The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

El futuro en 2018

Sale a la venta un nuevo revolucionario medicamento que cura un tipo de ceguera

Tiempo de lectura: -'

05 de enero de 2018 a las 05:00

Si bien puede argumentarse que recién ha transcurrido una semana, hemos comenzado otro año con las mismas noticias de siempre, como si entre el 31 de diciembre y el 1º de enero solo hubiera habido una simple separación de fechas en el calendario, y 2018 fuera una monótona continuación de 2017. En política, economía, entretenimiento, deportes, etc. el menú comenzó con lo mismo, sin que nada nuevo en relación a lo ya conocido haya venido a afectar las expectativas que teníamos respecto a ciertas cosas diferentes que podrían llegar con el cambio de año.

Ninguna gran sorpresa hasta ahora ha interrumpido el panorama de realidades y hechos al que estamos acostumbrados, por lo que el futuro tal como lo imaginamos todavía sigue sin llegar, o eso al menos hace creer el menú de informaciones generales, para el cual no ha sido fácil encontrar una noticia distinta que despierte un mayor interés en el público con respecto a las demás.

Sin embargo, el año comenzó con una noticia casi no difundida y que puede considerarse extraordinaria, ya que viene a confirmar una certeza basada en la conjetura: que el futuro se hará presente primero en la ciencia y en la tecnología, y que por ahí comenzarán a aparecer los signos de modificación de la vida humana.

Un laboratorio de Estados Unidos anunció que pondrá a la venta un transformador tratamiento genético que cura una rara forma hereditaria de ceguera. Por tratarse de un producto revolucionario, que recién sale al mercado, el costo del mismo es desorbitante. Cuesta US$ 425 mil por ojo, US$ 850 mil por ambos. El producto, aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration o FDA), promete milagrosos resultados con el primer tratamiento y es el primero de su tipo.

Para los miles de pacientes que padecen el tipo de enfermedad retiniana hereditaria causada por un gen mutante, el medicamento representa la panacea específica que habían estado esperando durante toda su vida. La cuestión acuciante es cómo poder pagarlo. La pequeña compañía biotecnológica que lo fabrica dijo que está implementando varios programas para distribuir el costo a lo largo de los años y ofrecer reembolsos si los beneficios disminuyen con el tiempo.

Comentarios