Cargando...

Mundo > Pandemia

China reafirma su política “cero covid” y dice que es para evitar males mayores

"En la actualidad, nuestro sistema sanitario no puede resistir la virulencia del virus”, declaró el jefe de los expertos chinos que manejaron la crisis

Tiempo de lectura: -'

14 de octubre de 2022 a las 05:00

Se especulaba que el fin de la estricta política de “cero covid” que sigue aplicando China sería un anuncio rutilante del congreso del Partido Comunista Chino, que se iniciará el próximo domingo en Beijing.

Pero no será así, según vienen advirtiendo desde hace días los medios estatales chinos y acaba de reafirmar el jefe de los expertos que manejó la pandemia en este coloso de casi 1.400 millones de habitantes.

"Si abandonamos 'cero covid', no habrá vuelta atrás", advirtió el director del panel de expertos de la Comisión de Sanidad de China, Liang Wannian, citado este jueves por medios locales.

En una entrevista con la cadena estatal CCTV sostuvo que levantar las restricciones severas, que incluyen aislamiento obligatorio en grandes conglomerados urbanos, significaría una enorme presión para el sistema sanitario chino y causaría "un dolor mayor" por la "falta de recursos médicos".

"En la actualidad, nuestro sistema sanitario no puede resistir la virulencia del virus, por lo que necesitamos intervenciones sociales para equilibrarlo", sintetizó Liang.

China es la última de las grandes economías en intentar contener el covid-19 mediante restricciones duras que incluyen confinamientos, pruebas masivas y restricciones de viaje.

Esta política ha mantenido un número bajo de casos a cambio de un costo económico muy alto, que ha provocado efectos en el resto del mundo y ha reforzado el aislamiento del país.

El experto aseguró que China se enfrenta a la "importación de casos del exterior" con variantes omicrón del virus que "se propagan más rápido" que las del comienzo de la pandemia, a principios del 2020.

Para Liang, existen tres factores que deben tenerse en cuenta: virulencia del virus, resistencia del sistema sanitario chino y la intervención social.

Una pandemia descontrolada en China "aumentaría el miedo de la gente y tendría un gran impacto en la sociedad y la economía, además de crear un daño considerable", agregó.

Liang declinó dar una fecha de reapertura: "No se puede dar un calendario determinado. Hay una gran incertidumbre acerca del virus y sus mutaciones".

La política de "cero covid", en vigor desde 2020, consiste en el aislamiento de todos los infectados y sus contactos cercanos, un control estricto en las fronteras y campañas masivas de pruebas PCR, además de limitaciones a la movilidad y confinamientos selectivos o totales allí donde se detecta un caso.

La mayoría de los países ya abandonaron esas restricciones e incluso declararon a sus territorios “libres de covid”, dejando de lado prevenciones mínimas como el uso del tapabocas en aglomeraciones en lugares cerrados.

Ello sería el avance logrado tras las campañas masivas de vacunación en los países desarrollado y de desarrollo medio.

Pero eso sin tener en cuenta que continentes enteros, como Africa, tienen una tasa mínima de vacunados, lo que posibilita el surgimiento de nuevas cepas de virulencia desconocida y acaso resistentes a las terapéuticas conocidas.

En cambio, en numerosas ciudades chinas ya se ha implementado un sistema de pruebas PCR "normalizadas", según el cual los residentes deben realizarse una cada 72 horas para acceder a lugares públicos, independientemente del número de casos positivos registrados en la localidad.

El impacto sobre la economía y las muestras de agotamiento por parte de la población china son evidentes y han desembocado incluso en protestas masivas desacostumbradas en este país.

Pero la dirección china ha defendido que la directriz argumentando que ha salvado millones de vidas desde el estallido de la pandemia.

Según las cuentas oficiales chinas, desde el inicio de la pandemia, se infectaron 254.855 personas en el país y fallecieron 5.226, aunque la cifra total de infectados excluye a los asintomáticos, informó la agencia de prensa AFP, una cifra poco convincente por lo mínima.

El miércoles, el periódico oficial del Partido Comunista, el Diario del Pueblo, argumentó que suavizar las restricciones podría colapsar el sistema médico de salud y provocar más mutaciones del virus. 

"La tasa de vacunación todavía no ha formado una barrera lo suficientemente fuerte contra los casos de enfermedad grave y la muerte", afirmó el editorial.

El artículo de este miércoles sigue a la publicación de dos editoriales consecutivos publicados esta semana sobre el mismo tema, que describían el control del covid-19 como un desafío existencial para China, y que diferencia a su sistema político del occidental.

Este editorial reitera el mensaje de varios artículos publicados esta semana que defienden esta política y barre con las esperanzas de que la estrategia pueda ser relajada después de este congreso que comienza el domingo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...