Economía y Empresas > Conferencia

Ceres propone revisar subsidios en combustibles para "alentar" el crecimiento

El economista Guillermo Tolosa llamó a rediseñar el esquema de costos de los servicios públicos y a “exigir” que se pueda “cargar combustible a $ 30”

Tiempo de lectura: -'

09 de mayo de 2019 a las 15:56

“Uno va a comprar gasoil y dice: ‘¿Me das gasoil? Sí. ¿Cuánto sale?  $ 32,70, pero me vas a dar un pesito para el cañero de Bella Unión, uno para el boleto, otro para los estacioneros, y otro para la garrafa, que en el despilfarro mucha gente no sabe qué hacer y las llevan al estadio para agredir a la policía”, ironizó este jueves el director académico de Ceres, Guillermo Tolosa.

La economía uruguaya está estancada desde hace ya un año y todo apunta a que 2019 no será muy diferente. En ese escenario el economista propuso implementar cambios sustantivos en el esquema de costos de los servicios públicos, como forma de impulsar la decaída actividad y sentar las bases de un crecimiento sostenible de la productividad.

El académico hizo foco en los combustibles y aseguró que el tema es particularmente problemático, porque sus precios implican sobrecostos e impuestos implícitos, que hace que empresas orientadas a la exportación potencialmente rentables se vuelvan deficitarias e inviables.

Desde su punto de vista, el sobrecosto está en parte importante asociado con la intención de proveer subsidios a determinados grupos sociales, y esos auxilios tienen un margen muy considerable para ser economizados y mejor dirigidos.

Según Tolosa, un ejemplo para verlo con claridad es el precio del gasoil, que hoy se comercializa a $ 40,4 por litro. Si se le quita el fideicomiso del boleto de transporte montevideano pasa a valer $ 36,9 y si se le saca el subsidio al supergas  queda en $ 35. El precio cae a $ 34 si el biodiésel se trajera de Argentina en vez de comprárselo a ALUR. Y si se reduce el margen de distribución a niveles comparables con otros países de la región el litro de gasoil queda en $ 32,7.

El economista apuntó a que en el fondo lo que se hace es financiar trabajos que han quedado obsoletos por el avance de la tecnología, pero que se mantienen “aislados del paso del tiempo” para que no haya pérdida de empleo, en buena parte por presiones sindicales.

A modo de ejemplo, advirtió que esa es una de las razones de los costos altos que tienen los contratos con los estacioneros. El margen de intermediación refleja un subsidio al sueldo de los pisteros.

Además señaló que la misma lógica se extiende al transporte público. Se subsidia el boleto del ómnibus en la capital, pero en vez de abaratarse a través de tecnología que substituya a los guardas, se carga un boleto más caro para mantener esos puestos y al final se termina subsidiando al guarda.

Más transparencia

El disertante propuso “transparentar” y “focalizar” los subsidios a través de agencias especializadas, pero, además, tener un plan concreto de salida.

La idea es que, en medio de una mayor transparencia y con los controles que se aplican en dicha instancia, los subsidios fueran dispuestos durante la discusión del Presupuesto Nacional y en el marco de una estrategia diferente a la actual.

Según Ceres, los subsidios requerirán de esta forma una mayor evaluación continua respecto a su impacto actual, así como para determinar si existen medios alternativos para alcanzar el fin buscado y su importancia relativa respecto de otras prioridades de gobierno.

“Hoy los subsidios se fijan semestre a semestre de acuerdo a quién llore más”, afirmó el economista Tolosa durante la conferencia titulada  “Lazos entre política y economía, perspectivas y propuestas para el Uruguay que se viene”.

Añadió que la estrategia de reducción requeriría un plan coherente e integral de conversión laboral con plazos claros y previamente estipulados. En ese sentido, consideró que es clave dotar a los trabajadores de una formación que les permita encontrar, como vía de salida, una fuente de empleo genuina, sostenible y de mejor calidad.

Y desde el punto vista técnico, afirmó que los recursos recaudados a través del sobrecosto de los combustibles deberían ser establecidos de acuerdo con principios claros y un protocolo, ser calificados como Imesi y ser vertidos luego a rentas generales.

“El Imesi los sectores exportadores lo pueden devolver en el momento  de la exportación y en términos efectivos su valor de gasoil pasa a ser de $ 32,7. Eso se puede hacer mañana”, dijo.

 “La gente vota con el bolsillo”

Para Tolosa, en la medida que no se registren cambios abruptos en las condiciones internacionales es improbable que en el 2019 haya un relanzamiento de la actividad, aunque la mayor resiliencia que presenta la economía uruguaya limita las posibilidades de un empeoramiento significativo del nivel de actividad.

La foto de hoy muestra pesimismo, cautela, inversión a media máquina y política fiscal agotada sin margen para apoyar la actividad. En ese sentido, explicó que esas condiciones de la economía deberían cobrar protagonismo en las elecciones nacionales.

Tolosa dijo que en Uruguay un candidato oficialista nunca logró ganar en una situación económica “difícil”, y se preguntó si el Frente Amplio podrá quebrar la historia. Explicó que a nivel mundial estudios científicos sobre el tema dicen que es posible, pero la clave está en que el relato de campaña vaya direccionado a generar mejores perspectivas económicas hacia el futuro.

El académico hizo ver que el partido de gobierno se está moviendo por primera vez en la campaña política hacia un discurso de “un nuevo impulso a la economía”. “Procesaron que ahí está la clave de la elección”, dijo. En cambio, el foco de los partidos de la oposición están en seguridad y educación.

Desde su punto de vista, en la medida que los próximos datos muestren que la economía está en recesión, el tema cobrará más protagonismo en el debate rumbo a las elecciones de octubre. “A la oposición parece que la economía le levantó un centro y está por verse si lo va a cabecear”, apuntó.

Tolosa en 6 frases
“No se puede subestimar la gravedad posible de la guerra comercial entre Estados Unidos y China”
“La economía mundial está artificialmente estimulada y la estabilización es momentánea. En este momento no pasa por ningún test de antidoping”
"Hay una crisis regional y mundial de la marca liberalismo"
“Hay que redoblar esfuerzos para encontrarle la vuelta al crecimiento en un entorno más desafiante”
“Necesitamos un Estado que no financie carreras políticas, que piense con más audacia el desafío de la tecnología, para surfear esa ola sin ponernos en riesgo de que esa ola nos hunda como país”
“En un mundo que está erigiendo muros, de no cambiar los vicios del pasado nos vamos a dar contra la pared. Exijamos nuevos caminos hacia un futuro y progreso más sostenible. Y si es posible exijamos cargar combustible a $ 30”
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...