19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
18 de diciembre 2023 - 7:21hs

 El tan "inverosímil" como desapercibido paso del famoso guitarrista Jimmy Page por el pequeño pueblo uruguayo de Puerto Conchillas es el puntapié detrás de la peculiar novela de ficción en la que el escritor Luis Fernando Iglesias esconde este curioso episodio real.

Prieto

"La mañana de aquel viernes de octubre de 1999 en que conocí a Matías Rojas había amanecido lluviosa en Puerto Conchillas" es la frase con la que Iglesias, periodista y conductor radial, comienza a narrar una historia que, según revela en una entrevista con EFE, "empezó a gestarse hace como 20 años".

Del 'bolazo' al 'puede ser'

Fue entonces cuando en una charla con amigos que tienen una casa en esa localidad, ubicada sobre el Río de la Plata y a unos 38 kilómetros de la ciudad de Colonia del Sacramento, en el departamento de Colonia, el escritor dio con la anécdota que primero creyó que era una "tomadura de pelo".

Más noticias

"Me dijeron que un músico famoso (Page) había estado en Conchillas y lo tomé como que me estaban haciendo una broma para que la repitiera, como tengo un programa de música", cuenta.

Sin embargo, dice, tiempo después se enteró de que el exguitarrista de la banda de rock británica Led Zeppelin había estado casado con una argentina cuya familia tenía propiedades en la zona y lo que era un "bolazo" o divagación se transformó en un "puede ser".

"Ahí se me ocurre una novela en la cual en realidad el inglés es un personaje secundario, que transcurre toda en Conchillas y que terminé de escribir por 2019", dice sobre la novela, publicada por Penguin Random House en 2022 y relanzada este diciembre con un nuevo título, "El tiempo es una gran mentira".

Si bien señala que tuvo "varios" títulos, porque primero se iba a llamar "Todo mi amor" -traducción al español de la canción "All My Love", de Led Zeppelin- y luego "Puerto Conchillas", para Iglesias el ideal fue ese que, con su editor, encontró en una frase que en un momento dice al pasar Roberto Benítez, el personaje principal.

Las rosas de 'el Jimmy'

Aunque la novela ambientada en 1999 gira en torno a un montevideano que alguna vez quiso ser músico pero devino en gerente de una arenera en Conchillas, donde conoce a Matías, un joven que le pide trabajo y dice ser guitarrista, su faceta "menos creíble" es la basada en un hecho real: James 'Jimmy' Page estuvo en Conchillas.

Es que, según el autor, fue ese el pasaje que la editorial le dijo que era "inverosímil" de la novela, dicho que lo motivó a hacer una investigación periodística tras la cual publicó un detallado artículo en el diario El País titulado "Un inglés enamorado. El día que Jimmy Page comió choripán en Conchillas".

Para ello, cuenta, fue clave una entrevista en la que el presentador y productor de televisión argentino Gerardo Sofovich dijo que Page era el tío de su nieta, pues su nuera era hermana de Jimena Gómez-Paratcha, cuya madre, Sonia, tenía una casa en Conchillas.

A partir de ese dato, según relata en su artículo, el autor uruguayo indagó sobre el matrimonio de Page con esa argentina, con la que, descubrió, tuvo dos hijos y que, le dijeron pobladores de Conchillas, conoció a Page en Brasil, donde el músico se enamoró de ella antes de decidir visitarla en esa casa de su madre.

Según Iglesias, no solo le contaron que Page tuvo el gesto romántico de enviarle a Conchillas una camioneta con "decenas de ramos de rosas" sino que dio con una foto de la pareja celebrando Halloween que tenía una vecina del pueblo, quien, sin saber quién era, conocía como 'el Jimmy' o simplemente 'el inglés'.

"A mí lo que me servía de eso (para la novela) era lo ilógico, porque es lo mismo a que digas que ahora abre la puerta Brad Pitt y viene a tomar un café acá y dice 'hasta luego' y se va", subraya el periodista.

Para leer con auriculares

Presentador del programa 'Historias de música' en la pública Radio Cultura, Iglesias dice que desde el comienzo tenía claro que su segunda novela, pues escribió principalmente cuentos, iba a tener "mucha música".

La trama se desarrolla en tres días y tiene como otro personaje central a la ficticia Beba, que se basa en 'Chilín', la encargada de un puesto de comidas de Conchillas a la que, dice, incluso Page compró chorizos o milanesas, y escuchar la música a la que se hace alusión es, por ende, clave para el libro.

"Es sumamente importante (...), tan importante que yo diría que no es que se mencionan canciones sino que hay una banda de sonido", indica sobre los temas de fondo de la historia, donde se referencia desde el jazz que escuchaban los padres de Benítez hasta el infaltable rock de Led Zeppelin.

"Es prácticamente la música la que explica un montón de cosas", redondea quien, contento ya con recibir impresiones al ser leído, dice ver con buenos ojos que su historia sirva para animar a conocer ese "enclave británico perdido sobre el Río de la Plata" que es Conchillas.

El libro

Roberto Benítez ha llegado a Puerto Conchillas cargando el peso de una vida anodina y un fracaso sentimental sobre sus hombros. En ese apacible y pintoresco entorno buscará ocultarse de los fantasmas del pasado, refugiado en la cadencia de sus rituales repetidos, un trabajo rutinario, una aventura clandestina con una mujer casada y la compañía de su perro.

A pesar de sus esfuerzos, las historias inconclusas volverán empecinadas a convocarlo. La irrupción en escena de un joven guitarrista, coincidiendo con la llegada al pueblo de un misterioso inglés del que se tejen extrañas hipótesis, rompen la quietud de la tranquila comunidad y alborotan a sus personajes. El encadenamiento de los hechos irá guiando al protagonista hacia un inevitable desenlace, sin que pueda hacer nada para impedirlo. Finalmente, Roberto se verá obligado a enfrentar su pasado e intentar resolver sus asuntos pendientes.

Esta novela, que construye una atmósfera un tanto irreal e inolvidable, es también una reflexión sobre las distintas formas del amor y del olvido.

Con información de EFE

Temas:

literatura

Seguí leyendo

Te Puede Interesar