Fútbol > ENFRENTAMIENTO EN EL FÚTBOL

Ayer Casal, hoy Boselli, los socios de Nacional salen a frenar el poder de los contratistas

Los albos no andan con vueltas con los empresarios; no aceptaron dinero de Casal por el Parque, en la década del 90 propusieron romper relaciones y mañana analizan hacerlo con Pablo Boselli

Tiempo de lectura: -'

03 de octubre de 2018 a las 12:09

Los socios de Nacional no andan con vueltas. Cada vez que algún contratista les tocó el club, pidieron asamblea a la directiva para romper relaciones. Siempre estuvieron atentos a frenar el poder de turno de los empresarios. Lo hicieron en la década de 1990 con Paco Casal y lo analizarán el jueves con Pablo Boselli.

 

Romper relaciones con Casal

Allá por la década del 90 el palacio de cristal de la sede de Nacional era un hervidero. Francisco Casal se había negado a que Daniel Fonseca firmara el pase que la directiva de Nacional había acordado con Valencia.

Los socios habían sido convocados para criticar la gestión de Oscar Tabárez pero terminaron hablando y proponiendo romper relaciones con Casal. La asamblea de socios del club se le iba de las manos a la directiva que presidía Robreto Recalt.

“Nacional había llegado a un acuerdo con Valencia para negociar a Daniel Fonseca pero Casal le dijo al jugador que se negara a firmar”, rememoró Hernán Navascues a Referí.

“Yo formé parte de aquella negociación y recuerdo que terminé peleado con Casal”, comentó Héctor Olmos en diálogo con Referí. Aquel fue el inicio de una tensa relación entre el empresario y Nacional. “Me acuerdo que Anavitarte dijo en la asamblea que “Qué Paco nos quieren meter”.

No negociar con Bentancur

En 2010 los tricolores entraron en guerra con Pablo Bentancur. Las bombas fueron estallando de a una: Fornaroli, Cortelezzi, Matías Cabrera, Sebastián Píriz. Pero el detonante estalló con el Diente Nicolás López. Luego de idas y vuelta el empresario se lo llevó y sin avisar lo hizo viajar. Nacional estalló.

El entonces presidente Ricardo Alarcón terminó en la justicia. La directiva de Nacional llegó a tener reuniones con el Ministro de Deportes, Héctor Lescano.

El club demandó al empresario y le exigió un pago millonario que busca un resarcimiento económico por la salida del juvenil López. Bentancur respondió con duros conceptos en contra del presidente diciendo: “Alarcón se olvida cuando me pedía plata para pagar los sueldos”.

El empresario fue demandado por el club tricolor que le reclamó el pago de 6.000.000 de dólares “por daños y perjuicios”.

Llegado el momento los socios propusieron no hacer más negocios con Bentancur y sacar del club a todos los juveniles que representaba.

Problemas con Fonseca

Con Daniel Fonseca es otro con el que Nacional ha tenido idas y vueltas pero uno de los temas que generó más controversias fue la pelea por la salida de Rodrigo Amaral. Fonseca se llevó al jugador a realizar una preparación física a Maldonado y disparó contra todos: Nacional,  el técnico de entonces, Martín Lasarte, y hasta la selección Sub 20.

El tema generó bronca. Los socios de Nacional reaccionaron y varios pidieron no realizar más negocios con Fonseca.

No negociar con Boselli

El jueves la directiva de Nacional, a pedido de los socios, convocó a asamblea para analizar la relación con el empresario Pablo Boselli.

Los problemas no son nuevos. Los socios aducen que desde hace tiempo el club negocia bajo presión con Boselli.

Pero los casos que desbordaron el vaso fueron los del arquero Franco Israel (vendido a Juventus) y el punta Santiago Rodríguez. Los juveniles de 18 años, integrantes de la selección uruguaya sub 20, firmaron su primer contrato de mayor. Renovaron su vínculo hasta diciembre de 2020 pero en condiciones no muy satisfactorias para el club, ya que lo hicieron con una cláusula de rescisión muy baja, de solo 1.200.000 dólares.

Ante la reiteración de situaciones, un grupo de socios llamados Guardianes de Nacional, convocó a una asamblea para esta noche donde se analizará romper relaciones con Boselli.

 

No aceptaron dinero de Casal por el Parque

En febrero de 2015 Francisco Casal le ofreció a la directiva de Nacional, entonces presidida por Eduardo Ache, la suma de US$ 7 millones (lo mismo que le facilitó a Peñarol para la construcción del Campeón del Siglo) para las obras del Parque, a cambio del derecho a negociar el nombre y otras concesiones. Los tricolores no aceptaron.
A fines de 2017 la empresa Tenfield ofreció colaborar con US$ 5 millones a cambio de comprar algunos de los derechos que los albos tenían sobre el estadio, por ejemplo el nombre. Tampoco fue aceptado.
En febrero de 2018 la directiva rechazó una propuesta presentada por el presidente José Luis Rodríguez, quien se había reunido con autoridades de Tenfield y le ofrecieron US$ 2 millones  por el nombre del estadio.
Lo que sí aceptó Rodríguez de Tenfield fue US$ 1 millón a cuenta de los derechos del partido de reinaguración de las actuales obras del Gran Parque Central, que aún no tiene fecha prevista.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...