26 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
5 de septiembre 2019 - 5:03hs

Apenas empezó setiembre. Sin embargo, los operadores turísticos ya buscan alternativas para tratar de afrontar la próxima temporada de verano de la mejor forma posible. El mal momento de la región, y en particular de Argentina obliga a pensar con tiempo estrategias para atraer visitantes.

Dónde alojarse y cuánto gastar en el alquiler de una casa o apartamento es un punto central que la mayoría de quienes optan por descansar en el este resuelven con antelación. Ese desembolso depende en gran medida de las pretensiones que tenga el propietario del inmueble. ¿Qué recomiendan las inmobiliarias de cara a un verano que pinta más difícil que el anterior? Renunciar a algunos dólares para ganar en atractivo.

En diálogo con El Observador, el presidente de la Cámara Inmobiliaria Maldonado Punta del Este, Javier Sena explicó que como base se está aconsejando a los dueños de las viviendas a mantener precios similares a los que se cobraron en los arrendamientos realizados el año pasado.

Y en una segunda instancia se sugiere rebajar las tarifas en dólares, especialmente para ser más competitivos de cara a los clientes argentinos. Convencer al propietario para que alquile más barato no siempre es fácil, aunque en esta oportunidad hay un elemento que juega a favor al momento de hacer cuentas y calcular costos. En lo que va del año el dólar subió arriba de 13% en la plaza local y eso da algo más de tranquilidad. Esto porque la inflación acumulada en el año (hasta agosto) es de 7% y los previsiones de los expertos es que termine sobre 8% para fines de año. Por tanto, si el tipo de cambio se sostiene en los niveles actuales, los propietarios estarían con una ganancia en términos reales (descontando la inflación) en pesos del orden del 5% solo por mantener sin cambios sus tarifas en dólares respecto al arranque de la temporada pasada. 

Las condiciones y bonificaciones de cada negocio dependerán de las expectativas y urgencias de cada propietario. Por ejemplo, el verano pasado hubo quienes aceptaron aplicar descuentos recién sobre el término de la temporada. En un escenario de escasa demanda y amplia oferta era la única forma de cerrar un contrato y asegurarse un ingreso para poder cubrir gastos fijos y de mantenimiento. Así era fácil encontrar rebajas de 10%, 20% e incluso por porcentajes mayores durante la segunda mitad de enero y comienzos de febrero.

En general, las inmobiliarias ofrecen primero los inmuebles con tarifas similares o más bajas que la temporada pasada. Con la foto de hoy, se espera que la mayoría de los propietarios tengan precios competitivos para poder alquilar, acordes con la estrategia de precios promocionales que prepara Maldonado en otros sectores como hotelería y gastronomía.

Por otro lado, una fuente del mercado inmobiliario dijo a El Observador que ya hay propietarios que buscan contactarse con viejos arrendatarios residentes en Buenos Aires para saber si quieren volver a Uruguay este verano y bajo qué condiciones. En general se trata de turistas que se hospedan en los mismos inmuebles hace ya varias temporadas. Así, hay quienes después de escuchar las ofertas ya están cerrando acuerdos de palabra. Esto ocurre particularmente en balnearios al este del arroyo Maldonado.

Pero también está el caso de propietarios que prefieren esperar para mover sus fichas y apostar sus baterías al turista uruguayo. “Si bien es lógico que hay que rebajar (los alquileres) y en general se entiende, tampoco nadie quiere regalarlos”, relató. El uruguayo es otro tipo de público que ha ido tomando relevancia en los últimos años, aunque está lejos de poder cubrir el faltante de argentinos.

También se tiene claro que la incertidumbre reina y que el grueso de los argentinos hoy no está pensando en vacaciones. A falta de casi dos meses para las elecciones al otro lado del charco, se considera que recién en noviembre se tendrá algo más de certeza sobre qué puede esperarse para los meses de diciembre y enero.

Marcelo Umpierrez

Esfuerzo de públicos y privados

De lo que no existen dudas es que la captación de argentinos demandará el esfuerzo tanto del sector público como privado. En las últimas horas las gremiales de Maldonado presentaron una batería de medidas que a su entender deberían implementarse.

Entre las “medidas amigables para el turista”, se entiende necesario disponer de bonificaciones en los peajes y de vales de combustibles para aquellos visitantes que opten por estadías mayores a siete días. A eso se suman otros pedidos, como acuerdos de precios con supermercados.

En la lista también figura el congelamiento en tarifas de servicios públicos como forma de ayudar a los operadores a reducir costos fijos en un momento de rentabilidades bajas.

Además, se pide al Congreso de Intendentes que no se incremente la contribución inmobiliaria y patente de rodados para el próximo año. Por otro lado,  se solicita fijar tasa 0 para el pago de IRPF de alquileres para la próxima temporada.

Por otro lado, en las últimas horas la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, aseguró que se está analizando plantearle a algunos intendentes departamentales bajar la contribución inmobiliaria a los argentinos que tienen propiedades en la costa uruguaya, como parte de una de las medidas para minimizar los efectos del cepo cambiario.

“Los intendentes de la costa podrían hacer alguna medida con la contribución inmobiliaria a los ciudadanos argentinos que tienen sus propiedades en la costa uruguaya”, sostuvo al programa radial Doble Click de FM Del Sol. 

Kechichian añadió que desde el sector privado también se debe colaborar “seguramente también renunciando un poco a sus ganancias y a su rentabilidad”. En esta línea, dijo al programa radial que se debe priorizar no “perder a los turistas porque volver a reconquistarlo también tiene un costo”. 

 

 

Temas:

Inmobiliarias Punta del Este Alquilres Argentinos Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar