Fútbol > LOS DE ABAJO

Teuten: la Liga Universitaria, el regreso al fútbol AUF y las vacaciones truncadas

En octubre de 2017 jugaba en al Liga Universitaria y cinco meses después estaba enfrenando a Peñarol en el Estadio Centenario

Tiempo de lectura: -'

11 de noviembre de 2019 a las 05:04

Andrew Teuten se quiso dar una nueva oportunidad en el fútbol profesional en octubre de 2017 y se puso como condición ir a un cuadro donde pudiera jugar. Pensaba en hacer un proceso en formativas de un club para, en algún momento, llegar a Primera división. Pero lo que nunca imaginó fue que a los cinco meses estaría jugando contra Peñarol en el Estadio Centenario.

Teuten jugaba en la Liga Universitaria y le dijo al representante Rubens “Pocho” Navarro –padre de uno de sus compañeros– que quería volver a jugar, pero tenía algunas dudas. Él le propuso la opción de ir a Torque porque allí podría tener los minutos en cancha que desesaba. El equipo iba a jugar al año siguiente en Primera división y, por tanto, debía conformar una tercera categoría por lo que necesitaba varios futbolista 

Hasta fines de ese 2017 Teuten entrenó con este equipo filial de Manchester City en Uruguay y a fin de año quedaron en avisarle si llegaba a quedar en Tercera. Pero en los primeros días del año no tuvo noticias y fue recién el 6 de enero que Ricardo Perdomo –el entrenador de las formativas de Torque– lo llamó para decirle que al día siguiente tenía que estar en Montevideo para empezar la pretemporada con el plantel del primera.

”Yo no lo podía creer, le había comentando con mis amigos que estaba la posibilidad, pero era 6 de enero y no me habían llamado. Yo penaba ‘no será para mí. Haré otra cosa’”, cuenta a Referí sobre la noticia que recibió mientras estaba de vacaciones en La Paloma.

En marzo de 2018 llegó el debut en Primera división contra Boston River en Las Piedras y tampoco se lo esperaba. La fecha coincidía con Semana Santa, y su familia tenía planeado un viaje a Brasil. “Vayanse tranqui, no creo que vaya a jugar, no se preocupen”, les dijo Teuten antes de que viajara. “No me la veía venir”.

Sin embargo, esas vacaciones en Brasil fueron interrumpidas porque luego de jugar contra Boston River, Torque enfrentaba a Peñarol en un Centenario “lleno de gente" y el juvenil iba a ser titular de nuevo. En cinco meses, y casi sin pensarlo, pasó de jugar en la Liga Universitaria a jugar contra uno de los grandes del fútbol uruguayo en Primera. 

“Yo quería arrancar el proceso para llegar, nunca pretendía que pase lo que pasó. Tenía expectativas mucho más bajas, pero se dio así. Eso fue rapidísimo, fue muy loco: entrené un mes y medio”, resume sobre este tramo en Torque.

Etapas de la vida

Teuten tenía claro que cuando terminara el liceo iba a darle una nueva oportunidad al fútbol. Antes había pasado por unas prácticas en la sub 16 de Nacional y jugó en la quinta división de Defensor Sporting, pero ninguno de estos pasos por formativas lo motivaron lo suficiente como para seguir el sacrificio de un jugador de fútbol.

El lateral es amigo de Federico Gutiérrez, el hijo del actual entrenador Nacional. Cuando Teuten tenía 15 años, Álvaro Gutiérrez era el entrenador de la sub 16 de los tricolores y fue dos veranos seguidos a un entrenamiento. Y no fue más. “Entrené y dije ‘no quiero esto para esta etapa de mi vida’”, dice. “No quería perderme el verano”, encuentra como explicación.

La segunda oportunidad fue en la quinta de Defensor en 2015. Allí fue compañero de una generación que tenía a varios jugadores citados en la selección sub 17 de Uruguay. “Estaba despegados”, destaca.

En los violetas no tuvo los minutos que deseaba, los días se le hacían muy largos y, a su vez, su rendimiento en el liceo no era bueno. “La hora me mataba. Encima tenía que estudiar después y no me daba el tiempo. Me iba mal en el estudio y no estaba jugando. Ahí dejé el fútbol”, cuenta.

“En mi interior siempre quise ser jugador porque siempre fui de entrenar bastante. Pensaba que cuando dejara el liceo podía darme una última chance”, comenta. 

El liceo lo terminó en 2016 y al año siguiente comenzó a estudiar para ser contador en la Universidad de la República. En el primer semestre dice que le fue bien, pero en el segundo no y se dio cuenta de que no le gustaba la carrera. En este momento comenzó los entrenamientos en Torque.

El 2018 fue el año del debut en Primera división y se lo tomó sabático en su carrera académica. “Lo tomé como un período de transición, de acostumbrarme a jugar al fútbol, meterle 100%, intentar hacer las cosas bien, cuidarme”, comenta.

Este año volvió a la facultad, pero cambió de carrera. Comenzó a estudiar para ser preparador físico en la Universidad de la Empresa y le está yendo “muy bien”. Leandro Ezquerra, uno de sus compañeros en Torque que está por recibirse, le sugirió que siga esa carrera. Ahora todos los días entrena de mañana y tres veces por semana tiene clases de noche.

El fútbol consciente

Torque descendió en 2018 tras su primer año en primera, pero sobre el final de temporada Teuten vivió una experiencia que “estuvo impresionante”. Por tres semanas se fue a entrenar al Peralada de España, el equipo B de Girona.

“La cancha era un billar, una locura”, define aunque también destaca que en Uruguay Torque “está muy bien” en comparación con otros equipos. “Entrenábamos ahí y a los cinco minutos caían diez locos con pinchos para arreglar la cancha. Tenía un mantenimiento impresionante”, recuerda.

A Teuten le costó “agarrarle la mano” al dinamismo de los entrenamientos aunque cree que terminó jugando bien. “Los primeros días me costó muchísimo, de entrada en calor hacíamos unos monitos y siempre la quedaba. La pelota era una luz, ni la veía”, cuenta.

El regreso a primera de los celestes fue rápido. Torque empató con Deportivo Maldonado 1-1 en el Estadio Centenario y con ese resultado se consagró campeón de la divisional. Una fecha antes, tras ganarle a Bella Vista el sábado 19 de octubre, había asegurado el ascenso para el 2020.

En esta temporada Teuten jugó los 22 partidos, pero es muy autocrítico para evaluar su año pese a esa presencia perfecta. “No tuve partidos muy destacados, prioricé más la defensa y no quedar mal parados”, analiza.

El lateral izquierdo cree que no sobresalió por sus proyecciones ofensivas aunque el juego de Torque los lleve “a tener que subir”. “Pensé que me iba a destacar más”, reconoce aunque también admite que su juego defensivo creció en este año y que fue sólido.

En 2020 Teuten volverá a jugar en la Primera división de Torque y su carrera futbolística seguramente llegará al tercer año en primera. Ahora ya es "piensa" más cuando cuando juega y se da cuenta de la importancia que tiene el fútbol.

Es que en sus primeros años era un “inconsciente” en la cancha. “No me daba cuenta de que iba a debutar en primera y que cinco meses antes estaba jugando en la Liga universitaria, era muy inconsciente”.

El fútbol profesional le llegó más rápido de lo que pensaba y no tuvo el tiempo de ponerse a pensar lo importante que era el día del debut, por ejemplo. “Ese grado de inconsciencia creo que me ayudó a poder jugar tranquilo y bien”, reflexiona. Ahora, con un poco más de experiencia, es más consciente pero por momentos le gustaría dejar de pensar y jugar. Solo jugar.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...