Economía y Empresas > FINANZAS PÚBLICAS

El déficit fiscal roza el 5% y expertos piden ajuste inmediato

El rojo de las cuentas públicas subió tres décimas en abril (4,8%) y quedó 2 puntos arriba de la meta que las autoridades del MEF habían proyectado para el cierre de 2019

Tiempo de lectura: -'

31 de mayo de 2019 a las 19:15

Lejos de estabilizarse el déficit fiscal se agravó en abril y cerró el dato anualizado en 4,8% del PIB, tres décimas por encima del dato previo de marzo y el peor registro en más de dos décadas. Según informó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) este viernes, el resultado global del sector público consolidado se ubicó en 3,2% del PIB. Sin embargo, a ese dato hay que agregarle un efecto positivo de la ley de cincuentones equivalente a 1,6% del PIB. Esos son recursos que recibió el Fideicomiso de la Seguridad Social (FSS), pero que el Estado no puede utilizar para sus gastos porque están comprometidos para pagar las futuras jubilaciones de los trabajadores que optaron por salir del régimen de las AFAP y pasarse al régimen de reparto del BPS. 

 

Según el MEF, los ingresos del sector público no financiero disminuyeron 0,1% del PIB respecto a lo observado en marzo 2019. Mientras la recaudación de la DGI registró un descenso de 0,2% del PIB, los ingresos asociados al BPS y el resultado primario corriente de las empresas públicas mostraron una mejora de 0,1% del PIB, respectivamente. Cabe precisar que, en este último caso, buena parte de la mejora obedeció al menor pago de IRAE de UTE, que al mismo tiempo se mostró reflejado en la menor recaudación de la DGI.

Por su parte, los egresos primarios del sector público no financiero disminuyeron 0,1% del PIB respecto a los datos de marzo 2019. La caída en los egresos se debió principalmente a una disminución de los gastos no personales del gobierno central-BPS (-0,1% del PIB), seguido por una disminución de las inversiones (-0,1% del PIB). Estas caídas fueron compensadas parcialmente por aumentos de las pasividades, las transferencias y las remuneraciones, que en su conjunto representaron un aumento de 0,1% del PIB, de acuerdo al comunicado oficial. 

Por último, los pagos de intereses del sector público no financiero aumentaron 0,1% del PIB respecto a lo observado en marzo 2019, ubicándose en 2,7% del PIB. Dicho aumento se debió íntegramente a la suba en los intereses pagados por el gobierno central-BPS, según el MEF. 

La tendencia de las cuentas públicas es contraria a lo previsto por el equipo económico al realizar las proyecciones de la última Rendición de Cuentas el año pasado. Las autoridades esperan terminar el 2019 con un déficit equivalente al 2,8% (hoy está 2 puntos porcentuales por encima de ese guarismo), y alcanzar la meta de 2,5% contemplada en el Presupuesto quinquenal para fines del próximo año. 

Históricamente, el desempeño de las cuentas públicas de Uruguay tiende a agravarse en una año electoral, por lo que seguramente los analistas privados corrijan al alza sus previsiones para el cierre del año. En la encuesta de Expectativas de El Observador de mayo, los privados habían proyectado un desequilibrio de 4,5% para el cierre de 2019 y de 4,1% para 2020. 

Privados piden ajustar en 2019

Minutos después de conocido el dato del déficit de abril, el gabinete de Tabaré Vázquez –sin el presidente– realizó una conferencia de prensa en la ciudad de Treinta y Tres en el marco de una actividad que el Poder Ejecutivo denomina Gobierno de cercanía y con la que, asegura, rendirá cuentas a la ciudadanía, sobre todo en el interior. 
Allí, el ministro de Economía, Danilo Astori, hizo alusión al crecimiento económico pero casi ni mencionó cuestiones relacionadas al rojo de las cuentas públicas, aunque sí reconoció las carencias en empleo y la desaceleración económica. 

“Déficit fiscal de Uruguay en 4,8% del PIB a abril: el ajuste no puede esperar otro año más, hasta mediados de 2020”, posteó en tanto en Twitter el economista Aldo Lema.

“Es difícil de entender que el gobierno haya permitido que llegáramos a esta situación que compromete al país. Queda casi un año, no se pueden postergar decisiones por ser año electoral”, dijo en la misma línea el directivo ejecutivo del CED, Hernán Bonilla.

Por su parte, Javier de Haedo –que asesora al candidato del Partido de la Gente, Edgardo Novick–, pidió al gobierno que “asuma” la situación. “Esperemos que desde el equipo económico dejen de pretender dar cátedra y que quienes aspiran a gobernar el año próximo asuman esta situación y dejen de hacerle creer a la gente que esto se arregla sin mayor esfuerzo”, publicó en Twitter. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...