Economía y Empresas > DERES

Desoyendo a Adam Smith

Para conseguir el mejor resultado cada miembro del grupo debe hacer lo mejor para sí y para el grupo

Tiempo de lectura: -'

28 de noviembre de 2018 a las 05:04

Por Daniel Laino
Director de Improfit

En uno de los momentos cúlmines de la película Una mente brillante, el personaje principal se descarga con una afirmación que bien podría haber enunciado el propio John Nash: “Adam Smith decía que para lograr el mejor resultado cada miembro del grupo debe hacer lo mejor para sí. ¡Incompleto! Para conseguir el mejor resultado cada miembro del grupo debe hacer lo mejor para sí y para el grupo”. 

Hace pocos días esa frase parecía sobrevolar una reunión donde participaban representantes de más de 40 empresas socias de Deres. Buscar lo mejor para sí mismas y para el grupo, o la sociedad en este caso. 

Convocadas por Deres, esas empresas participaron de grupos de trabajo destinados a abordar de manera colectiva temas como equidad de género, consumo responsable, noticias falsas, cuidado del ambiente e inclusión de personas con discapacidad. Una iniciativa que busca generar espacios de intercambio, aprendizaje y generación de herramientas para abordar desde el ámbito empresarial estas temáticas.

La experiencia tiene dos aspectos novedosos e innovadores para resaltar. Primero la colaboración: el paradigma habitual en el mercado suele ser la competencia, y si bien existen espacios de intercambio, es muy poco frecuente ver empresas de áreas diversas buscando generar aprendizajes en forma abierta y compartida. En épocas donde la innovación es un factor crítico para cualquier negocio, la apertura y la diversidad de perspectivas es una forma de aprender a innovar y a explorar nuevas respuestas.

Segundo, esta experiencia busca generar masa crítica; el nivel de los desafíos que plantean, por ejemplo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible requiere mucho más que el accionar positivo de empresas e individuos. Es necesario incidir en prácticas del mercado y de la sociedad, promover conductas y comportamientos que se transformen en nuevos marcos de acción. A modo de ejemplo: la basura era asumida como una consecuencia inevitable de cualquier proceso productivo hasta que algunos innovadores nos invitaron a entenderla como un problema de diseño que puede ser resuelto.

Abordar de manera colaborativa estos desafíos puede contribuir en forma decisiva a instalar nuevas prácticas y marcos de acción a través del accionar en el mercado y en las diversas cadenas de valor.

El cambio climático, la desigualdad de género, la contaminación de los océanos y hasta la pobreza son ejemplos manifiestos de que la máxima de perseguir únicamente los resultados propios conduce a un callejón sin salida, similar al de quien corta la rama del árbol que lo sostiene.

Y no se trata únicamente del agotamiento del planeta, sino también del agotamiento de la confianza en una sociedad que exige una mayor justificación del valor compartido creado para conceder su estima y sus permisos para operar a sus empresas y a sus instituciones.  

Avanzar juntos por el desarrollo sostenible aparece como un camino práctico y posible de buscar lo mejor para el grupo y para nosotros mismos. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...