Fútbol > FINALES DEL URUGUAYO

El Cebolla entrenó a la par del grupo pero Viatri y Gargano fueron a sanidad

El argentino padece un esguince de tobillo y el Mota una contractura en el aductor 

Tiempo de lectura: -'

06 de noviembre de 2018 a las 16:23

Peñarol regresó a los entrenamientos este martes luego de lo que fue su gran victoria por la última fecha del Torneo Clausura frente a Defensor Sporting, que le dio la posibilidad de quedarse con el primer lugar en la Tabla Anual e ir con ventaja a la semifinal del domingo contra Nacional por el Campeonato Uruguayo 2018.

Antes de la práctica, pactada para la hora 15 en Los Aromos, los jugadores recibieron a un grupo importante de quinceañeras, como es normal en el bunker mirasol, se sacaron fotos, les firmaron autógrafos y les cantaron el “feliz cumpleaños”. El que tuvo una mayor demanda de atención con sus hinchas fue el capitán Cristian Rodríguez, quien le dedicó todo su tiempo a los presentes.

El entrenamiento comenzó a las 15.15 con un trabajo de estiramiento con elásticos y elongación, dirigido por el profe Alejandro Valenzuela.

Mientras, Fabricio Formiliano, Carlos Rodríguez, Giovanni González, Lucas Hernández, Fabián Estoyanoff y Gabriel Fernández trotaron alrededor de la cancha para luego realizar trabajos físicos sin pelota en forma diferente al grueso del plantel. 

Cristian Rodríguez realizó los movimientos con pelota con total normalidad y reaccionó bien ante las exigencias, por lo que se comienza a confirmar el regreso del Cebolla a la mitad de la cancha.

Por su parte, Lucas Viatri y Walter Gargano se mantuvieron en el gimnasio trabajando de manera diferenciada. En el caso del delantero presenta un esguince de tobillo y el volante una contractura en aductores. A esta altura de la semana ambos se encuentran en duda para jugar frente a Nacional el domingo (hora 16.30, Estadio Centenario).

En el caso de Gabriel "Torito" Fernández presentó un traumatismo en tobillo, pero de todas maneras pudo trotar con normalidad y realizar ejercicios en una cama elástica, por lo que se pondrá a la orden de Diego López, quien esperará hasta las horas previas del clásico para confirmar el equipo.

Gargano se sumó al grupo durante el decurso de la práctica pero no realizó tareas en el campo de juego. 

Los trabajos se realizaron en la cancha número 2 de Los Aromos y López dispuso tareas con pelota en la mitad del terreno. Primero traslado de pelota, desbordes y definición. Después un fútbol en espacios reducidos. 

El movimiento terminó con un gol de Darwin Núñez para el equipo que vistió chaleco gris. El Cebolla lo gritó como si estuviera palpitando lo que se viene: "Ganamos". López le contestó que fue empate y Guzmán Pereira -compañero del Cebolla- festejó lo que calificó de "remontada". 

Evaristo González fue el único dirigente presente. También estuvieron el exconsejero Andrés "Betingo" Sanguinetti, el director de relaciones institucionales Fernando Morena y el gerente deportivo Carlos Sánchez. 

Además de las quinceañeras, varios hinchas se arrimaron a ver la práctica desde las afueras del predio. 

El clima de clásico ya se instaló en Los Aromos. 

Con el Cebolla repuesto y enfilado a la titularidad. Con Viatri y Gargano en duda. Con Fernández recuperándose de un traumatismo de tobillo. Con Giovanni González recibiendo masajes en el gemelo derecho. Cinco jugadores bajo la lupa de la sanidad. Una razón extra para intentar abrochar el Uruguayo este domingo para que la serie final no se extienda a otros dos clásicos. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...