Cargando...
BBC
La resolución parece muy lejana. Después de todo, aún no se ha fijado una fecha de inicio para el juicio de estos hombres.

BBC News Mundo > 11-S

Cómo fue estar en las audiencias previas al juicio de los sospechosos del 11-S en el 20º aniversario de los ataques

Detrás del cristal de la galería de observación ha estado un pequeño número de familiares de las víctimas de los ataques, algunos miembros de organizaciones sin fines de lucro y un puñado de periodistas, todos allí para ver el proceso

Tiempo de lectura: -'

14 de septiembre de 2021 a las 11:09

Este sombrío aniversario de los atentados del 11 de septiembre ha significado renovar la atención en los cinco sospechosos detenidos acusados ​​de participar en los ataques.

Los hombres, incluido Jalid Sheij Mohammed —acusado de idear el plan de secuestrar aviones de pasajeros y estrellarlos contra lugares emblemáticos de Estados Unidos—, comparecieron ante el tribunal en la bahía de Guantánamo esta semana después de una pausa de 18 meses en las audiencias previas al juicio causada por la pandemia de coronavirus.

Detrás del cristal de la galería de observación ha estado un pequeño número de familiares de las víctimas de los ataques, algunos miembros de organizaciones sin fines de lucro y un puñado de periodistas, todos allí para ver el proceso.

La bahía de Guantánamo ya se siente aislada del mundo, y dada la magnitud de este caso y el peso de los horribles crímenes que se están considerando, la sala de audiencias aquí se siente aún más singularmente extraña.

"Entrar en la sala del tribunal por primera vez fue emocionalmente poderoso para mí", dice Elizabeth Berry, cuyo hermano menor, Billy Burke, era uno de los bomberos que estaba de la Torre Norte cuando esta se derrumbó.

"No estaba muy segura de qué esperar porque ves cosas en los periódicos, representaciones de la apariencia de las personas que no son realmente una representación precisa cuando las ves en la sala del tribunal. Fue muy conmovedor y muy difícil", dice.

Berry ha asistido a muchas de las 42 audiencias previas al juicio de este caso en la Bahía de Guantánamo y dice que específicamente quería estar aquí para el 20 aniversario de los ataques para sentir que estaba apoyando al equipo que lucha por la justicia para su hermano y casi 3.000 personas más.

"Pensé qué mejor lugar para honrar a mi hermano que aquí con otros familiares y el equipo de la fiscalía", dice.

Un juicio como ningún otro

Boceto de Jalid Sheij Mohammed en la corte.
Reuters
Jalid Sheij Mohammed.

Fue notablemente difícil para la mayoría en la galería dejar de mirar, a veces fijamente, a los acusados ​​durante las sesiones.

La primera mañana, Jalid Sheij Mohammed, diminuto y con una barba naranja teñida con henna, entró en la sala del tribunal y se sentó junto a su equipo legal.

Él y los otros cuatro acusados ​​hablaron durante gran parte del proceso, ya sea con sus equipos legales o entre ellos.

Jalid Sheij Mohammed solía darse la vuelta durante largos períodos, colocar un brazo sobre el respaldo de su silla y charlar con Walid Bin Attash, otro acusado sentado detrás de él.

Se cree que Mohammed concibió la idea de los ataques del 11 de septiembre y supervisó su planificación, y que Attash entrenó a dos de los secuestradores.

A sus pies, se notaba que cada uno de los cinco acusados ​​tenía una gran caja de plástico llena de papeles y archivos en los que a menudo profundizaban.

"Tienen todo tipo de cosas allí", dice Alka Pradhan, abogada de Ammar al Baluchi, que que presuntamente brindó apoyo logístico a los atacantes del 11 de septiembre, incluso mediante transferencias de dinero.

"Tienen mociones legales de las que quieren hablar con nosotros. Tienen copias impresas de sitios web de defensa. Ammar, por ejemplo, a menudo nos pide que imprimamos material reciente de su campaña en curso con Amnistía Internacional para poder discutirlo", dice Pradhan, indicando cuán comprometidos están los cinco acusados ​​en la dirección que toman sus casos legales.

Llama la atención que muchas de las mujeres que forman parte de los equipos de defensa de los sospechosos del 11 de septiembre, como Alka Pradhan, usen el hiyab en la sala del tribunal en presencia de sus clientes.

Algunas incluso se cubren con una abaya, que se quitan en sesiones en las que los acusados ​​no están presentes.

Abogada Alka Pradhan
BBC
Abogada Alka Pradhan

"Lo hago en la sala del tribunal porque varios de los chicos fueron torturados específicamente por mujeres de formas muy específicas, como la humillación sexual intencional por parte de mujeres", dice Pradhan.

"Puedes ver una diferencia en la forma en que te hablan cuando te pones el hiyab. No es que se nieguen a hablar conmigo si no uso un hiyab y no es que alguna vez te hayan dicho que debes usar el hiyab, pero hay una diferencia en la forma en que interactúan conmigo", dice.

"Me alegra que estén tan bien atendidos"

Los sospechosos del 11 de septiembre no están esposados en la sala del tribunal, no se les obligó a usar mascarillas como todos los demás, y sus equipos legales pueden traerles ropa que se consideren "culturalmente apropiada" e incluso vestimenta de estilo paramilitar.

Esta semana, Ramzi bin al Shibh, el hombre que se cree que organizó una célula de los atacantes del 11 de septiembre, usó una chaqueta de camuflaje del tipo que usaba Osama Bin Laden y que sus compañeros acusados, incluido Jalid Sheij Mohammed, han utilizado en audiencias en el pasado.

"Me alegra que estén tan bien atendidos", dice Elizabeth Berry sobre los hombres acusados ​​de participar en la muerte de su hermano, aunque el dolor que siente al ver a los acusados ​​es muy claro.

Elizabeth Berry, hermana de una víctima del 11-S
BBC
El hermano de Elizabeth Berry murió en los ataques

"Creo que cuidamos muy bien a estos muchachos y es obvio que reciben mejor atención médica que la mía. Pero todo es parte del proceso, es parte de aceptar que esto es lo que tiene que suceder para que llegue a una resolución", dice Berry.

La resolución parece muy lejana. Después de todo, aún no se ha fijado una fecha de inicio para el juicio de estos hombres.

Esta semana escuchamos a los equipos de defensa cuestionar la base misma del proceso, dado que los sospechosos del 11 de septiembre no serán juzgados en tribunales civiles sino en comisiones militares.

La defensa sostiene que no pueden ser acusados ​​de cometer "crímenes de guerra" porque no había guerra. Por lo tanto, creen que una comisión militar no es apropiada.

La cuestión de la tortura

El tema de la tortura y el secretismo de las autoridades estadounidenses sobre su uso, también continúa arrojando una larga sombra sobre los procedimientos.

Se discute qué pruebas son admisibles, teniendo en cuenta las prácticas a las que fueron sometidos los acusados ​​en la Bahía de Guantánamo y en otros lugares.

"No hay forma de tener un juicio justo en este momento si vamos a continuar con esta farsa", dice la abogada de Ammar al Baluchi, Alka Pradhan.

"Tenemos cientos de mociones pendientes, todas porque el gobierno en cada momento ha dicho que no nos van a dar información básica sobre dónde estuvieron detenidos los muchachos, quién habló con ellos, qué preguntas les hicieron y de qué manera", agrega.

Centro de detención de Guantánamo en 2013.
Reuters
Centro de detención de Guantánamo en 2013.

Es desesperante para las familias de las víctimas de los ataques que el progreso siga siendo tan lento 20 años después de los hechos.

"Estados Unidos no está siendo juzgado, los terroristas sí", dice Elizabeth Berry después del final de la última sesión previa al juicio.

"Me frustra especialmente cuando escucho que hemos perdido a familiares que nunca vieron una resolución para este caso, pero soy optimista porque hemos comenzado de nuevo y estamos avanzando", señala.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...