Fútbol > NACIONAL

Espino quedó en el medio del club, los socios y su representante

En el tira y afloje el lateral izquierdo fue el que salió peor parado por sus declaraciones de querer “progresar”

Tiempo de lectura: -'

10 de octubre de 2018 a las 05:01

Alfonso Espino es por ahora la víctima visible entre la decisión que tomó la asamblea de socios de Nacional el jueves pasado y el empresario Pablo Boselli. El lateral izquierdo es el único futbolista del plantel principal representado por Boselli y este martes tuvo que publicar un tuit aclarando lo que había dicho el lunes en una entrevista de radio y que desató críticas en las redes sociales. Además brindó una conferencia de prensa en Los Céspedes donde respondió preguntas sobre el tema.

“Para los mal entendidos que hay, o capaz que me exprese mal, dije que quiero progresar para mi y mi familia... Progresar, ir para adelante no para atrás. Mejorar en varios aspectos. Le debo todo a Nacional, mal o bien siempre dejé todo por ganar y cumplir los objetivos. Vamo nosotros”, escribió el Pacha.

Espino expresó el martes en el programa Último al Arco de Sport 890 lo siguiente: “Tengo ganas de irme. Estoy con ganas de progresar e irme a un equipo mejor. Tendremos que ver con los dirigentes qué es lo mejor para mí y para ellos”.

Entre algunos dirigentes e hinchas no cayeron nada bien las declaraciones del lateral izquierdo, manifestadas en un momento álgido de las relaciones entre el club y su representante. El contrato de Espino vence el 31 de diciembre y si no renueva antes puede irse libre, sin dejarle un peso a la institución.

El jueves 4 de octubre una asamblea de socios de Nacional resolvió por unanimidad cortar las relaciones con Boselli, porque están en desacuerdo con la forma en que llevó a varios de los juveniles a Europa (Juan Manuel Sanabria, Franco Israel, Guillermo May) sin que debutaran en Primera y pagando solo la cláusula de rescisión, que generalmente es de US$ 1 millón.

De acuerdo a informaciones que maneja el grupo de socios tricolores denominado Guardianes de Nacional (impulsores de la asamblea del jueves pasado), Boselli representa a unos 20 jugadores de las formativas.

Sobre este asunto, Espino también opinó: “No me gusta meterme mucho en esos temas. Cada uno tiene su forma de ver las cosas. En algún momento se va a arreglar”.

En el semestre pasado Nacional le hizo una propuesta de renovación, pero quedaron en seguir negociando en el actual semestre.

En la reunión de comisión directiva del lunes se resolvió redactar una nota para comunicarle oficialmente a Boselli la determinación de la asamblea, según dijo un dirigente a Referí. Asimismo, consultado por este diario, Boselli le bajó el perfil a la situación: “El club no me ha informado aún (sobre la decisión de la asamblea) y con todo respeto preferiría de mi parte ya dejar este tema y seguir trabajando que hay mucho para hacer”.

Al mismo tiempo, el presidente José Luis Rodríguez afirmó públicamente que cortar relaciones con Boselli no era lo mejor: “Veremos cómo se resuelve. Seguramente charlaremos en estos días. También hay que tener en cuenta que la directiva termina en dos meses y debe tener cuidado con los contratos a largo plazo. En este plazo no vamos a negociar juveniles”, señaló en Tirando Paredes, de 1010 AM.

En el mismo programa también habló el dirigente Eduardo Ache: “La Asamblea tiene la potestad de sugerir pero no de obligar. Para eso se vota cada tres años a una directiva. Es imposible que un club gobierne vía asamblea”. Una actitud similar tuvo en 2015 cuando la asamblea votó en contra de la construcción de palcos en las cabeceras del Gran Parque Central: “El club tiene estatutos, pero una asamblea no puede decidir lo que quiera. Lo importante es que las decisiones que se vayan a tomar se tomarán dentro de las formas y no por una expresión de deseos y a los gritos”, dijo en aquel entonces.

Los dichos de Rodríguez y de Ache provocaron la reacción de Guardianes de Nacional; “Que el socio piense, analice y vea bien quienes integran y están detrás”, de no cumplir “con el mandato de la asamblea”.

Para revocar una resolución hay que convocar otra asamblea extraordinaria, según las normas del Ministerio de Educación y Cultura. Mientras tanto Espino, uno de los jugadores más regulares de Nacional en el año, quedó en el medio del choque.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.