y en algún punto los que pueden dejar de generarlo son los propios usuarios. Más allá de las legislaciones, el usuario tiene la posibilidad y está bueno que la explore.

Hay un concepto de marketing que utilizan estas empresas que aseguran que son las mejores y el resto no tienen determinadas funciones que ellas sí poseen. Si uno utiliza otras herramientas, como Signal, se va a sorprender con la cantidad de gente que la utiliza.

¿Por qué creés que Facebook actualiza estas políticas? ¿Cuál es el afán que tiene su creador, Mark Zuckerberg, sobre este tema?

Parecería que Facebook está perdiendo información que le llegaba desde otros lados (…) En algún punto, está perdiendo fuerza y necesita alimentarse de algún lado porque vive del perfilamiento de la publicidad. Por más que a nosotros nos parece que tiene toda la información que necesita, no sabés qué compromisos asumió o qué tipo de información tiene que brindarles a sus consumidores. Y no se sabe a qué nivel llega ese perfilamiento. Parecería ser que necesita fortalecerse de alguna forma porque está en un proceso de debilitamiento que tendrá que ver con el crecimiento de otras empresas, con marcos normativos que se están aplicando. No es tan fácil como antes consumir información de la gente. Se le ponen barreras y están funcionando.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...