Fútbol > JUEGA ESTE MARTES

Nacional y la Sudamericana: eso que va entre la ilusión y la realidad

Con un 2-0 ante San Lorenzo, los tricolores  clasificarán entre los ocho mejores, pero hace nueve partidos que no ganan por esa diferencia

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2018 a las 05:02

Pasó la tormenta y ahora Nacional solo piensa en el partido de este martes frente a San Lorenzo por la revancha de octavos de final de la Copa Sudamericana. A la hora 21:15, en el Gran Parque Central, el equipo de Alexander Medina intentará remontar el 1-3 que se trajo del Nuevo Gasómetro el 22 de agosto. El gol de penal que conquistó Gonzalo Bergessio le permite ilusionarse con ganar 2-0 y clasificarse a cuartos de final.

Aunque en los hechos se plantea como un resultado al alcance de la mano, en la práctica no parece tan fácil. Hace nueve partidos que Nacional no gana por esa diferencia. La última vez fue 3-0 contra Fénix, el 5 de agosto. Es más, de los nueve encuentros siguientes, ganó cuatro por un gol, perdió tres, empató uno y el restante es el que quedó inconcluso el sábado frente a Liverpool por la tormenta de granizo cuando transcurrían 58 minutos y el tricolor ganaba 1-0 con gol de Alfonso Espino.

Después de ganar los torneos Apertura e Intermedio, Nacional entró en el segundo semestre en un declive futbolístico que le hizon perder el primer lugar en la Tabla Anual. Bajaron los rendimientos individuales de varios futbolistas (el golero Esteban Conde ya no brindó tanta seguridad, la defensa no se termina de acomodar, el nivel de Cristian Oliva se derrumbó y Gonzalo Bergessio ya no hizo tantos goles, entre otros puntos flacos), por lo que el permanente recambio que tan bien le resultó a Medina en la primera parte del año ya no le brindó los mismos resultados.

Existe un punto positivo entre el actual equipo y el que enfrentó a San Lorenzo hace un mes: Gonzalo Castro se encuentra en mejor condición física y futbolística que en aquel momento cuando recién se había integrado al plantel. El sábado no jugó en Belvedere por una sobrecarga y el entrenador prefirió cuidarlo para el partido de mañana. Su experiencia y pegada puede resultar determinante en un partido decisivo.  

La suspensión del encuentro del sábado le vino bien a Nacional. Estaba ganando, que es importante para el ánimo después de un empate contra River Plate y una derrota ante Wanderers. El gol del triunfo parcial lo hizo Alfonso Espino, un incentivo para otro de los futbolistas que había bajado su producción. Además, porque se jugó menos de una hora, lo que significa menor desgaste físico. Y el primer tiempo alcanzó para verificar que Sebastián Rodríguez es un jugador a tener en cuenta (participó de las tres ocasiones de gol que generó el equipo) pese a que perdió protagonista dentro de los titulares.

El granizo del sábado pasó. La tormenta por los flojos resultados disminuyó. Por lo tanto, este martes Nacional saldrá a la cancha con las tribunas repletas y el objetivo de lograr un resultado que a priori es difícil.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...