Cargando...

Estilo de vida > CIUDAD

El Mercado Modelo cambia de piel: ¿qué va a pasar allí en los próximos meses?

El edificio que albergó las instalaciones del mercado hortofrutícola más grande del país abrió al público el pasado fin de semana del Patrimonio después de su mudanza y promete ser un espacio de discusión urbanística 

Tiempo de lectura: -'

08 de octubre de 2021 a las 18:07

El sonido recordaba los 84 años de historia que transcurrieron entre las paredes de la edificación art decó. El Mercado Modelo, que supo ser el principal punto venta de industria hortifrutícola del país, comenzó a construirse el 4 de febrero de 1935 y la empresa que asumió la tarea fue la Sociedad Industrial Bello y Reboratti; dos años después abrió al público. Ahora, durante el pasado fin de semana del Patrimonio volvió a recibir visitantes, dejando atrás un ciclo y en busca de una nueva utilidad.

"Para nosotros es muy importante volver estos espacios públicos, por lo menos por un momento, para que la gente los pueda visitar y conocer. Y desde ahí empezar a reflexionar qué es lo que puede pasar con ellos entre todos", explica el arquitecto y docente Diego Morera mientras camina por la calle principal del edificio, que fue intervenido para su reapertura con pasacalles en su calle central. "Para toda la ciudad es un tema lo que va a pasar acá. Es importante tener un espacio para poder pensarlo", dice. En ese sentido la reapertura fue un momento en el que los visitantes pudieron recorrer el espacio e imaginar el uso que podría tener el edificio, que forma parte de las construcciones más icónicas del movimiento art decó en la ciudad. 

Morera es parte de la Usina de Innovación Colectiva de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República (FADU), un espacio de discusión que se formó en 2019 con el objetivo de generar un ámbito universitario que trabaje con la dimensión cultural y articule las cinco disciplinas de la facultad: arquitectura, diseño industrial, diseño de paisaje, diseño de comunicación visual y diseño integrado. Según indica el docente, la idea no es solamente que las carreras se vinculen entre sí y se dinamicen, sino que salgan a la calle y se vinculen fuera del ámbito meramente académico.

La Usina de la FADU se vinculó desde sus inicios a aquellos espacios históricos que, por algún motivo, quedaron en desuso en la ciudad. En 2019 comenzaron con un festival en la Estación Central de AFE, esa fue la primera vez que volvieron a abrir un edificio histórico para transformarlo en un espacio de intercambio, con conferencias internacionales, talleres y exposiciones. En 2020 formaron parte de una reapertura del espacio del Dique Mauá para reflexionar sobre el potencial urbanístico de la zona. Ahora, siguiendo la misma línea de acción, forma parte de la reapertura del Mercado Modelo para promover la generación de ideas sobre el espacio. 

Esta reapertura temporal se enmarca en el plan que la Intendencia de Montevideo dio a llamar "El modelo está cambiando". Martín Delgado, director de Espacios Públicos y Edificación de la intendencia explicó a El Observador que si bien el área del mercado está ubicada en una vía urbana "muy bien conectada y servida", también es parte de la ciudad que tuvo una actividad muy específica e intensa que desplazó a muchos otros usos de la ciudad en ese lugar. "Sustituir esos usos es un proceso que no va a ser del día a la mañana y que genera expectativas y miedos por parte de las personas que viven allí cerca", indicó. 

Entonces, después de intervenir el exterior del edificio, convocaron a la universidad para trabajar puertas adentro. El objetivo es, según Delgado, "pensar el futuro de este pedazo de ciudad". "Por eso ahora cuando abrimos el galpón por primera vez a vecinos y vecinas el día del Patrimonio fue como un festejo", comentó.

Pensar en el espacio en colectivo

Si bien los portones se abrieron durante dos días, la Intendencia y la Usina firmaron un convenio para generar espacios de formación y debates dentro de las instalaciones del Mercado Modelo hasta mediados de 2022.

Se proyecta utilizar el espacio "invitando a colectivos a que lo ocupen por un mes y medio como un laboratorio y espacio de trabajo, para ensayar formas de vivir juntos", explicó el arquitecto, y señaló que desde la Usina de la facultad se lanzó un llamado para proyectos, talleres y actividades, interesados en funcionar en el espacio del mercado y recibió 47 propuestas que están actualmente a estudio del Comité Académico de la Usina. Serán, según señalaron, para todo público. "Para nosotros es fundamental sacar a la academia de su encierro, salir para afuera y a la vez aprender del afuera. No solamente mostrar lo que uno hace sino también recibir y generar intercambios que nos enriquezcan a las dos partes", sostuvo.

Delgado, que también es investigador del Instituto de Estudios Territoriales y Urbanos de la FADU y docente del Taller Danza, sostuvo que el convenio se mantendrá hasta mediados del año que viene con "actividades de participación de los vecinos, organizaciones barriales, iniciativas académicas y estudiantes y profesores de la Universidad de la República". 

"La arquitectura y el diseño tienen mucho para decir desde la propia mirada de las disciplinas y es importante trabajar la comunicación para que no quede solamente encerrado en la academia. Tenemos cosas para decir, no es que no tenemos nada que opinar", sostiene Morera, mientras camina por las instalaciones del antiguo mercado. ¿Qué tienen que opinar desde el ámbito académico sobre ese "pedazo de ciudad"? Que debe ser un espacio público: "creemos que este es un espacio que no puede perder su vocación pública. Sea lo que sea que vaya a pasar después de esta transición ese carácter público para nosotros es fundamental que no se pierda".

En este sentido Delgado coincidió con la vocación pública del edificio. Más allá de las configuraciones que pueda adquirir el nuevo "barrio modelo", sostiene que "la idea es que el mercado sea el corazón público del barrio".

A partir del fin de semana del Patrimonio quedó abierto el espacio Campo, disponible de lunes a viernes entre las 9:00 y las 23:00. 

"Es importante no solamente hacer una plaza que quede abierta y nada mas, sino que también vivirla y usarla como un espacio activo", sostuvo Morera.

Sin embargo no es estrictamente una plaza, ni una cancha, un espacio público temporal. Hasta que se defina el nuevo proyecto urbano para ese lugar. Ahora, donde había una explanada de una hectárea que tenía locales comerciales al aire libre se generó un espacio con instalaciones y juegos infantiles. Lo más curioso es la creación de un círculo verde de 55 metros de diámetro, donde todas las superficies -incluidos equipamientos y columnas- van a tono. "La idea es que sea un croma urbano, en el que los cuerpos sean los protagonistas", explica Morera y señala que se concibió como una invitación a cambiar el espacio.

Este sábado 9 de octubre habrán actividades en el predio. Se organizará una feria de la Asociación de Microcervecerías Artesanales del Uruguay, entre las 13:00 y las 23:00, se instalará la huerta del club Villa Española. Entre las 13:00 a 16:00 habrá una clínica de básquetbol y a las 16:00 una clase de zumba.

A partir de las 18:00 se presentará la banda de jazz Los Catadores de Gazpacho y a las 20:00 se abrirá el micrófono para un espacio de improvisación.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...