Fútbol Internacional > HISTORIAS EN CUARENTENA

Federico Gino despegó en Argentina y es furor en Instagram

El parate lo agarró en su mejor momento en Aldosivi de Mar del Plata cuando le había sumado gol a su despliegue en el medio; ahora, con su novia, cautiva a todos con sus videos humorísticos

Tiempo de lectura: -'

08 de abril de 2020 a las 05:04

A los 27 años, tras pasar sin éxito por los mercados de Italia y Brasil, Federico Gino Acevedo logró en Argentina darle un salto de calidad a su carrera. El exgolero Ignacio González le dio continuidad en el ascenso con All Boys y desde mediados de 2018 defiende a Aldosivi de Mar del Plata en la máxima categoría de la vecina orilla donde se ganó la titularidad y en sus últimos partidos le agregó gol a su juego.

En tiempos de cuarentena, en La Feliz, Gino quema las horas para volver a jugar entre la guitarra, el playstation, los libros, el entrenamiento y hasta haciendo videos humorísticos junto a su novia Mariana, melense como él y su compañera de ruta desde hace 10 años.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¡¡ CUARENTENA !! #quedateencasa ✅ @marianasilvam

Una publicación compartida por Federico Gino (@fedegino) el

Su cuenta de Instagram (@fedegino) se volvió un suceso y ya cuenta con más de 21.800 seguidores. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Se trata de divertirse cada uno en su casa... cuidémonos para cuidar a otros ✅ #CUARENTENA

Una publicación compartida por Federico Gino (@fedegino) el

  “Los hicimos para divertirnos y nos matamos de risa”, explicó Gino a Referí. "Hicimos el de Botineras y uno del programa de Guido Kakzca en el que la participante no sabe las respuestas de las preguntas y un par más".  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Poema “ La ruleta de la vida “

Una publicación compartida por Federico Gino (@fedegino) el

 “La cuarentena es complicada acá encerrados, pero tenemos que hacerle caso a los profesionales que dicen que lo mejor es quedarse en casa”, dijo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🤣🤣🤣 #QUEDATEENCASA

Una publicación compartida por Federico Gino (@fedegino) el

Mar del Plata está tranquila a pesar de las vacaciones: “No vi a casi nadie cuando salí al supermercado; se está haciendo bastante caso acá”.

El fútbol en Argentina se paralizó tras la disputa de la primera fecha de la Copa de la Superliga en la cual, el 16 de marzo, Aldosivi perdió de local 4-3 con Racing. Uno de los goles fue obra del volante central uruguayo.

“La temporada pasada (22 partidos jugados) tenía siempre alguna chance y no la podía concretar, pero a partir del gol contra River en noviembre se me abrió el arco. Para este año me propuse mejorar mucho en todo sentido, en lo futbolístico, en lo espiritual y en lo psicológico para poder después llevarlo a la cancha. Gracias a Dios obtuve muy buenos resultados. En la pretemporada practiqué mucho la definición fecha. En el primer partido de 2020 salió el gol con Lanús, después le hice a Velez de cabeza en un centro. ¡Hacía tiempazo que no entraba al área a cabecear! Pero cuando estás en racha, le pegás de punta y entra igual”, afirmó el melense.

En la presente temporada ya suma cinco goles en 21 partidos. Buena marca para un volante de contención de 1,73 m caracterizado por su gran capacidad de recuperación, su fiabilidad para el pase y su velocidad para pasar al ataque.

Gino hizo baby fútbol en Continental y pasó por Boca Juniors y Artigas de Melo para ser convocado a la selección sub 15 departamental. Así consiguió hacer una prueba en Peñarol, donde no quedó, y otra en Defensor Sporting, que lo fichó para la sub 16. “Juan Ahuntchain me ayudó mucho, estuve cuatro años en la casita de los juveniles y no sentí mucho el desarraigo porque estaba mentalizado en llegar a jugar en Primera”, recordó el vicecampeón mundial sub 20 en Turquía 2013.

“Soy generación 1993. Jugaba con Sebastián Medina que jugó en Cerro, Matías Lasso que se fue a Rentistas y Villa Española, Diego Rolan, Diego Laxalt, John Pírez, Martín Alaniz. Tres de los cuatro años de formativas salimos campeones. Teníamos un equipazo. Muchos la rompían pero por distintas circunstancias no pudieron llegar, como Gastón Silveira que con 17 años llegó a la sub 20. Hay mucho de suerte en el camino, hay que tener constancia. El Chavo Díaz fue el entrenador que más me marcó, era muy insistente”.

El 26 de agosto de 2013, con 20 años, tras retornar del Mundial de Turquía, Tabaré Silva lo hizo debutar en el Franzini contra Peñarol. Entró a los 22’ por Robert Herrera quien salió lesionado. El partido terminó 1-1.

“Al siguiente partido vamos a la cancha de Juventud. Como había llovido el técnico nos dijo que evitáramos trasladar la pelota por el estado del campo. ¿Qué fue lo primero que hice? La adelanto y cuando me la saca Falucho Silva lo maté. Roja. Se la protesté al juez pero estuvo bien sacada. Al tiempo me lo encontré a Falucho y le pedí disculpas”.

El 7 de diciembre de 2014 hizo su primer gol. “Fue contra Rampla en el Franzini. El Huevo Lozano recuperó una pelota y yo se la robé a él y metí el gol”. El golero era Bernardo Long, actualmente en filas violetas.

Su etapa en Defensor Sporting fue inolvidable (50 partidos, un gol). En 2014, el equipo llegó a las semifinales de la Copa Libertadores con Fernando Curutchet como entrenador. “Lástima ese parate que tuvimos por el Mundial de Brasil, nos mató”, dijo.

“Ese equipo tenía tres referentes excepcionales como Andrés Fleurquin, Ignacio Risso y el Nico Olivera. Además, estaban Giorgian (De Arrascaeta) y (Felipe) Gedoz en un momento notable”.

De Arrascaeta es un hermano que le dio el fútbol. Ambos se dicen mutuamente “gordo”. “Nos quedó en aquella Libertadores donde el club comenzó a trabajar con nutricionista y nos decíamos en broma”.   

Gino era entonces representando por Daniel Fonseca que en 2015 lo colocó a préstamo en Carpi, equipo que hacía su primera temporada histórica en la Serie A italiana.

“Nunca conocí a Fonseca ni charlé con él. Yo me vinculaba con su hermano, Pablo Curbelo con quien tenía una gran relación. Cuando ellos tuvieron diferencias me quedé con Pablo. Como en Carpi jugué un solo partido, por Coppa Italia, rescindí contrato. A través de Giorgian conocí al argentino Rodolfo Baque que fue el que me colocó en Cruzeiro y con el que sigo hasta la actualidad. Me dolió mucho separarme de Pablo porque lo quería mucho a él y a su familia. Siempre traté de que quedara todo bien”, expresó.

“Carpi venía de lograr varios ascensos seguidos y tenía una base armada por lo que me costó mucho que me dieran un lugar. Pero no solo a mí. Había jugadores a préstamo de Juventus e Inter que tampoco jugaban”. 

En 2016 jugó 11 partidos en Cruzeiro. “Como experiencia fue buenísima pero jugar se me hizo muy difícil, hay muchos jugadores y cada uno mejor que el otro. Tuvimos cuatro técnicos en un año. Giorgian venía de un año en el que no había jugado tanto pero esa temporada la rompió toda, explotó, cuando está con confianza demuestra que es un clase A. Es un tipo que de 10 hay que darle 15. A mí me pasaba que levantaba la cabeza y si bien tenía dos o tres jugadores arriba se la daba igual porque sabía que iba a resolver la jugada”.

En el primer semestre de 2017 se fue a préstamo a Santa Cruz de Recife a jugar el estadual de Pernambuco. “Un infierno de calor. O sino lluvia”. Jugó 16 partidos e hizo un gol.

Cuando se le apareció la chance de jugar en Argentina no lo pensó a pesar de que el mercado brasileño era más fuerte económicamente.

Se fue a All Boys para jugar en el ascenso. El entrenador era Nacho González, arquero que el 12 de enero de 1997 tuvo una actuación consagratoria en un Uruguay-Argentina por Eliminatorias en el Centenario.  

“Un fenómeno, un tipazo, no ha conseguido más club desde entonces pero espero que vuelva a dirigir. No lo llegué a ver jugar, pero todos dicen que era muy buen arquero, de mucho temperamento. Y por supuesto que me contó de aquel partido”, reveló Gino que entonces tenía solo tres años.

Un año después, a mediados de 2018, Gino firmó con un equipo de Superliga, Aldosivi, el Tiburón como le dicen sus hinchas.

“La vine a pelear porque sabía que tenía tres o cuatro muchachos por delante de mí”. Pasaron seis fechas para que recién pudiera hacer su estreno en el equipo. Entró en los segundos tiempos ante Estudiantes y Newell’s. “Después fui a Mendoza a jugar contra Godoy Cruz. Quedé afuera del banco y el Morro (Santiago García) nos clavó. El siguiente partido era River Plate y el martes entrené con los titulares. Jugué y ya no salí más. Pasé de quedar afuera del banco a titular”. Así es el fútbol.

“Fue una temporada positiva, estamos afuera de la zona del descenso y si bien no tuvimos un buen semestre pasado, le ganamos a grandes rivales. Aldosivi es un equipo que propone en todas las canchas sin importarle el rival”, comentó Gino.

El volante uruguayo tiene una interesante colección de camisetas y en los últimos tiempos cambió con todos los uruguayos del fútbol argentina. Tiene las de Nahitan Nández y Lucas Olaza de Boca Juniors, la de Camilo Mayada de River Plate, la de Gastón Silva, Martín Campaña y Diego Rodríguez de Independiente, las de Diego Zabala de Unión y Rosario Central, la del Morro García de Godoy Cruz y la de Junior Arias de Talleres.  
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...