Estilo de vida > Salud

Cómo afecta a los niños la idea tradicional de masculinidad

No mostrar debilidad, ocultar las emociones, el riesgo y la violencia son algunos de los temas comunes a una idea de masculinidad que afecta a los hombres 

Tiempo de lectura: -'

26 de enero de 2019 a las 05:01

Jacey Fortin
New York Times News Service

La Asociación Estadounidense de Psicología (APA) publicó varias guías para los psicólogos que trabajan con gente que pertenece a ciertos grupos, como, por ejemplo, miembros de minorías étnicas y lingüísticas, o mujeres y niñas. La asociación no tenía una guía para trabajar con hombres, en parte debido a que históricamente a ellos se les consideraba parte de la norma. Sin embargo, en agosto de 2018, la APA aprobó su primer conjunto de lineamientos oficiales para trabajar con niños y hombres. 

Los lineamientos, 10 en total, señalan que los hombres que son socializados para adaptarse a la “ideología tradicional de masculinidad” a menudo se ven afectados en cuanto a su salud física y mental. Reconocen que las ideas sobre la masculinidad varían entre culturas, grupos de edad y etnias. Sin embargo, señalan temas comunes como “la antifeminidad, los logros, no dar la impresión de ser débil, así como la aventura, el riesgo y la violencia”.

El documento fue redactado en jerga académica y no fue escrito para hacerse viral. No obstante, este mes, un artículo de la APA sobre estos lineamientos, y después un tuit sobre el artículo, captaron la atención general. Tanto en Twitter como en los medios conservadores llovieron los comentarios negativos. 

“Si los hombres están teniendo problemas cuanto más nos alejamos de las normas tradicionales, ¿la respuesta es seguir negando y oprimiendo la naturaleza esencial de un niño?”, escribió David French, escritor sénior de National Review, en un artículo sobre los lineamientos.

“La masculinidad tradicional parece estar ligada a ser un cerdo o un pervertido o una persona parecida a Harvey Weinstein, por lo menos en este informe”, dijo Laura Ingraham en su programa de Fox News.

Emitidos como consecuencia del movimiento #MeToo (#YoTambién), los nuevos lineamientos parecen reflejar las conversaciones contemporáneas relacionadas con el género, el abuso y el hostigamiento.

Sin embargo, los expertos han estado trabajando en ellos desde 2005. La APA, la organización más grande de psicólogos en Estados Unidos, aprobó los lineamientos para chicas y mujeres en 2007, así como para otros grupos definidos según la edad, la identificación de género, la etnia y la sexualidad.

El primer propósito de los nuevos lineamientos, dijo Fredric Rabinowitz, uno de los principales autores y profesor de Piscología en la Universidad de Redlands, era ayudar a que los niños y hombres tengan vidas felices y saludables.

“Vemos que los hombres tienen tasas más altas de suicidio, más enfermedades cardiovasculares y se encuentran más solos cuanto más envejecen”, comentó. “Estamos tratando de ayudarlos a ampliar su repertorio emocional, no estamos tratando de quitarles las fortalezas que puedan tener”. 

¿Y los críticos del documento? “Están adoptando una perspectiva muy binaria”, dijo.

Judy Y. Chu, quien da clases sobre el desarrollo psicosocial de los niños en la Universidad de Stanford y es la autora de When Boys Become Boys, no participó en la redacción del documento pero dijo que contenía buenas ideas acerca de las necesidades de los niños, a quienes a menudo les enseñan a no mostrar sus emociones. 

“Todos nacemos con la necesidad, y la capacidad, de desarrollar relaciones personales cercanas”, comentó. “Son esenciales para nuestra salud. ¿Qué significa entonces que, al socializarlos, alejemos a los niños de esa necesidad inherente?”. 

Los lineamientos señalan que los hombres a veces evitan buscar la ayuda de los demás, incluidos los psicólogos, porque eso podría hacer que parezcan débiles. Además, señalan que incluso cuando buscan ayuda, los psicólogos a veces se equivocan diagnosticándolos con un enfoque superficial –problemas de abuso de sustancias, por ejemplo– en vez de trastornos más internalizados como la depresión.

Los lineamientos también citan investigaciones sobre los riesgos de salud específicos de los hombres. Ellos mueren antes que las mujeres, en parte debido a dietas más deficientes y comportamientos más riesgosos como el tabaquismo. Cometen la gran mayoría de los crímenes violentos en Estados Unidos y conforman la mayoría de las víctimas reportadas, aunque los hombres tengan “mayores ventajas socioeconómicas que las mujeres en todos los grupos étnicos”. 

El documento reconoce que los problemas que enfrentan los hombres y los niños pueden agravarse debido a otros factores, como la raza y los ingresos. Los hombres en Estados Unidos, por ejemplo, van a la cárcel más a menudo que las mujeres, pero es más probable que los hombres pertenecientes a los grupos étnicos minoritarios sean encarcelados, en comparación con los hombres blancos, aunque los índices de criminalidad sean los mismos. 

Los lineamientos agregan que los hombres y los niños han sido considerados históricamente como un “referente normativo” para la psicología. En otras palabras, los hombres –sobre todo los blancos y heterosexuales– fueron sobrerrepresentados en los estudios occidentales, y sus necesidades y hábitos psicológicos se consideraban más universales de lo que eran en realidad.
Eso afectó el campo de la psicología para todos, dijo Matt Englar-Carlson, profesor de Orientación en la Universidad Estatal de California en Fullerton, también uno de los autores principales de los nuevos lineamientos. “El movimiento feminista en las décadas de 1960 y 1970 comenzó a animarnos a ver a las mujeres como seres relacionados con el género, y el movimiento de los hombres en la psicología de verdad se benefició de ese enfoque”, comentó.

Por eso no es de sorprender que los lineamientos de la APA para niñas y mujeres se publicaran mucho antes, de acuerdo con Chu.

“Cuando los niños y los hombres desafían los constructos patriarcales del género, corren el riesgo de que los perciban como fracasados o como personas débiles”, dijo. No obstante, agregó que cuando las mujeres, las niñas y las personas no binarias empezaron a criticar a los sistemas patriarcales que las oprimían, otra idea comenzó a formarse: quizá esos sistemas también afectan a los hombres, aunque hayan obtenido ciertos privilegios a través de ellos.

“Trajo a la luz problemas que se estaban ignorando porque hablar al respecto era tabú”, dijo Chu.

Los nuevos lineamientos expirarán en unos 10 años para dar paso a nuevas ideas. Hasta entonces, dijeron los autores, tienen como propósito servir como recurso para los psicólogos, cuya práctica debe definirse por las necesidades de las personas con las que trabajan.

“Se anima a los psicólogos a que consideren que los hombres también se ven afectados por la cultura, la raza y las relaciones, en vez de solo asumir que hay un solo tipo de conjunto estandarizado de comportamientos”, dijo Rabinowitz. “Queremos que la gente esté consciente de que los hombres son seres complejos”. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...