Personajes > ALIADA INESPERADA

Del traje de baño rojo al chaleco amarillo: la cara política de Pamela Anderson

La actriz y modelo canadiense vive en Francia desde hace un año y se manifestó a favor del grupo de protesta que sacudió el país europeo

Tiempo de lectura: -'

05 de diciembre de 2018 a las 10:23

Pamela Anderson vive solamente desde hace un año en Francia, pero la actriz y modelo canadiense ya está metida de lleno en la política del que califica como su "país adoptivo". La exintegrante del elenco de Guardianes de la bahía se manifestó a favor del movimiento de los "chalecos amarillos", que durante los últimos días realizó una serie de protestas en distintas ciudades francesas, y generó un gran conflicto con las autoridades y el gobierno de Emmanuel Macron. 

La estrella de 51 años no se limitó a dar su respaldo, sino que se puso a analizar la situación, los antecedentes del movimiento, y justificar con argumentos su decisión, sobre todo considerando que se trata de una extranjera. Este martes, Anderson publicó un texto en su sitio web titulado "Los chalecos amarillos y yo", en el que analiza el porqué de la violencia de las protestas.

"Es una revuelta que se ha ido fermentando en Francia por años. Una revuelta de la gente ordinaria contra el sistema político actual que, como en tantos países occidentales, se alía con las élites y desprecia a sus propios ciudadanos", escribió, y justificó que la política que impulsó la compra de autos que funcionan con combustible diésel, que ahora sufren un aumento para impulsar los combustibles alternativos, se siente como una "traición". 

"Comprar un auto nuevo probablemente no es un gran problema para el presidente Macron y sus ministros. Pero es muy complicado para mucha gente que ya está con su presupuesto al límite. Mucha gente pobre no podrá ir a trabajar, especialmente si no hay un sistema de transporte público confiable en su lugar. Los ancianos no podrán ir a hacer sus compras o al médico", continuó Anderson. 

 

La actriz se declara pacifista, y rechaza la violencia, pero intenta explicar, no justificar, por qué las protestas de los chalecos amarillos se convirtieron en manifestaciones violentas. "Cuando una protesta se vuelve violenta suele ser por un fallo del Estado. La falla del Estado de permitir que la gente se haga oír", dijo. Y citando al antropólogo francés Philippe Bourgois, agregó que la sociedad capitalista es violenta por naturaleza. "Protestar por las ventanas rotas de los bancos y los autos quemados es un error. Esto hay que analizarlo en el statu quo actual. En el que el poder de los poderosos y la debilidad de los débiles se mantienen", dijo la actriz.

“La verdadera pregunta es si las actuales protestas pueden convertirse en algo constructivo. Lo que pase el día después y si los progresistas en Francia, y en todo el mundo, pueden encontrar soluciones para construir sociedades equitativas e igualitarias”, concluyó. 

En las últimas semanas, Anderson ha comentado más sucesos políticos en sus redes sociales, mostrando interés en las ideas del político estadounidense Bernie Sanders, y comentando que en su "radar" están las elecciones europeas de 2019, a las que consideró como "un gran campo de batalla". 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...