12 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 38,90 Venta 41,30
25 de mayo 2023 - 11:30hs

El genocidio de Ruanda fue el intento de exterminio de la población Tutsi por parte del gobierno de la etnia Hutu de Ruanda, ocurrido entre el 7 de abril y el 15 de julio de 1994. El Tribunal Penal Internacional (TPI) que investiga y juzga ese aniquilamiento estima que fueron asesinados aproximadamente el 70% de los Tutsis. Las cifras de muertes en esos cien días oscilan entre medio y un millón de víctimas fatales.

"Uno de los genocidas fugitivos más buscados del mundo fue detenido en Paarl, Sudáfrica", en el marco de una operación con las autoridades sudafricanas llevado a cabo este miércoles, informó un tribunal de las Naciones Unidas en un comunicado, según reporta la agencia de noticias AFP y otros medios internacionales.

"Fulgence Kayishema permaneció prófugo durante más de veinte años. Su detención garantiza que finalmente se enfrentará a la justicia por sus presuntos crímenes", declaró el fiscal jefe Serge Brammertz, del Mecanismo Residual Internacional de Tribunales Penales de las Naciones Unidas (IRMCT).

Más noticias

Rwanda conmemora el vigésimo quinto aniversario del genocidio. Se trata de un país mediterráneo que tiene en la actualidad unos 14 millones de personas y fue posesión personal del Rey Leopoldo de Bélgica como el resto de la región del Congo. Luego, tras la muerte del monarca, ocurrida en 1909, pasó a formar parte de los territorios coloniales de Bélgica.

Durante el período de Leopoldo, las matanzas de los pobladores esclavizados se calculan en varios millones, sin precisión por la falta de censos entre las comunidades sometidas por la potencia colonial.

Entre las atrocidades cometidas por el sometimiento, los belgas agudizaban las diferencias de clase señalando a un “tutsi” con menos de diez vacas como un “hutu” y los sometían a trabajos forzados, reproduciendo el sometimiento colonial entre la propia comunidad. Hasta 1950, la educación estaba disponible sólo para los tutsis.

La autonomía de Ruanda de la dominación colonial se produjo en 1962 y sigue siendo uno de los países más pobres del planeta.

"El genocidio es el delito más grave que conoce la humanidad. La comunidad internacional se comprometió a garantizar que sus autores sean enjuiciados y castigados. Esta detención es una demostración tangible de que este compromiso no decae y de que se hará justicia, tarde lo que tarde", declaró Brammertz.

En los últimos años, el fiscal del IRMCT se quejó de la falta de cooperación de las autoridades sudafricanas y hubo una serie de casos en los que se estuvo a punto de capturar a Kayishema. Pero este jueves, Brammertz alabó la cooperación y el apoyo del gobierno sudafricano.

El acta de acusación alega que el 15 de abril de 1994, Kayishema junto con otros genocidas asesinaron a más de 2.000 hombres, mujeres, personas mayores y niños refugiados en la iglesia de Nyange, en la comuna de Kivumu.

El hasta ayer fugitivo, cuya edad debe rondar los 60 años, habría "participado directamente en la planificación y ejecución de esta masacre", precisó el tribunal, "especialmente consiguiendo y distribuyendo gasolina para incendiar la iglesia con los refugiados en el interior".

"Cuando esto falló, Kayishema y otros utilizaron un buldócer para derribar la iglesia, enterrando y matando a los refugiados en el interior", precisó.

Kayishema está acusado de los delitos de “genocidio, complicidad en genocidio, complot para cometer un genocidio y crímenes contra la humanidad”.

Durante los años que burló la búsqueda del TPI utilizó múltiples pseudónimos y falsa documentación para esconder su identidad y no ser hallado, añadió la entidad.

El TPI de Ruanda condenó a 62 personas. Uno de ellos es Augustin Bizimana, uno de los principales cerebros de la matanza, quien murió sin dar su testimonio ante la justicia internacional.

Por otra parte, los jueces del TPI suspendieron en marzo el proceso a Félicien Kabuga, acusado de ser el tesorero del genocidio ruandés. El tribunal consideró que debía evaluarse el estado de salud del acusado para decidir si está en condiciones de asistir al juicio.

Temas:

genocidio de Ruanda ONU

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos