Estadio Olímpico de Berlin en la actualidad .

Mundo > JUEGOS OLIMPICOS

Berlín aspira a ser sede de las Olimpíadas cien años después de las del nazismo

La capital alemana busca postularse como sede de los Juegos Olímpicos de Verano de 2036, a un siglo de los que organizó el régimen de Adolf Hitler
Tiempo de lectura: -'
23 de noviembre de 2023 a las 05:01

El alcalde de Berlín, Kai Wegner, y su senadora de deportes, Iris Spranger,   dicen que la capital alemana está lista para albergar los Juegos Olímpicos de verano en 2036 o 2040.

Con el fin de conseguirlo, Wegner firmó la semana pasada la correspondiente declaración ante la Confederación Alemana de Deportes Olímpicos (DOSB).

Si Berlín ganara la candidatura para 2036, los Juegos se celebrarían exactamente un siglo después de las Olimpiadas de 1936 organizadas por los nacionalsocialistas.

La propuesta ha desatado ya una polémica ya que muchos creen que hacer coincidir el evento es una ofensa a la memoria de las víctimas del régimen nazi.

"Da la extraña impresión de una celebración centenaria", afirmó el historiador Oliver Hilmes en el diario Tagesspiegel.

La oposición en el Senado berlinés también criticó el proyecto pero por otros motivos: los Verdes señalaron el mal estado de las instalaciones deportivas berlinesas y la necesidad de renovación de campos de deporte, gimnasios y piscinas.

"Antes de invertir miles de millones en un gran acontecimiento deportivo, debemos concentrarnos en poner en forma nuestras instalaciones y clubes deportivos", declaró Klara Schedlich, portavoz de política deportiva de los Verdes de Berlín.

Berlín 1936

Los invitados internacionales al evento deportivo vivieron en el verano de 1936 en Berlín un gran acontecimiento deportivo perfectamente organizado y espectacular.

Casi 4.000 atletas de 49 naciones representaron un número récord de participantes en ese momento, lo mismo que el número sin precedentes de visitantes a la capital alemana.

Durante 16 días a partir del 1° de agosto de 1936, la gente celebró y disfrutó de la vida en los cafés y salones de baile de la capital alemana.

Hay unanimidad en que los Juegos fueron un importante espectáculo de producción y propaganda nacionalsocialistas y la última vez durante el régimen de Hitler que Alemania mostró al mundo exterior una cara pacifista.

En el verano de 1933, Adolf Hitler y el gobierno nazi ya habían emitido una declaración, exigida por el Comité Olímpico Internacional (COI), según la cual los Juegos estaban abiertos a "todas las razas y confesiones".

Las fotos de época muestran a Adolf Hitler abriendo los juegos en el Estadio Olímpico con el saludo nazi, alzando la mano derecha en el tradicional “saludo romano.

Semanas antes del inicio, se decretó una tregua en la aplicación de las Leyes Raciales de Nuremberg sancionadas en 1935, que eliminaban los derechos de los judíos en base a la superioridad decretada de la “raza aria”.

Alemania estaba en plena carrera armamentista y ese año la Wehrmacht (el ejército alemán) pasó de 100.000 a más de medio millón de soldados, preludio de la ocupación de Renania.

Nada de esto fue visible en la Olimpiadas, cuya sede había sido confirmada por el Comité Olímpico Internacional en 1931 a la entonces todavía democrática Alemania de la República de Weimar.

Hubo propuestas de revertir la decisión luego del ascenso de Hitler en enero de 1933 pero ni eso ni un posible boicot debatido por los estadounidenses y otras naciones se aplicó.

Hitler consiguió su gran escenario y lo utilizó.

Las ventajas de Berlín 2036

Cien años después de los "juegos nazis bajo la esvástica", la ciudad podría mostrar lo diversa y abierta que es hoy la metrópolis deportiva de Berlín, afirmó el alcalde berlinés Wegner.

Su predecesora en el cargo, la actual senadora de Economía de Berlín, Franziska Giffey, también ve como una gran oportunidad la celebración de los Juegos Olímpicos en la capital.

"Ya hemos visto en las Olimpiadas Especiales de este año el impacto positivo que han tenido en la ciudad, simplemente en términos de los muchos invitados que fortalecen el turismo”, dijo Giffey.

"Si los Juegos Olímpicos se celebran con éxito, el efecto económico se sentirá en todo Berlín", aseguró.

Los partidarios del proyecto no sólo provienen de la política local de Berlín: Jens-Christian Wagner, por ejemplo, declaró a la cadena pública Mitteldeutscher Rundfunk (MDR) que la idea de traer los Juegos Olímpicos de 2036 a la capital alemana era buena.

 Wagner es director de la Fundación Memorial de Buchenwald, la localidad cerca de Weimar donde funcionó entre 1937 y 1945 el mayor campo de concentración en suelo alemán.

Las chances de Alemania

Sobre las posibles ambiciones olímpicas de ciudades o regiones alemanas, el presidente del COI, Thomas Bach, ha dicho que estaría "muy contento" de que se realicen unos Juegos Olímpicos en su país natal.

Sin embargo, debido a las restricciones de entrada para algunos países en respuesta a la guerra rusa contra Ucrania, Alemania no sería una opción como anfitriona, al menos por el momento.

"El COI sólo puede organizar unos Juegos donde se respeten sus reglas", dijo Bach. "Esto incluye que todos los participantes acreditados por el COI puedan entrar en el país", agregó, dando a entender que en tiempos actuales las chances son pocas.

(Con información de DW)

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...