Polideportivo > VUELTA CICLISTA

El ciclista bombero que comenzó el "año nuevo" en Uruguay

En su primera Vuelta, Juan Feijó fue el último en llegar pero poco le importó ya que cumplió su sueño y le dio un mensaje de superación a sus hijos

Las lagrimas de Juan Feijó al cruzar la meta y recibir el abrazo de su esposa y su madre

Tiempo de lectura: -'

02 de abril de 2018 a las 18:15

Cuando vio el Cerro de Montevideo mientras pedaleaba en la ruta 5, la emoción le ganó a Juan Feijó y alguna lágrima se le escapó por debajo de sus lentes. El ciclista de Centro Uruguay Vergara estaba a kilómetros de cumplir su gran sueño, completar su primera Vuelta, y demostrarles a sus hijos que, a la larga, el esfuerzo da sus frutos.

Más de nueve minutos después de que Héctor Lucero levantara los brazos para celebrar su victoria en Kibón y se llevara todos los aplausos, Feijó cruzó solo la línea final y se convirtió en el último ciclista en llegar, quien, para muchos, según el dicho popular, da comienzo al año nuevo en Uruguay.

Lea también: El brasileño Magno Nazaret ganó la Vuelta Ciclista

"Me tocó ser el que empezó el año en el país", bromeó desde la fronteriza Río Branco, su ciudad de residencia, el pedalista al que poco le importó haber sido el último ya que completar la prueba para él y su equipo fue una hazaña histórica.

"Fue un esfuerzo grande el que hicimos", contó a Referí. "Después de una temporada larga que empezó en setiembre para preparar Rutas de América y la Vuelta Ciclista, porque en enero tuvimos una caída fuerte que hubo en la doble Río Branco-Treinta y Tres y eso me quitó un montón de entrenamiento", señaló.

"Soy bombero y con el trabajo me tuve que esforzar un poco más, levantándome a las 5 de la mañana o saliendo a pedalear de noche, para recuperar esos entrenamientos, porque sabíamos de la exigencia de la Vuelta", agregó.

El equipo Uruguay Vergara es de los más nuevos en el pelotón. Se formó en 2017 con el objetivo de hacer Rutas de América y para este 2018 se fijaron correr Rutas y la Vuelta. Y lo lograron, a pesar de que ninguno de sus representantes la había hecho antes.

Feijó, de 33 años y padre de tres hijos, había sufrido una fractura el año pasado y en la caída de enero perdió mucha piel por los raspones, lo que lo obligó a parar y luego tener que hacer doble horarios para recuperar el tiempo en la bicicleta.

El domingo llegó solo a la meta. "La última etapa fue la más dura de todas", comentó. "Los equipos grandes salieron a definir e impusieron un ritmo tremendo".

"En los últimos 12 o 14 kilómetros, cuando asomó el Cerro de Montevideo, ya venía muy emocionado en el pelotón, no podía creer lo que estaba concretando. Me puse a lagrimear en el medio del pelotón. Se me pasaron muchas cosas por la cabeza: ver que estaba llegando al objetivo, me acordé de un montón de gente, de los espónsores, de Treinta y Tres, de Vergara, de Río Branco, de donde soy oriundo, y por toda esa gente que está detrás del trabajo de nosotros", expresó.

Uruguay Vergara: Carlos Cardona, Facundo Fleitas, Leonel Rodríguez, Luciano Flores y Juan Feijó.

El equipo de Uruguay Vergara: Carlos Cardona, Facundo Fleitas, Leonel Rodríguez, Luciano Flores y Juan Feijó.

El equipo de Uruguay Vergara: Carlos Cardona, Facundo Fleitas, Leonel Rodríguez, Luciano Flores y Juan Feijó.

Como la mayoría de los equipos uruguayos, el club de Vergara recurre a los espónsores del pueblo o del barrio para subsistir, a las ayuda de las alcaldías e intendencias, y al apoyo de los ciudadanos. "Nos guiamos mucho con bonos de colaboración que hacemos con comisiones y vecinos que siempre nos dan una mano en toda la temporada. También agradecemos al intendente de Treinta y Tres, al alcalde Fidencio (González) de Vergara que siempre se preocupó y nos acompañó, al igual que el director de Deporte, Pablo Melgarejo, y al presidente del equipo, Flavio Bello, que estuvo en toda la carrera. También a Nelson Llado que fue el encargado de nosotros toda la temporada, a él el grupo le dedica esta Vuelta porque nos mimó y nos cuidó como un padre".

"Sin dudas que fue una Vuelta de mucho sacrificio, en la que se sumaron muchos kilómetros. Para mí se empezó con las piernas, luego, cuando no había más piernas, la mente nos llevaba para delante para nunca olvidarnos del objetivo, y cuando no hubo más mente se llegó a la meta con el corazón. Así la viví". Juan Feijó.

Feijó, quien comenzó a pedalear en mountain bike hace cinco años y luego se pasó a la rueda fina para federarse como ciclista, es cabo en el cuartel de Bomberos de Río Branco, donde sus compañeros lo hicieron descubrir el mundo de la bicicleta.

"Para un simple trabajador, padre de familia de tres hijos, bombero, uno saca y descubre tiempo que no tiene por el amor a lo que uno hace. Y eso es lo que te lleva a superarte día a día", contó a Referí, algo que también dijo cuando fue invitado al programa de televisión de la Vuelta, lo que para él también fue un "momento especial".

"Todo fue un privilegio para mí porque pude mostrarle a mis hijos que todo se puede en la vida. Tengo dos hijas que se están formando, que comienzan a plantearse objetivos y yo les decía: 'van a ver lo que va a hacer papá, y lo va a hacer por ustedes, para demostrarle que con dedicación y amor todo se puede en la vida'", comentó.

Tras finalizar la Vuelta, el equipo regresó el domingo por la noche a Vergara donde tuvo un recibimiento "impresionante". "Se armó una caravana un tanto imprevista y fue una locura, con mucho cariño. Les agradecemos ese momento que nos va a quedar guardado en los corazones de todos los ciclistas", señaló Juan.

Y este lunes, en el "año nuevo" lo comenzó en Río Branco, mientras se toma unos días de descanso para recuperar energías y volver recargado al cuartel de Bomberos. "Curiosamente, el que los hace trabajar está de licencia. Por ahora voy a disfrutar de la familia y la semana que viene volveremos a apagar incendios y a cuidar a la población", señaló el cabo, quien cuando no pedalea está a cargo de las dotaciones.

Para Uruguay Vergara, que sus cuatro ciclistas hayan finalizado su primera Vuelta fue un logro que los catapulta a ir por más en la próxima temporada, para la que ya tienen el visto bueno de las autoridades de la ciudad y el departamento.

En tanto, para Juan, completar la Vuelta fue todo un mensaje para su familia. "Me emocioné en la llegada, sentí el abrazo de mi mujer y mi madre, y le dediqué todo a mis hijos, de poder dejarle los valores a mis hijos de que sí se puede en la vida, de que por más difícil y complicadas que sean las metas, con fe en Dios todo se puede", señaló.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...