Tecnología > TELEMEDICINA

Cómo funciona Doctari: la plataforma de telemedicina que le donaron a ASSE hasta fin de año

Doctari es un proyecto uruguayo que trabaja como mediador entre pacientes y prestadores de salud en Uruguay y Argentina

Telemedicina de salud mental llegó a Uruguay para quedarse.

Tiempo de lectura: -'

30 de abril de 2021 a las 17:02

La Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) recibió la donación de una herramienta de telemedicina que ayudará a tratar los problemas de salud mental.

El usuario debe ingresar a la página web desde cualquier dispositivo y registrarse como “paciente” con una dirección de correo electrónico. Los profesionales pueden hacerlo identificándose como tales.

Registro de "paciente" a través de la página web

Una vez realizado el registro, ingresa a una ventana donde puede buscar a un médico por país, área de especialidad, fecha, modalidad de la consulta (online o presencial) o directamente por nombre.

El paciente puede ver el perfil y puntuación de cada profesional. Las consultas programadas y el historial de consultas son accesibles a través de la barra superior de la página.

Ventana de búsqueda de Doctari

En el caso de solicitar una cita remota, las videollamadas son realizadas a través de la propia página y se ingresa mediante un link que es enviado por quien lo atiende.

Desde enero, y hasta que finalice el año, la compañía brinda sus servicios de forma gratuita a ASSE como una manera de apoyar al país ayudando a reducir la movilidad.

Lo mismo fue ofrecido a profesionales de salud mental por la relevancia que tiene la atención psicológica y psiquiátrica en el contexto de confinamiento actual.

Solamente la línea de atención emocional de ASSE (0800 1920), que es atendida por psicólogos, brindó ayuda a 22.056 personas en 2020.

Cómo se creó Doctari

En 2016, en ese tiempo libre de covid-19 que hoy parece tan lejano, un grupo de uruguayos creó Doctari, una herramienta de telemedicina basada en facilitar el acceso a la atención médica. Algo que hoy forma parte del vocabulario de la pandemia pero para ese entonces estaba lejos de ser la norma en Uruguay.

Entre sus fundadores se encuentran Diego Estol, antiguo director del Hospital Británico y Roberto Canessa, entre otros socios de diversas áreas que dieron origen al servicio.

“El proyecto se crea alrededor de la idea de poder atender mediante video consulta pero no es la única posibilidad que brinda”, explica Jorge Ottavianelli, socio y gerente general de Doctari. La herramienta hace de intermediario entre pacientes y profesionales de la salud, ya sean miembros de una institución o independientes.

Hacer interconsultas con varios  médicos, llevar un seguimiento de internaciones domiciliarias y coordinar puertas de emergencia son algunas de las funciones que cumple la plataforma para sus clientes.

Tras el arribo de la pandemia y la expansión de la telemedicina en el mundo, hoy sus servicios están disponibles para más de un millón de usuarios de prestadoras de salud de Uruguay y Argentina con las que tienen convenio.

La herramienta busca expandirse a otros países de América Latina

Trascender fronteras

Los médicos no estuvieron exentos al trabajo remoto y a nivel mundial se disparó la telemedicina como una herramienta adecuada para este contexto.

En Estados Unidos, para marzo del año pasado, la demanda de la telemedicina tuvo un crecimiento de 10 a 20 veces mayor de lo que se había dado hasta el momento, según informó el medio especializado en salud STAT.

“Si miramos Uruguay, el uso de telemedicina en 2020 aumentó por tres y en los prestadores de salud que trabajan con Doctari, por cuatro”, asegura Ottavianelli. Ya en abril del año pasado, esta modalidad obtuvo un marco jurídico en el país a través de la ley n° 19.869.

Desde su fundación, la misión de la compañía es “que la distancia no sea una barrera para que haya medicina en el último rincón del mundo”.

Hasta el momento, la página funciona solamente en el Río de la Plata pero están en contacto para llevarla a otros países de América Latina como Colombia, Perú, Chile, Paraguay y Panamá.

En el corto plazo “seguramente” las operaciones se expandan a nuevos lugares en la región, afirma, siguiendo con el crecimiento del número de clientes que tuvo en ambos países.

La empresa firmó en julio del año pasado un acuerdo con la tecnológica Isbel. En aquel momento, Amilcar Perea, cofundador de Doctari, comentó a El Observador que el acuerdo les daba mayor fuerza para “seguir atendiendo a toda la demanda que surgió en los últimos meses”.

 

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...