Fútbol > ASÍ SE VIVIÓ EL PARTIDO

El clásico de Nacional y las sensaciones que dejó el empate: conformidad, pero...

El conjunto albo valoró el empate pero se fue con bronca por el penal no cobrado a Pablo García

Carvalho marca a Estoyanoff

Tiempo de lectura: -'

18 de noviembre de 2019 a las 11:12

El empate 0-0 de Nacional ante Peñarol tuvo distintas visiones y sensaciones para los tricolores. Por un lado, lo que se vio en la cancha, una pálida actuación que contrastó mucho con el 3-0 del último duelo ante el tradicional rival aún fresco en la memoria; sumado a la bronca por un fallo arbitral que los perjudicó; y por último, pensando en frío, la tranquilidad de que el empate deja a los albos en la misma posición y con igual diferencia con los aurinegros a tres fechas para el final del Clausura.

Fue un trámite “feo”, admitió Álvaro Gutiérrez, el técnico tricolor, quien sostuvo que “hubo muchas cosas importantes en juego”.

“Estaba la posibilidad de liquidar el torneo (con una victoria). Los dos entendimos que no podíamos arriesgar mucho y salió un partido feo”, dijo en conferencia.

Nacional arriesgó muy poco. En el primer tiempo jugó a mandar pases desde el fondo para que Gonzalo Bergessio peleara por arriba o Brian Ocampo encontrara alguna segunda pelota.

Zunino se lo perdió

Gutiérrez sorprendió dejando afuera del plantel a Gabriel Neves y le dio ingreso a Ocampo como punta por derecha, pasando Matías Zunino como volante.

Con ese cambio, Felipe Carballo, de los mejores en los albos, quedó como el encargado de manejar la pelota en el mediocampo. En tanto, Zunino fue el volante más ofensivo, muchas veces quedando como delantero por adentro junto a Bergessio.

Nacional no tuvo el juego del medio como en el anterior clásico y, quizás por eso, optó por el pase largo para pelearla arriba. Se salteó esa zona sin obtener resultado ofensivo y cerrar un primer tiempo sin remates al arco.

A la hora de defender, desde un primer momento Zunino y Carballo se organizaron para tapar a Walter Gargano en la salida rival.

En la última línea, el que la pasó peor fue Armando Méndez, quien debió sustituir a Matías Viña, con la selección uruguaya, una baja que Nacional sintió de gran forma como reconoció Gutiérrez tras el partido.

Mejía con la pelota

En su debut clásico, Méndez sufrió con el juvenil Facundo Pelistri, quien le ganó en varias ocasiones. Además, con perfil cambiado, en la primera mitad no se proyectó y recién en el segundo tiempo, cuando Nacional se animó más, tuvo algunas subidas interesantes junto al Chory Castro.

En el segundo tiempo, el volante aurinegro siguió haciendo de las suyas y Rafael García emergió para cubrir las espaldas de Méndez en un par de ocasiones, lo que hizo que se ganara los aplausos.

Algo mejor con Pablo García

En la segunda mitad, Nacional mejoró su juego y estuvo más cerca del arco rival.

Una de las razones fue que cambió el triángulo del medio campo y pasó de jugar con un volante y dos más adelantados, a tener dos y uno más adelantando. “Con ese volante yendo un poco más arriba, eso permitió posicionar la pelota más arriba”,  explicó Gutiérrez sobre el complemento.

Además, Peñarol perdió presencia en el medio con la salida por lesión de Walter Gargano, lo que le dio más libertad a Carballo, quien se adueñó de la pelota.

Gutiérrez también tuvo que sacar a Ocampo y le dio ingreso a Pablo García, un jugador que tuvo buenos minutos cuando entró, pero que aún no es tenido en cuenta en cuenta en el equipo base del DT, si bien ha sido titular en alguna ocasión.

El profe Giarruso se fue expulsado luego de que no cobraran penal

García entró por la derecha y desde sus primeras intervenciones le puso frescura al ataque, manejando la pelota con su habilidad característica y generando desbordes, además de jugar por ambos perfiles del ataque.

En un contragolpe, el atacante  pisó el área y avanzó lentamente, como esperando el pie rival. Jesús  Trindade estiró la pierna, lo tocó y fue penal, pero Leodán González no lo consideró así, lo que desató los reclamos de los tricolores, ante la que podía ser la gran oportunidad de abrir el marcador y liquidar un partido muy chato.

Gutiérrez buscó más claridad en ataque con el ingreso de Thiago Vecino por Gonzalo Bergessio –quien estuvo muy impreciso–, pero el juvenil no tuvo ocasiones.

El partido se cerró con empate, con el trago amargo del penal no cobrado y con la sensación de que Nacional, si quería la victoria, podía haber arriesgado más.

De todas formas, el empate no fue mal negocio y a falta de tres partidos, dos de ellos ante rivales descendidos, el tricolor está encaminado para asegurarse la Tabla Anual y pelear por el Clausura hasta la última etapa.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...