21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
11 de agosto 2022 - 5:03hs

En enero de este año el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, concurrió a La Paloma a entregar unos vehículos destinados a la comisaría de esa localidad rochense. Allí fue abordado por el alcalde Sergio Muniz, integrante del MPP, que le insistió en que debía reunirse con dos personas que querían plantearle una situación muy grave. Heber dijo que ese momento no podía, pero prometió volver. Retornó a los pocos días, y allí lo estaban esperando los interesados. 

Se trataba de un vecino de esa ciudad, Víctor Hernández, que en 2012 recibió un disparo proveniente de la casa del entonces subcomisario policial, que lo dejó parapléjico y que, a instancias del entonces director general del ministerio, Charles Carrera, recibió atención "excepcional" en el Hospital Policial, lo que desató una investigación sobre el accionar del actual senador del Frente Amplio. 

La situación fue denunciada el pasado domingo en el programa Santo y Seña (Canal 4) y provocó una tormenta política que puso a la oposición a la defensiva. 

Más noticias

El día del encuentro señalado fue cuando Heber se enteró del caso, que ya venía siendo investigado por la Dirección de Asuntos Internos del ministerio desde octubre del año pasado, y que concluyó que las acciones de Carrera configuran hechos "de aparencia delictiva", particularmente abuso de funciones. Esa repartición ministerial fue la que, por decisión propia, presentó la denuncia ante la Fiscalía General de la Nación. 

Así lo aseguró Heber este miércoles en el Parlamento, a donde concurrió para poner en conocimiento del caso a la bancada de senadores del Partido Nacional, en una reunión en la que buscó dotar a sus compañeros de partido de la información disponible y también para despejar las acusaciones de "persecución" que el actual senador frenteamplista hizo sobre él en relación a esta polémica. 

Los señalamientos contra Carrera apuntan sobre todas las cosas a su decisión de permitir que Hernández fuera internado durante casi tres años y medio en el Hospital Policial, con su hermano como acompañante, con el grado de suboficial pero sin tener parientes con esa condición. También por la decisión de entregarles tickets de alimentación por valor de $ 20.000 mensuales. 

De acuerdo a lo que transmitió Heber a la bancada blanca, ese importe equivalía entonces al salario habitual de un agente. Según el ministro, Carrera lo hizo "desviando" recursos desde un fondo que, todos los fines de año, se distribuye entre los policías. A "valores actuales", Heber afirmó que la "maniobra" significó un perjuicio para el Estado de US$ 260 mil. 

Según pudo saber El Observador, durante el encuentro Heber y su subsecretario, Guillermo Maciel, insistieron en que no existe marco legal que respalde la acción del actual senador frenteamplista. "Buscamos y rebuscamos, y no encontramos nada", dijo Maciel. 

Los únicos documentos que existen, reafirmaron las autoridades, son las autorizaciones directas en las que Carrera, como director general, habilitaba mes a mes a Tesorería a desembolsar esos fondos. 

Los jerarcas del ministerio plantearon como algo imposible que un civil pueda recibir atención de ese tipo en el Hospital Policial. Si bien se contemplan excepciones ante casos de manifiesta emergencia, se trata de una posibilidad que siempre deberá estar vinculada a un funcionario policial, algo que no se cumplía en este caso. Al presentarlo como "suboficial", los dos hermanos recibieron habitaciones particulares, un beneficio que no le corresponde el personal subalterno.

Desde el Frente Amplio, por su parte, allegados al senador Carrera dijeron que no hubo una resolución habilitante sino que se trató de una "decisión política". "No vas a encontrar una resolución escrita que lo habilite", afirmaron a El Observador desde la izquierda.

"Bonomi no aparece"

Según la información que volcó Heber este miércoles con los nacionalistas, el entonces jerarca era quien culminaba todos los trámites. "(Eduardo) Bonomi no aparece por ningún lado", dijo el senador nacionalista Jorge Gandini, respecto a la eventual participación del entonces ministro, hoy fallecido. "No aparece ninguna firma de él", expresó. 

Carrera pedirá licencia

A instancias de los nacionalistas y con el apoyo del resto de la coalición de gobierno, el ministro Heber concurrirá próximamente a la Comisión de Seguridad y Convivencia. Allí presentará la misma información que transmitió este miércoles a los blancos. La diferencia es que en ese caso la información será de carácter oficial y quedará registrada en versión taquigráfica. Según el senador Gandini, el ministro transmitió "más cosas" relacionadas al caso que, por el momento, optó por mantener en reserva. 

"Dan para preocuparnos", dijo Gandini sobre los hechos informados, y que los blancos entienden que pueden haber constituido un desvío de fondos públicos sin respaldo legal que, más allá de cualquier "intención humanitaria", representa una acción contraria a derecha. "Hay un montón de elementos que Heber se reservó, y que va a presentar y documentar ante el Parlamento" dijo Gandini, que le pidió a Carrera que, si tiene pruebas de lo contrario, "las ponga arriba de la mesa". 

Las pruebas documentales, por el momento, deberán esperar. 

Carrera integra la comisión parlamentaria a la que fue convocado Heber, pero decidió que ese día pedirá licencia y no asistirá. "No piensa exponerse más", le dijo a El Observador un allegado al senador frenteamplista.

El senador frenteamplista dio su versión el martes pasado en Radio Sarandí. Allí sostuvo que a Hernández nunca se le dio ningún "grado policial" para que pudiera recibir atención médica. Según Carrera, fue ante la solicitud de la familia –algo que contradice la versión de los damnificados– que se buscaron opciones y lo que se definió en su momento fue asistirlo en el Policial. "No es ilegal, porque se puede autorizar a que un civil, de forma excepcional, reciba allí atención", afirmó. 

Al ser consultadas sobre este punto, fuentes del Frente Amplio allegadas al legislador explicaron que se trató de una "definición política". Más allá de detalles legales, los dirigentes de la coalición de izquierda consultados para esta nota señalaron que se trata de una prerrogativa de las autoridades ministeriales y que además registra antecedentes en otras administraciones, aunque no aportaron pruebas de ello.

En la entrevista con Informativo Sarandí, Carrera insistió en que Hernández nunca recibió ningún salario ni otro tipo de prestaciones por estar ingresado en el hospital con ese código y subrayó que lo que se le entregó fueron tickets alimentación para sostener la situación familiar.

Descartó además que con su accionar buscara “encubrir” a los policías: “Estoy absolutamente tranquilo por lo que se hizo en aquel momento; se actuó con responsabilidad y con humanidad”. Sobre el episodio puntual recordó que “en aquel momento todo indicaba, y en mi opinión sigue indicando hoy, que existió responsabilidad del comisario Martínez, que era el comisario de La Paloma. Desde esa casa, que es en la que vive el oficial que tiene que dar seguridad al pueblo, sale un disparo que impacta a esta persona, y la responsabilidad indicaba que era de los funcionarios policiales”.

Además de la denuncia en Fiscalía, sobre el caso hay otra denuncia que la familia presentó en un Juzgado de Rocha el año pasado, en reclamo de que se investigue qué pasó en la sede policial de La Paloma.

Temas:

Charles Carrera Ministerio del Interior investigación policía Senado

Seguí leyendo

Te Puede Interesar