Cargando...
Alejo Umpiérrez, intendente de Rocha

Nacional > ENTREVISTA

Alejo Umpiérrez: "La apuesta es ganarle La Paloma" al Frente Amplio

En entrevista con El Observador, el intendente de Rocha conversó sobre sus perspectivas de la temporada, las oportunidades del departamento para captar turistas extranjeros de alto poder adquisitivo, las apuestas políticas de los blancos y la campaña por la LUC

Tiempo de lectura: -'

10 de enero de 2022 a las 05:03

"Ese es el lema de la casa", dice el intendente de Rocha, mientras señala el letrero en una repisa de su despacho. "Existir, persistir, resistir, y nunca desistir", profesa, una muletilla de la que Alejo Umpiérrez se vale para transitar su primer gobierno departamental tras 15 años de administraciones del Frente Amplio (FA), con quien reconoce mantener un vínculo "ríspido" en lo político. 

En entrevista con El Observador –a quien recibió en el palacio de la calle rochense General Artigas–, el jefe comunal aborda las perspectivas de una temporada que está registrando "muy poco extranjero" en sus balnearios, proyecta un turismo para un segmento de "alto poder adquisitivo, refiere a la apuesta sobre la costa como uno de sus buques insignia y asegura que "la LUC es una ley de centro".

¿Cómo viene la temporada? ¿Movió la aguja la reapertura de fronteras?
Rocha de costa costa está de bote a bote. La apertura de fronteras no ha movido la temporada. Hay muy poco extranjero, con una gran afluencia del turismo interno. Posiblemente el impacto del tipo de cambio en Argentina y la restricciones sanitarias en Brasil afecten. El turista argentino en Rocha no es del mismo segmento que Punta del Este, donde sin importar el tipo de cambio y las condiciones económicas, hay una corriente fija de turistas de alto poder adquisitivo. En La Paloma, el 1º de enero el consumo de agua fue equivalente a 50 mil personas, en un lugar donde el último censo indicaba que había 4.000 habitantes. Otro tema es el gasto promedio: Rocha en 2019 recibió 43 mil turistas argentinos y 16 mil brasileños que consumen promedialmente el doble que los uruguayos. Vamos a ver si el turismo nacional puede compensar esa diferencia.

En Maldonado están llegando a instalarse muchas marcas, y hay un boom inmobiliario. ¿Puede replicarse en Rocha?
Rocha viene teniendo un corrimiento de argentinos que se instalan entre la Laguna Garzón y la de Rocha. Allí tenemos muchos nombres importantes como Antelo, Soldati, Paolo Rocca de Techint, Bulgheroni, a los Roemmers de los laboratorios. Todavía cruzan para Rocha en formato chacras, pero queremos generar la movida de la inversión. Rocha está a punto de dar un salto y tenemos que ayudarla en facilidades económicas para generar mano de obra y un impacto de infraestructura fuerte en la costa, que es lo más necesitado que tenemos.

¿Ve factible eso de que se instalen proyectos de alta gama e inmobiliarios en Rocha?
Todavía no me atrevo a decirlo, pero sí hay un creciente interés. Recibimos inversores del sector inmobiliario y nos hemos reunido con la Asociación de Argentinos Residentes en Uruguay, un grupo muy importante que ha emigrado con un fuerte poder económico y que quieren explorar en Rocha. Tenemos una licitación en marcha del (hotel) 5 estrellas con tres preseleccionados; dos quedaron en el camino y uno va a seguir el proceso. Solo calificó una propuesta para La Paloma. Ahora apareció un nuevo interesado en el proceso. Serían US$ 87 millones con centro de convenciones y casino privado. Pero está en un anteproyecto que no participó en la fase de precalificación, se tendría que presentar el proyecto de licitación. Pero yo, que he sido reticente en todo el proceso, es la primera oferta que yo veo con visos de seriedad. 

¿Dónde sería y a cargo de quién?
Sería donde estaba el viejo camping de la Aguada de los Delfines, donde estuvo PIT-CNT. Permíteme que no te diga el inversor todavía. Pero es un sistema hotelería en desarrollo horizontal. 

Hubo una apuesta para alejar a los boliches de las zonas pobladas. Alma La Pedrera es el único gran baile a las afueras, aunque igual tuvo descontentos. ¿Cómo sería ese hub de boliches que están proyectando?
Rocha tiene espacio, pero tenemos que organizarnos. Se prostituyó y se deterioró a La Pedrera como punto de turismo muy importante mediante el carnaval, que siempre terminaba en "desbundes", y los grandes bailes en su interior. Existen quejas sobre el nuevo boliche, pero debemos recordar a los pobladores que el reclamo inicial era sacar los bailes. No podían haber miles de personas un casco urbano antiguo y pequeño. Cumplimos con lo prometido y lo llevamos un kilómetro hacia afuera. Entendemos las molestias, pero la seguridad mejoró, el tránsito también, organizamos a los vendedores artesanales para armar una feria. No somos perfectos, pero es mejor que lo que había. Esto es un año transaccional. La idea es un hub o distintos lugares eventuales donde a lo largo de la costa se vayan desarrollando bailes a 5 o 6 kilómetros de los centros poblados. Habrá que organizar con las compañías de transporte.

¿El hub concentraría todo en un balneario?
La idea es que La Paloma, La Pedrera, Costa Azul, Arachania, Antoniópolis, Santa Isabel, Punta Rubia, tengan un único hub de boliches, en una chacra.

Si es muy lejos corre el riesgo de que igual se junten en las avenidas y plazas...
Va a pasar siempre. Dónde pongamos un baile, vas a tener juntada. Siempre va a haber una previa y una post. No nos engañemos, salvo que quieran que lo hagamos en un monte del río Cebollatí. Vamos por un modelo diferente, pero no es excluyente. No podemos estar tal cual nos encanta en la sociedad. Es necesario tener tranquilidad –yo ya integro esa generación– pero también tengo que entender que a mi hijo de 18 le encanta ir a bailar.

¿Cuál es el buque insignia de su gestión?
Dejar un Rocha direccionado hacia el desarrollo y que dentro de cinco años miremos para atrás y no queramos volver al punto de partida. Sin perjuicio de ser frontera, pradera y puerto, Rocha tiene que afirmarse como destino turístico y generar una mirada sobre la costa que no ha tenido. Como no hay peso electoral en la costa, Rocha mira las localidades importantes. Eso genera que no haya inversión. Si queremos turismo para un mayor segmento económico, tenemos que generar mejor infraestructura. El hotel 5 estrellas va en ese sentido, los US$ 10 millones del fideicomiso que fracasó iba exclusivamente a la costa. Vamos a sacar parte de las obras en un fideicomiso chico. Vamos a avanzar en bituminización, mejorar calidad de servicios costeros, inauguramos 12 paradores por US$ 25 mil cada uno, sustituyendo a los viejos chiringos de playa. Los que quedaron mejoraron su calidad, más allá de su rusticidad, que es un aspecto típico. La costa tomó un valor para la intendencia que no tenía: por concesiones de playa se recaudaban $ 500 mil en el 2019, este año de transición vamos a recaudar US$ 62 mil y el que viene US$ 124 mil, porque ahí se duplican los cánones que hoy están a la mitad. 

El ahorro está muy presente en su discurso, y el contraste con la administración del FA. Ahora está la discusión por el fin del convenio de cooperativas que desempeñan servicios desde anteriores gobiernos. 
El ahorro es un fin para volcar en obras. En el 2021 ahorramos $ 82 millones sobre el presupuesto anterior. Esos casi US$ 2 millones van a parar a un fideicomiso pequeño de US$ 8,6 millones, sumados un dinero de amnistía que generamos US$ 4 millones que –en lugar de gastarlos chabacanamente bartoleando cargos públicos– los pusimos en una cuenta especial. Hoy tenemos para ese fideicomiso US$ 6 millones en caja y en marzo esperamos completar la financiación del 100%, lo cual me va a permitir pasar una fase tres de obras. Son la posibilidad de generar más de US$ 2 millones de ahorro por año, con lo cual podríamos hacer un nuevo proceso de inversión de unos US$ 8 millones adicionales para carpeta asfáltica en los circuitos primarios de las localidades más importantes. 

¿De dónde se saca ese ahorro?
De múltiples lados. Hicimos una reconversión general del departamento de Higiene. Ahí vimos que en su momento habíamos recibido una iniciativa de un operador privado que proponía recolectar los residuos de Rocha y la zona costera dependiente de La Paloma por un monto al que no le habíamos dado bolilla, porque nos jugábamos al fidecomiso. Cuando quedamos sin esa posibilidad, estudiamos la propuesta y nos resulta US$ 20.000 más barata al año. Pero además significa tener camiones nuevos, contenedores con más capacidad, lavadoras de contenedores nuevas. Nos va a permitir redistribuir a 53 personas, llevar el aparato logístico de Rocha capital –el mejor en calidad– hacia el interior y jubilar camiones del interior. Había ocho cooperativas sociales creadas políticamente a través del Mides. Salieron del despacho de la Intendencia con el mismo formato de la solicitud, del mismo profesional. 

El exintendente Aníbal Pereyra dice que se respetó la ley.
Fueron a dedo, sin licitación. Lo grave es que además de los salarios reciben partidas extrasalariales que no responden a ningún tipo de balance. Se daban al criterio de una partida que salía del intendencia y que nunca supimos a dónde iba, porque los trabajadores cobraban su sueldo. Llegaron a ser el 30% del componentes salarial, y el cálculo entre las ocho cooperativas nos da US$ 870 mil que no sabemos a dónde van. No estoy dispuesto a seguir tirando graciosamente casi US$ 1 millón cuando con eso hago cuatro o cinco barrios de bitumen. Ahora realizamos una licitación pública que se adjudicó a la Fundación A Ganar, en la que hubo invitación a otras oenegés como El Abrojo, Alternativa Chuy, notoriamente vinculadas a la izquierda que no se presentaron.

¿Por qué no?
No sé. A sus correos electrónicos llegaron las comunicaciones correspondientes. 

¿No parten en desventaja cuando el intendente dice que están “notoriamente vinculadas a la izquierda”?
No. Yo lo que quiero es costos y defender la plata del contribuyente. No me importa a quién está vinculada. Si una onegé vinculada a la izquierda me presenta un presupuesto que me signifique una economía, bienvenida sea. Además las oenegés tienen un factor adicional. Como tienen un componente educativo, te ahorran el BPS patronal y baja el costo respecto a las cooperativas sociales. 

En esta licitación quedó como única oferente la Fundación A Ganar. El año pasado estuvo la polémica por la participación del secretario general Valentín Martínez en la Comisión de Adjudicaciones de la intendencia, que contrató a esta oenegé donde su hermana es referente. La Junta Anticorrupción entendió que Martínez no incidió para beneficiarla, pero aconsejaba: "Hubiera sido prudente que se excusara de participar". ¿Sigue estando en la Comisión?
No estuvo, obviamente, pero desmitifiquemos. Es como si compráramos productos Conaprole y alguien estuviera vinculado a un directivo. Lo que uno no puede tener es compras directas, y en el caso de la hermana del secretario general lo hemos dicho hasta el hartazgo: es directora técnica de equipo, no de la parte ejecutiva. 

Desde la oposición se mira con atención a esta oenegé que gana cada vez más terreno con un gobierno blanco. 
La Fundación A Ganar nació en gobiernos del FA. Ganó licitaciones en el Ministerio de Educación de Cultura, de Transporte, en ANEP, en una secretaría de Presidencia de la República como es Deportes, en la puerta de por medio del presidente Tabaré Vázquez. No se objetó nunca que sus referentes fueran blancos. Ahora aparece ese problema que no vieron ellos en el pasado. Parecería que hay una campaña de satanización de la Fundación A Ganar porque tiene vinculaciones, lo mismo que otras organizaciones están notoriamente vinculadas a espacios de izquierda. Lo que importa es si lo hacen bien y si el costo sirve. Hasta ahora el FA la contrató durante trece años y parece que sin ningún tipo de problemas. Acá tuvimos el trabajo de la oenegé para cuatro municipios, entre ellos el frenteamplista de La Paloma. Tuvimos la posibilidad de dejar el contrato descolgado a fines de febrero y, al hacer la consulta, el municipio dijo que estaban satisfechos con el servicio prestado por Fundación A Ganar. 

¿Cómo está su vínculo con el FA en Rocha?
Tengo diálogo personal y humano con todos los dirigentes. En términos políticos debo reconocer que está ríspido. Hemos encontrado una actitud de bloqueo permanente. Hasta votaron en contra del fideicomiso que se financia en este mismo gobierno, ya no en contra del que excedía el período. Hay una obstruccionismo que llegó a votar en contra una escuela en el balneario de La Esmeralda. Tuvimos que reconsiderar una votación de un terreno para Mevir, porque había un contado en contra de que la Intendencia le cediera un terreno. Después hay un diputado que ha "tinelizado" la política: Gabriel Tinaglini es Tinelli al hacer un stand up de la política. Nosotros como oposición fuimos leales y nunca hicimos una denuncia penal que podríamos haber hecho para jugar para la tribuna.

Es una herramienta legal para ejercer oposición. 
Con eso no se juega. 

Pero no es juego si entiende que hay elementos...
Tenía un fallo del Tribunal de Cuentas previo que decía que no había ilegalidad. Solamente cuestionaba de que no había rubros disponibles – no teníamos presupuesto vigente– y que habíamos comenzado la ejecución antes de tener el veredicto del Tribunal. La Jutep dice que hubiera sido deseable la abstención del secretario general y lo compartimos. Fue por inobservancia. Si hubiéramos tenido mala fe, lo primero que hacía era sacar al secretario general y quedate tranquilito mientras hacemos el chanchullo. La propia Jutep dice que no hay nada ilegal. ¿A título de qué denuncia el diputado 10 meses después?

¿Qué mejor que tener a la Justicia para laudar?
Yo soy abogado, y siempre tuve en cuenta que una denuncia mancha, y del archivo poca gente se entera. Mediatizar la política a través de la Justicia es un recurso facilongo. Tiene que ser el campo real para voltear los actos de corrupción, pero no un campo más de acción política. 

Las últimas elecciones en Rocha mostraron un escenario muy reñido entre Partido Nacional y FA. ¿Entiende que es la cara más confrontativa hacia la fuerza política que gobernó el departamento por 15 años?
Yo creo que el FA no ha procesado su dueño electoral todavía. Es una zona de frontera política, donde históricamente no ha estado sujeto al poder de ningún partido. No es como Durazno o Flores donde hace 40 años gana el PN, o Montevideo donde hace 35 está el FA. 

Sabemos que el panorama está entre blancos y frenteamplistas. ¿Usted es la cara confrontativa?
No, yo soy un tipo de convicciones, y con ellas combato. 

El excandidato nacionalista José Carlos Cardoso firmó en su momento la búsqueda de "entendimientos" con Aníbal Pereyra, que entonces iba por la reelección. Hubo de esa parte un acercamiento que usted no tuvo, mientras que hoy mantiene varios cruces políticos con el exintendente. 
No los mantengo, simplemente actúo. Me reuní con Pereyra por el fideicomiso para ver si encontrábamos un camino conjunto. Hablamos con (Yamandú) Orsi y volvimos a hablar con Pereyra para levantar los vetos cruzados. Hemos tenido diálogo, pero a veces se entiende que tackleando a tu adversario uno llega a la raya. 

El PN cortó 15 años de gobiernos del FA en Rocha. A nivel municipal ganó el Chuy, hasta entonces un bastión. ¿Por qué le sigue siendo esquiva La Paloma?
Nos faltaron 15 días más. Perdimos por 300 votos. Focalizamos nuestra acción básicamente en el Chuy y descuidamos La Paloma. Cuando vimos que el Chuy estaba "asegurado", nos volcamos a La Paloma e hicimos el acto final ahí. Achicamos la brecha notoriamente, pero no nos dio el tiempo.

Usted menciona a su buque insignia en los balnearios, pero sin embargo parte de eso se mantiene como un bastión frenteamplista. 
Yo se lo decía al (difunto alcalde) Alcides Perdomo y ahora a Sergio Muñiz: la apuesta es ganarles La Paloma. En el buen sentido, como ellos van a ir por el resto, y es la lógica electoral. Pero no voy desde el punto de vista de estrangular a La Paloma, sino de ganarle en obras. Preparando la temporada hicimos 3.700 metros de asfalto. En ningún otro lugar de la costa hicimos eso. Hicimos 1.500 metros de carpeta asfáltica en la rambla de La Aguada desde el paseo de bahía hasta el hotel Palma de Mallorca. Vamos a agregar en el fidecomiso 1.500 metros más de carpeta asfáltica para que dure 20 años de ahí hasta Costa Azul. Vamos a hacer la rambla y los accesos en carpeta asfáltica. La política es una carrera por la excelencia, no por la mediocridad. 

¿En términos electorales su foco va a estar en ganar La Paloma?
El foco es volver a ganar, y puede ser ganando en La Paloma o no. No es para tomárselo a pecho, uno intenta ganar en todos lados. Yo quiero demostrarle a La Paloma que hay una forma diferente de gestionar un balneario y que la podemos hacer nosotros. Y sin quererlo, sobre la marcha, estamos encontrando el candidato ideal para futuro alcalde. 

¿Quién?
Ese me lo reservo. Es de La Paloma y que está haciendo allí una gestión descollante. Vino del PN, pero es un hombre proveniente de la izquierda. 

El candidato cabildante Martín Rodríguez –hoy director de Producción y Desarrollo– habló en campaña del erradicar al "turismo hippie". ¿Le interesa mantener el turismo hippie?
Rocha tiene lugar para todo. No hay que erradicar nada, eso es una vertiente del autoritarismo. Sí creemos en incorporar un segmento de turistas de alto poder adquisitivo, y mantener al resto, que hasta son parte del folcklore. Valizas sin un hippie no sería comprensible; tenemos 5 mil hectáreas de los mejores lugares del Uruguay en Santa Teresa para hacer camping. Pero cuando decimos que el camping de La Aguada queremos transformarlo en un lugar de niveles de construcción que genere tributos –los campings municipales jamás dieron utilidad–, queremos generar mano de obra. Eso hoy en día no genera nada. El camping de La Aguada es el único que a La Paloma le queda disponible frente al mar para trabajar inmobiliariamente. 

Los intendentes blancos van a hacer campaña por el NO del referéndum, sobre todo en el interior. ¿No les da un pie de ventaja sobre la oposición?
Lo que va a dar ventaja es hacer comprender la ley a los sectores que están esperando que se la expliquen. Hay quienes votan por su condición política, y otro conjunto de gente –marginal– espera que le expliquen. 

Los intendentes tienen una plataforma muy distinta a la que va a tener la oposición. 
No se debe descalificar al elector. A la gente se la convence con buenos argumentos. Ese sector de entre un 5% y un 10% del electorado es el que define. La estrategia de bloques –entre quienes juegan en contra del gobierno y a favor– va a actuar. La ley no se aparta del razonamiento promedio del uruguayo. No tiene ninguna barbaridad, no dice cosas absurdas, en 18 meses de ejecución no ha presentando ningún obstáculo para que la población sufra las consecuencias. En el uruguayo promedio, el centro gana siempre. Y la LUC es una ley de centro. 

¿Cuál es su proyección política?
Ser intendente nuevamente haciendo bien las cosas. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...