Economía y Empresas > CONFLICTO

Cuatro preguntas para entender el conflicto entre ANCAP y su sindicato

Las partes llevan más de cuatro meses en un conflicto que podría terminar este martes

Tiempo de lectura: -'

10 de octubre de 2017 a las 09:14

¿Cómo se originó el conflicto entre el sindicato de ANCAP (Fancap) y la administración del ente?

El conflicto surgió luego de que el Poder Ejecutivo decidiera eliminar, el viernes 30 de junio, el servicio médico que atendía a 3.200 trabajadores y jubilados de ANCAP. Tras conocer esta decisión, los trabajadores nucleados en Fancap suspendieron las horas extras en la planta La Tablada.

Como consecuencia, la falta de combustible comenzó a sentirse y el gobierno decretó la esencialidad de los servicios de importación, producción y distribución de este material. El viernes 16 de junio el gobierno y Fancap firmaron un acuerdo que, entre otras medidas, suspendía la aplicación de la resolución de la esencialidad y como contrapartida se estableció que el gremio también suspendía la realización de medidas sindicales hasta el miércoles 21 de junio.

Ese mismo día se efectuó una asamblea general de trabajadores del ente en la que se resolvió rechazar la propuesta del gobierno sobre el servicio médico. Sin embargo, tal como lo dispuso el Ejecutivo, este servicio terminó cerrando el 30 de junio, y los trabajadores y jubilados pasaron a recibir las prestaciones por parte de la Asociación Española sin ningún otro tipo de beneficios como cualquier trabajador público o privado que tiene cobertura del Sistema Nacional Integrado de Salud.

¿Cómo continuó el diferendo?

El enfrentamiento entre ANCAP y el sindicato de Fancap se agravó aun más cuando el Directorio de la empresa aprobó cambios que implicaron una reducción de las guardias mínimas requeridas para realizar distintas tareas en la refinería de La Teja. Los trabajadores rechazaron enfáticamente la medida.

El gremio reclamó que estas guardias sean de 54 personas y argumentó razones de seguridad, mientras que ANCAP entendió que con 42 personas era suficiente.

El jueves 28 de setiembre, ANCAP divulgó un comunicado en el que denunciaba que la refinería de La Teja llevaba tres meses más de inactividad de lo necesario. "Esto se debe fundamentalmente a los conflictos generados por el cierre del Servicio Médico de ANCAP", se detalló. El Directorio afirmó que debido a nuevas medidas gremiales la puesta en marcha de la refinería continuaba dilatándose, lo que supone una pérdida de rentabilidad de unos US$ 25 millones por no haber refinado crudo en la La Teja.

Este lunes, la ministra de Industria, Carolina Cosse, tras ser consultada por el tema, pidió a los trabajadores del sindicato de ANCAP que no hicieran "terrorismo verbal" y llamó al diálogo. Además, dijo que esperaba que la negociación con Fancap terminara bien. La jerarca explicó que hace varios días un equipo muy grande está trabajando "con sentido común y seriedad".

¿Hay una salida?

El lunes por la noche, ANCAP divulgó un comunicado en el que informaba que, finalmente, los trabajadores del Fancap y la administración llegaron a un preacuerdo que pondría fin al conflicto y permitiría la inmediata puesta en marcha de la refinería de La Teja, tras más de siete meses de inactividad.

Sin embargo, este martes los trabajadores del sector de Refinería y Turnantes de Fancap rechazaron que existiera un preacuerdo firmado con la administración.

El dirigente de Fancap Gerardo Rodríguez aseguró a El Observador que "no se firmó ningún preacuerdo", tras destacar que el comunicado fue "totalmente inoportuno". Al ser consultado sobre el tema dijo: "Yo no quiero complicar mucho las cosas porque la propuesta puede ser aceptada por la asamblea, pero lo único que hizo (el comunicado) fue ayudar a entorpecer la posibilidad de un acuerdo".

Según el dirigente, hay una propuesta que se trabajó junto al Ministerio de Industria, ANCAP y el PIT-CNT, que será puesta a consideración en la asamblea de refinería que se realizará este martes en la tarde.

¿Cuál es la propuesta?

Se establece que las guardias mínimas para operar la refinería de La Teja quedaron pactadas en un total de 48,83 personas. "Las guardias establecidas implican una reducción del número total de
funcionarios del sector (a medida que se producen jubilaciones) y permiten su cumplimiento sin
generalización de horas extras", explicó ANCAP en su comunicado. El gremio de Fancap está reunido en asamblea para definir si acepta la salida que ofrece el ente.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...