The Sótano > THE SÓTANO / EDUARDO ESPINA

Arde el mundo: entre excepción y nuevo patrón

Las temperaturas altas se han apoderado de varias partes del mundo y los humanos no son los únicos afectados

Tiempo de lectura: -'

03 de agosto de 2018 a las 04:45

En las últimas semanas varias partes del mundo han registrado temperaturas récords. En Japón, una treintena de personas ha muerto y otras miles terminaron en hospitales debido a temperaturas superiores a los 40 grados registradas durante varios días seguidos. Se han batido marcas que se mantenían vigentes desde el siglo XIX.

¿Es un cambio irreversible, esto es, de aquí en adelante todos los veranos serán iguales en el archipiélago? ¿Es una ola de calor, o es el nuevo patrón climático que habrá en forma regular de aquí en adelante? Las interrogantes caracterizadas por el signo de la alarma colectiva incumben también al gran espectáculo deportivo a realizarse dentro de dos años, los juegos Olímpicos de Tokio en 2020. ¿Estarán seguros atletas y espectadores con temperaturas diarias cercanas de los 45 grados? Realizar los juegos en diciembre, como el mundial de fútbol de Qatar, no es una opción, por lo tanto el verano de 2019 podrá servir para constatar si las altas temperaturas son la excepción o el nuevo patrón.

En Texas, mientras tanto, las temperaturas han rondando por semanas los 50 grados, sin lluvias, en un signo de la naturaleza que estaría anticipando la gran "desertificación" de grandes áreas, es decir, la conversión de enormes praderas en desierto debido a las constantes sequías y prolongadas temporadas de temperaturas cercanas a los 50 grados. Es un panorama aterrador, muestra inequívoca y contundente para quienes aún siguen resistiéndose a aceptar el momento de desajuste ecológico, quizá irreversible, que vive el planeta, y sostienen que siempre ha habido crisis cíclicas y que la actual es una de ellas.

Además, el ser humano no es el único que sufre las consecuencias. Según la lista publicada por World Wildlife Fund (Fondo Mundial de la Vida Salvaje, o WWF, por sus siglas en inglés), son diez las especies de animales que desaparecerán de la faz de la tierra antes de que termine la próxima década. Decenas de especies de la fauna y la flora, afectadas letalmente por los cambios ambientales, han visto disminuida su población hasta el extremo de la desaparición. La población de algunas de las especies es tan mínima que la vida de las mismas tiene los días contados.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...