Carta Lectores

El saber no ocupa lugar

Tiempo de lectura: -'

06 de enero de 2020 a las 05:00

Este dicho era común hace un tiempo pero quedó obsoleto.

La información no solo ocupa lugar en nuestro cerebro sino también en nuestros celulares y computadoras, lo que hace necesario eliminar información si queremos que nuestros dispositivos funcionen correctamente. El saber y la información sí ocupan lugar. 

El filósofo coreano alemán Byung-Chul Han menciona en uno de sus libros que el psicólogo británico David Lewis a fines del siglo XX identificó un desorden psicológico que denominó Information Fatigue Syndrom (IFS). Este síndrome afectaba a las personas que debían manejar mucha información durante mucho tiempo. Dice el nombrado filósofo que actualmente la mayoría de las personas usuarios de Internet estamos afectadas por el IFS. Hoy estamos expuestos a un diluvio de información que dificulta reducir las cosas a lo esencial. Con frecuencia, un menos de información produce un más. El conjunto de información por sí solo no engendra ninguna verdad. Cuánta más información se pone a disposición más impenetrable se hace el mundo. En un determinado momento la información ya no es informativa sino deformativa.

La ley económica de la oferta y la demanda dice que si hay una cantidad desmedida de un bien, dicho bien se desvaloriza o devalúa. Esto sucede en internet con los mails, los mensajes, los tuits, las fotos y toda la información.

Había otro dicho popular que decía “una imagen vale más que mil palabras”.

Actualmente la facilidad de obtener imágenes digitales hace que existan miles de millones de imágenes y la gente emplea más tiempo en tomar una foto que en verla después. Saca cientos o miles de fotos durante los viajes que luego a nadie le interesa ver. Podríamos reformar el antiguo dicho diciendo que “A veces unas poquitas palabras valen más que mil fotos”.

Es muy humano intentar facilitar todo, producir abundancia y consumir siempre más y más, pero no olvidemos que lo escaso y difícil es lo realmente valioso.

Nadie niega la gran posibilidad de acceder a información y de comunicarse que internet ha hecho posible pero seamos conscientes de sus limitaciones y de los daños que puede producir un uso desmedido de esta útil herramienta.

Bernardo Camou.

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...