Mundo > Pandemia

De es una "gripecita" a "no soy sepulturero": las frases con las cuales Bolsonaro minimizó el virus

El presidente brasileño dio positivo al coronavirus después de tanto negarlo

Tiempo de lectura: -'

07 de julio de 2020 a las 15:47

Tanto retó al virus que se convirtió en su víctima. Jair Bolsonaro, a pesar de su historial de atleta del que tanto se ufanó, ingresó este martes en la gruesa lista de brasileños  —más de un 1,6 millones— contagiados por el coronavirus. 

El presidente brasileño estuvo el sábado de viaje sobrevolando zonas del estado de Santa Catarina azotadas por el "ciclón bomba", a su regreso a Brasilia sostuvo encuentros con ministros de su gabinete, todos sin máscara. En la noche se sintió cansado y el domingo continuó el malestar, con fiebre de 38 grados, tos, y falta de oxígeno en los pulmones.

El lunes se hizo el examen y este martes el resultado confirmó la sospecha: el coronavirus dio con, quizás, el hombre que más lo minimizó.

Durante más de un centenar de días, Jair Bolsonaro relativizó la gravedad de la pandemia que entró en su país, el primero de América Latina, el pasado 26 de febrero por el aeropuerto de San Pablo. He aquí un recuento de su frases, o desplantes, más emblemáticas: once, como corresponde a un país tan futbolero como Brasil.

Una fantasía

En un mensaje televisado al pueblo brasileño en el inicio de la pandemia, el presidente Bolsonaro dijo: "En los últimos meses surgió un virus nuevo pero no hay motivo para el pánico. Seguir rigurosamente las recomendaciones de los especialistas es la mejor medida de prevención. Obviamente, tenemos una crisis, una pequeña crisis. Es una fantasía que los grandes medios de todo el mundo propagan". 

Sobredimensionada

Durante la visita oficial de cuatro días a Estados Unidos, el 9 de marzo se dirigió a la comunidad brasileña en Miami: "La cuestión del coronavirus a mi entender está siendo sobredimensionada, en cuanto al el poder destructivo del virus. Tal vez esté siendo potencializado hasta por una cuestión económica. Creo que en Brasil no va a funcionar..."

Vengo del pueblo

Después de saludar a seguidores que se manifestaron frente al Palacio de Planalto a favor del gobierno y contra el Congreso y el Poder Judicial, el presidente brasileño declaró a la radio Bandeirante el 16 de marzo: "No viviré atrapado dentro del (Palacio) Alborada. Si decidí darle la mano al pueblo, es mi derecho, vengo del pueblo".

Responsabilidad mía

Preguntado aquel mismo 16 de marzo sobre el riesgo al que se exponía al saludar a sus seguidores, Bolsonaro respondió: ¿si yo me contaminó,? Esa es responsabilidad mía, nadie tiene nada que ver con eso."

Histeria

En medio del enfrentamiento con los gobernadores de estado sobre las medidas de contención del coronavirus, el presidente en otra entrevista radial sostuvo: "Ese virus trae cierta histeria a algunos gobernadores. A mi entender, y puedo estar errado, están tomando medidas que van a perjudicar y mucho a nuestra economía."

No me derribará

Durante una conferencia de prensa el mandatario brasileño hizo alusión a la puñalada que recibió durante la campaña presidencial de 2018. "Después de la puñalada, no será una gripe lo que me derribará". Era el 18 de marzo. 

Una gripecita

Cuando Brasil registraba menos de medio centenar de muertos, aún muy al principio de la pandemia, Bolsonaro afirmó:"En mi caso particular, por mi historial de atleta, en el caso de que fuera contaminado por el virus no tendría que preocuparme, nada sentiría o seria como mucho la acometida de una gripecita o un resfriadito"

Si, morirán

En otra declaración el 21 de marzo, el presidente se preguntó a si mismo: "¿Morirán algunos por el virus? Si, morirán", siguió. Y añadió: "Si uno con discapacidad lo tiene, lo siento".

Menos que el H1N1

Un día después, el mandatario comparó la pandemia actual con la gripe H1N1 de 2009. "El número de personas que murieron por la H1N1 fueron poco más de 800. El pronóstico no es alcanzar esa cantidad de muertes en relación con el coronavirus". Al 7 de julio, Brasil ya tiene 64 mil muertos por coronavirus, y se estima que muchos más no han sido contabilizados porque no llegaron a ser testeados.

Yo no soy sepulturero

Cuando la pandemia ya se había cobrado la vida de más de 2.500 personas, Bolsonaro declaró que esperaba que se estuviera al fin de la cuarentena, "de esa manera de combatir el virus con todos en casa". Y ante la insistencia sobre el número de muertes, espetó: "Yo no soy sepulturero".

Una barbacoa

Rodeado de centenares de seguidores, sin protección pero con traje y corbata, cuando su país registraba cerca de nueve mil muertes, el presidente contó que haría una barbacoa en su casa. "Estoy cometiendo un crimen. Voy a hacer una barbacoa el sábado en la casa. Incluso haremos una colecta. Vamos a poner 70 reales (13 dólares). Hay 700 personas aquí, todas confirmadas, todo el mundo está invitado. 800 personas, si somos mil entraremos...", según registró BBC.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...