Tool box > Tecnología

Cómo decidir qué tableta comprar (sin garantías de no morir en el intento)

En el reinado del iPad abundan las intrigas palaciegas y muchos pelean por su trono. Mientras, los súbditos intentamos decidir qué tableta comprar. Aquí la comparación con sus cuatro competidores

Tiempo de lectura: -'

03 de julio de 2012 a las 00:00

La vida era lo suficientemente complicada cuando había que decidir si era mejor tener una PC, una notebook y hasta una netbook. Se complicó un poco más con la llegada del iPad y de las tabletas en general; entonces la duda existencial pasó de ser si era mejor tener una computadora grande en el escritorio, una más chica para mover, o una tableta que sustituyera a las portátiles para ser trasladada al trabajo o la facultad. ¿O tal vez todas esas cosas juntas?

Con el lanzamiento de nuevas opciones de tabletas, el panorama terminó de nublarse. O de aclararse. El iPad rompió el hielo, la Galaxy difundió el concepto y el Kindle (sobre todo el Fire) intentó masificar la oportunidad. Ahora dos nuevos competidores fuertes se sumarán al mercado: Surface, la tableta de Microsoft, y Nexus 7, la de Google fabricada por Asus, que comenzará a venderse a mediados de julio.

A la hora de decidir si uno necesita una tableta –y más vale tener en cuenta que el concepto de necesidad en este caso es relativo, porque naturalmente nadie necesita una tableta para sobrevivir- hay que preguntarse para qué: ¿la quiero para usarla sobre todo para mi entretenimiento (mirar películas y videos, escuchar música, leer revistas y libros)? O, ¿para sustituir, al menos en parte, la notebook, con lo cual su funcionalidad será primordialmente productiva (escribir, editar fotografías y videos, enviar mails)?

Entre estas dos puntas, productividad y entretenimiento, se ubican las muchísimas opciones disponibles en el mercado. En el medio, todavía triunfante, está la tableta por antonomasia, el iPad, una pequeña laptop a la que le falta un teclado cómodo -aunque ahora ya se pueden comprar accesorios- y tal vez un poco más de espacio de almacenamiento. En la misma pista y pisándole los talones se encuentran la Galaxy, el Kindle Fire, la nueva Surface y la Nexus 7 de Google. En esta tabla comparativa se pueden ver todos los detalles técnicos de cada una, desde el tamaño de su pantalla hasta el precio. Y en esta infografía los datos resumidos.

Lealtad al sistema
Al final todo es cuestión de gustos y hasta de lealtades a alguno de los dos sistemas operativos que definen formas de ser. Los amantes del iPad suelen ser también defensores de todo lo que Apple saca al mercado. El propietario de una notebook Mac, de un iPhone y ahora de un iPad, por ejemplo, se siente cómodo navegando esos aparatos con el sistema operativo de Apple, el iOS. Lo que se hace de una manera en el iPhone, se hace de una muy similar en el iPad. No hay que aprender de nuevo, ni leer manuales ni ponerse de mal humor cuando ese movimiento al que estaba acostumbrado el usuario no funciona en otro sistema operativo.

En el otro extremo, los fanáticos de Android –el sistema operativo desarrollado por Google instalado en millones de smartphones y tabletas en todo el mundo- valoran su adaptabilidad y estructura mucho más abierta que la que permite Apple.

Todo comenzó con el lanzamiento del iPad, una tableta veloz, elegante en su diseño e intuitiva en su funcionamiento. A los pocos días de estar en el mercado abundaban los videos de niños manipulando uno como si hubieran nacido con él entre las manos. Y las abuelas de 90 años haciendo experimentos en su resplandeciente pantalla. El iPad es eso: facilidad de uso, aunque no tanto de entendimiento de manera de poder aprehender su total potencial.

En el iPad se puede hacer casi todo lo que nos acostumbramos a exigirle a una computadora, aunque tal vez no siempre con tanta comodidad. Es una de las tabletas más grandes del mercado (pantalla de 10 pulgadas, contra las 7 del Kindle Fire y de la Nexus 7). A su impecable resolución de pantalla y calidad de imagen (que se mejora todavía más en su tercera generación) se le suma un almacenamiento razonable -de hasta 64 GB, según el modelo- y una ingeniería que permite navegar en Internet o por aplicaciones con precisión y rapidez. El iPad es, debido a estas ventajas, una plataforma ideal para consumir entretenimiento (la única excepción son los libros, no es la mejor pantalla para leerlos) pero también tiene un potencial enorme para producir material de todo tipo: videos, fotografías retocadas, archivos de texto, etc.

La tableta más popular del mundo –más de 67 millones vendidas- es tal vez un poco pesada si se la usa para leer durante largos períodos, su estructura es delicada a diferencia del iPhone (ojo con los golpes), no es la mejor opción para escribir textos largos debido a su teclado táctil y suele tener esporádicos caprichos de “cuelgue”.

En carrera
Más allá de estas consideraciones, es fuera de todas dudas la que va primera –y por lejos- en esta carrera que comienza a tornarse antideportivamente agresiva. Samsung ha intentado hacerle frente con sus diversas versiones Galaxy, que funcionan con Android. La última será lanzada en los próximos meses. La Note 10.1 le compite al iPad por su tamaño de pantalla (tiene 10 pulgadas), que se publicita como ideal para escribir y dibujar. En el resto, dicen los analistas, no llega a equiparar el uso dinámico que permite la tableta de Apple.

Ahora Microsoft decidió tirarse al agua con su propia versión de tableta y con una particularidad bien definida: las nuevas Surface –porque hay dos versiones con diferentes sistemas operativos, Windows RT y Windows 8- se dirigen a un público que sobre todo las requiere para producir. La novedad es que incluyen un teclado real, el Touch Cover, que además no molesta y casi no pesa, porque está integrado en la cubierta de la tableta. Eso se complementa con un gran espacio de almacenamiento, de hasta 128 GB (si se pregunta cuánto es, una computadora media suele tener ahora unos 500GB).

Del resto poco se sabe salvo las especificaciones técnicas y no están completas. A su favor cuenta con el hecho de que el mundo de las PC sigue siendo mayoritariamente Windows. Así como a un usuario de iPhone le resulta fácil utilizar un iPad, a uno de Windows –que no haya entrado en el mundo Apple- seguramente le resulte natural manejar esta interfaz en la Surface, una tableta que –según promociona Microsoft- pretende combinar lo mejor de dos mundos: la movilidad de la tablet con la potencia de un notebook. En su contra podría jugarle el precio que, si bien no ha sido anunciado, estaría entre los 500 a 1000 dólares según los modelos.

Es en ese campo, el del precio, en el que salió a competir fuerte el Kindle Fire, la tableta Android de Amazon pensada como plataforma de lanzamiento para todo el entretenimiento que vende la tienda online más grande del planeta: libros, música, películas y todo lo que pueda convertirse en flujo digital. Es por eso que la Fire sólo ofrece 8GB de almacenamiento; el resto está todo en la “nube” de Amazon. Cuando el usuario compra una película o una revista no la almacena en su Fire (como sí lo hace en su iPad, ocupando así espacio de almacenamiento) sino en el Amazon Cloud. Y Amazon, claro, ofrece con placer su espacio a los clientes que gasten sus dólares en la tienda.


La Kindle Fire se ha vendido bien a 199 dólares. Hasta ahora, dicen los analistas. La salida al mercado de la Nexus 7, la nueva tableta de Google también con sistema Android, podría terminar con el intento que hizo Amazon, a puro precio, de darle batalla al iPad. La versión más barata de la Nexus 7 costará 199 dólares. Igual precio, pero mejores prestaciones, empezando por una pantalla alta definición, más espacio de almacenamiento, última versión de Android totalmente abierto y un sistema de voz similar al Siri de Apple

La Nexus 7 recién comienza a ser testeada por desarrolladores y analistas. Entre las desventajas hay que decir que el espacio de almacenamiento sigue siendo acotado: quienes pretendan guardar muchos archivos en una tableta de 8 o 16 GB, en vez de basarse en servicios de la nube, encontrarán serias limitaciones. Las ventajas las encabeza su precio (la más barata cuesta casi 400 dólares menos que el iPad más económico).

Para el sitio The Verge, uno de los primeros en realizar una crítica de la Nexus 7, “no sólo es una excelente tableta por $200. Es una excelente tableta. Punto. De hecho, es la primera tableta Android que les puedo recomendar con confianza a los compradores. (…) Créanlo o no, la última vez que me sorprendió un producto con estas mismas cualidades, se llamaba iPad”.

Después de comparar tamaños, prestaciones, precios, sistemas operativos y lealtades irracionales, el usuario decidirá qué tableta se adapta mejor a sus necesidades. Pero por supuesto, como cuando en el restaurante uno desea el plato que pidió el otro, apenas compre una se preguntará si aquella otra no se hubiera adaptado mejor a sus necesidades.

Tabla comparativa de especifaciones técnicas (iPad, Galaxy 10.1, Kindle Fire, Nexus 7, Surface)

Para ir a cada uno de los sitios web de estas tabletas, pase el mouse por encima de la foto.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...