Nacional > BLANCOS

El ultimátum de Argimón a Sartori para la renuncia de su mano derecha

La candidata a vice le dio dos caminos a Juan Sartori: o excluía a Óscar Costa o iba a la Comisión de Ética 

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2019 a las 05:01

Al grito de “acá viene el próximo presidente”, Luis Lacalle Pou entró a un almacén de Belén, un pueblo salteño de poco más de 1900 habitantes. “No sé si el próximo presidente, pero sí voy a ser el que se ganó el 5 de oro en Belén”, le respondió el candidato blanco mientras se acercaba al mostrador a jugar sus números.

El día anterior, en Tomás Gomensoro (Artigas) se detuvo durante varios minutos a conversar con una mujer que había tenido mellizos el 7 de agosto, el mismo día que nacieron sus hijos Violeta y Luis. El candidato aprovechó para sacar su celular y buscar una foto de sus hijos adolescentes que le mostró a esa madre con la que se sintió identificado. Como el tiempo no presionaba tanto en su agenda, este jueves caminó unas cuadras hasta la casa de una señora de 94 años que vive en el barrio Salto Nuevo y había conocido a su bisabuelo, Luis Alberto de Herrera. 

La recorrida de la fórmula nacionalista por pueblos del norte del país tuvo mucho de distensión. Lacalle Pou caminando con termo y mate, saludando a cada militante que se acercaba a los pequeños actos en los que los escenarios eran suplantados por sillas, cajones o tablas y la reivindicación de la fórmula de que los mejores encuentros son aquellos en los que pueden “mirar a la gente a los ojos”. 

“Uno entra en la dialéctica de la campaña, en la discusión tonta de los políticos”, dijo el candidato en un acto el miércoles en Baltasar Brum (Artigas) antes de agradecer la posibilidad de estar mano a mano con futuros votantes. Un día después, la interna blanca tuvo un nuevo temblor. 

El Observador dio a conocer audios con conversaciones entre Magdalena Herrera, la exeditora del portal Ecos –propiedad de Juan Sartori– y Óscar Costa, el artífice de la candidatura del empresario y director de campaña del exprecandidato, en las que pedía publicar información en contra de Lacalle Pou antes de las elecciones internas. Y si bien el ambiente de las diminutas localidades del interior seguía ofreciendo tranquilidad, la fórmula nacionalista tuvo que aplicar el plan de contingencia para que el temblor no se convirtiera en un terremoto. 

La que tomó la posta fue la candidata a vicepresidenta Beatriz Argimón, por ser la presidenta del Directorio del Partido Nacional y quien ha tratado mayoritariamente con Sartori. También era una de las agredidas por Costa al ser tildada de “monigote” en una de sus conversaciones con Herrera. La gira por Salto había sido larga para la integrante de la fórmula: tuvo que dar tres discursos y recorrió algunas organizaciones de la sociedad civil. Cuando creía que era el momento de descansar, el teléfono comenzó a sonar. Varios dirigentes blancos exigían que Costa tuviera que presentarse ante la Comisión de Ética del partido. La única carta que lo salvaba de ese tribunal era que Sartori le pidiera la renuncia, indicaron a El Observador fuentes políticas. 

Sartori llamó a Argimón el jueves por la noche y la presidenta del Directorio no le dio mucha opción: o Costa era excluido o iba derecho a la Comisión de Ética. Sartori y Costa se reunieron este viernes por la mañana y luego de una reunión tensa, el exprecandidato le pidió que diera un paso en cualquier dirección que lo alejara de su movimiento. Y le dio unas horas más al dirigente para tomar una decisión. 

El ultimátum estaba marcado para las cinco en punto de la tarde, dos horas antes de que el sartorismo realizara su primer congreso nacional. Veinte minutos después de la hora marcada, Sartori envió un comunicado de prensa en el que anunciaba la renuncia de Costa. “Las autoridades de la agrupación nacional Todo por el Pueblo han acordado con Óscar Costa su renuncia al movimiento político, hecho que se consumó en el día de hoy. El señor Óscar Costa comunicó que ha tomado esta decisión para no afectar la campaña y además defender su honorabilidad ante cualquier instancia que lo requiera”, indicó. 

Para Lacalle Pou se trató de una decisión “lógica, justa y esperable”, según manifestó a El Observador minutos antes de un acto en Orgoroso, Paysandú. Eran las cinco en punto de la tarde y el candidato volvió a su foco. Las internas, que lo habían tenido como blanco de ataques con falsedades, ya tenían dos meses de historia.

Las críticas al FA 

Más allá de que los teléfonos sonaban, tanto Argimón como Lacalle Pou se mantenían impávidos durante las recorridas. El viernes le tocó el turno a pueblos de Paysandú, donde el candidato blanco desplegó su arsenal de críticas contra el gobierno. 

“Los partidos de la oposición están con una agenda propositiva. Escuchen un discursos de miembros del Partido Independiente, Colorado, Cabildo Abierto. Van a ver que hacen propuestas. Y después escuchen los discursos de integrantes del gobierno. Van a escuchar descalificaciones. Esa es la campaña que estamos teniendo”, dijo en la mañana en Quebracho y minutos después agregó: “Ahora se empezaron a dar cuenta que tienen que hacer cosas que no hicieron en 15 años”.

Discursos personalizados 

En cada localidad lo acompañaban dirigentes locales y departamentales. “Los hice pasar acá adelante porque la gente importante no es tanto el presidente, es la gente que está en el pago. Son ellos los que van a representar a Brum y le van a tirar la oreja al gobierno”, les dijo a vecinos de Baltasar Brum (Artigas) el miércoles cuando pidió a políticos blancos que lo acompañaran. 

A los pueblos sanduceros se sumaron los senadores Jorge Larrañaga y Álvaro Delgado, que al igual que otros dirigentes -incluido Sartori- están haciendo giras paralelas en diferentes departamentos. “Jorge, estaba a punto de extrañarte”, bromeó el candidato ante algunas decenas de militantes que se acercaron a escuchar a la fórmula pese al furioso aguacero que duró varias horas. Larrañaga sonreía y aplaudía con fuerza cuando sentía que el discurso de Lacalle Pou lo ameritaba. 

El “mano a mano” de la fórmula blanca en la visita pueblo a pueblo les permitió salirse del libreto que venían manejando desde la recorrida pasada, en la que visitaron las capitales para presentar el programa y presentar la fórmula. La búsqueda de coincidencias por esa apuesta a un “gobierno multicolor” siguió presente, pero Lacalle Pou se permitió adaptar sus discursos según el pueblo que visitaban. 

En Bella Unión, por ejemplo, el foco estuvo puesto en la caña de azúcar y el futuro de Alur. También en la necesidad de que el río Uruguay sea navegable y de que se instale una zona franca en esa ciudad artiguense, junto con un puente binacional. Al día siguiente visitaron Colonia 18 de Julio e hicieron un acto en una casa de familia que se dedica a los cultivos hortifrutícolas. Ante menos de 40 personas planteó la necesidad de crear un Instituto Nacional de la Granja y aseguró que para abaratarle los costos a los productores autorizará la importación de combustibles quitándole ese monopolio a Ancap.  

Argimón hizo algo similar pero con nombre y apellido. En varias de las nueve localidades que visitaron entre miércoles y viernes pidió aplausos para mujeres que participaban de organizaciones contra la violencia de género.

La improvisación le dio a pie a Lacalle Pou para interactuar con los militantes antes, después e incluso durante sus discursos. A una joven que estaba en primera fila en uno de los pueblos salteños le pidió que pasara al frente y diera ella el discurso. La mujer se rió, se paró en las tablas y gritó: ¡Viva la patria!”. Sobre el final del recorrido por el norte, en Paysandú, el candidato evitó decir cuántos días faltaban para la elección. “58”, dijeron al unísono, quienes los fueron a escuchar.  

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...