Economía y Empresas > ECONOMÍA

Alemania se contrae en el segundo trimestre y queda al borde de la recesión

Las exportaciones arrastraron a la economía, subrayando la fragilidad del motor de Europa debido a la escalada de las disputas comerciales y la disminución de la demanda externa.

Tiempo de lectura: -'

27 de agosto de 2019 a las 11:17

La economía alemana se contrajo en el segundo trimestre debido a la debilidad de las exportaciones, mostraron datos detallados, subrayando la fragilidad de la mayor economía de Europa debido a la escalada de las disputas comerciales y la disminución de la demanda externa.

La Oficina Federal de Estadística confirmó una contracción preliminar del Producto Interno Bruto de 0,1% entre abril y junio, frente al trimestre anterior, tras una expansión de 0,4% en los tres primeros meses del año.

El desempeño fue arrastrado por las exportaciones, que bajaron 1,3%, su mayor descenso en más de seis años. Esto significó que el comercio neto redujera 0,5 puntos porcentuales de la expansión económica general. La inversión en construcción también fue un obstáculo, cayendo 1% en el trimestre.

El gasto de los hogares, el gasto público y la inversión del sector privado en maquinaria y equipos aumentaron, pero no fueron lo suficientemente fuertes como para contrarrestar el enorme freno de la balanza comercial.

Fantasma de recesión

Las perspectivas para la economía alemana son inciertas. La confianza empresarial se ha desplomado y las advertencias de algunas de las mayores compañías del país se suman a las preocupaciones por las perspectivas, acumulando presión sobre la canciller Angela Merkel para que entregue estímulo fiscal. La mayoría de los economistas espera otro trimestre de contracción, lo que se convertiría en una recesión técnica.

"Los detalles de los componentes del crecimiento muestran que la contracción se debió casi exclusivamente a la debilidad de las exportaciones", dijo Carsten Brzeski, de ING, a Reuters, agregando que las cifras del PIB mostraban que no todo era malo. "Un poco de alivio del comercio podría fácilmente conducir a un repunte hacia fines de año. El estímulo fiscal podría aumentar la confianza y mejorar el crecimiento estructural en los próximos años".

Enorme superávit

Altos cargos del gobierno han insinuado que Berlín está reflexionando sobre un mayor estímulo fiscal vinculado a un paquete completo de medidas de protección del medio ambiente. Algunos sugirieron que el gobierno podría incluso asumir una nueva deuda para financiar esas medidas.

A pesar del comportamiento mixto de la economía en los primeros seis meses del año, el Estado logró registrar un enorme superávit fiscal de 45.300 millones de euros (US$ 50.500 millones) de enero a junio, mostraron datos separados divulgados el martes. Esto representa un superávit de 2,7% del PIB.

El lunes, el Ifo Business Sentiment mostró que la confianza empresarial se deterioró más de lo esperado en agosto, alcanzando su punto más bajo en casi siete años, lo que constituye una señal más de que la escalada de los conflictos comerciales está empujando a la economía alemana hacia la recesión.

(Diario Financiero / RIPE)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...