Fútbol > FÚTBOL

Esteban González: "En Segunda llegué a estar nueve meses sin cobrar"

Ante la posibilidad de que los jugadores de Progreso -club que está al día- sean mandados a seguro de paro, el lateral-volante recordó otros duros tiempos que vivió en el ascenso

Tiempo de lectura: -'

07 de abril de 2020 a las 05:00

El ascenso le curte la piel al futbolista. Y más en las canchas del fútbol uruguayo. Lo sabe de sobra Esteban González, una de las figuras que tuvo Progreso el año pasado siendo el jugador que más goles anotó de tiro libre en la temporada con tres tantos. Además fue el segundo goleador del gaucho con 8 conquistas (detrás de los 10 de Gustavo Alles), metió los tres penales que tiró, hizo un gol olímpico (al igual que Mauricio Gómez de Defensor Sporting) y repartió 8 asistencias, la tercera mejor marca del Uruguayo 2019.  

Mientras sigue entrenando en su casa, el volante o lateral oriundo de Durazno recordó a Referí sus duras épocas en el ascenso ante la inminencia de que Progreso mande a sus jugadores al seguro de paro ya que este lunes se les terminó la licencia. 

"No hemos hablado del tema con los dirigentes. Progreso es un club que está siempre al día en el pago de los sueldos y eso es muy importante para el jugador. Ir al seguro de paro implica una rebaja salarial y nosotros dependemos mucho del dinero que cobramos. Pero es una realidad que están padeciendo todos; tendremos que remarla", dijo resignado a Referí

González, de 29 años, empezó su carrera en Durazno FC que compitió en la Segunda División Profesional entre 2006-2007 y 2010-2011.  

Como las deudas se le iban acumulando pidió para salir a préstamo. "Me debían como seis meses en la época que el salario mínimo eran poco más de $ 8.000", contó. Se fue a préstamo a El Tanque Sisley, también en el ascenso, en el que cobró dos de los seis meses que trabajó. Con tal de no volver a Durazno FC, que se había mudado a Montevideo, pasó otros seis meses a préstamo en Artigas de Durazno. La plata de El Tanque la recuperó a través de reclamos ante la Mutual. "La de Durazno nunca más", dijo.

"De ahí me fui a Tacuarembó FC donde estuve cinco años. En la primera temporada llegamos a estar nueve meses sin cobrar. Durísimo. Después, por suerte, el club se fue acomodando", recordó. 

Desde su llegada a Juventud, en Primera, todo se normalizó y empezó a cobrar en fecha. Lo mismo cuando estuvo en Cerro Largo en el ascenso y desde el año pasado en Progreso. 

Mientras, el lateral-volante se prepara en el living y el fondo de su casa para volver a las canchas. "Me tuve que comprar una colchoneta, gomas, conos y un par de pesas. Algún día salgo a correr porque el cuerpo lo pide", confesó. 

Los preparadores físicos del club Pedro Gracia y Agustín Laprovite. Cada lunes le entregan al plantel un plan semanal. "Queda a conciencia de cada uno cumplir con las tareas, pero somos todos profesionales y nadie se va a querer perjudicar. Yo incluso los sábados hago tareas porque estar toda la semana encerrado es complicado", afirmó. 

Un premio con gusto a poco

Cuando el 29 de enero Progreso cayó 3-1 en su visita a Barcelona de Guayaquil y quedó eliminado en la primera ronda de la Copa Libertadores 2020 el club se tuvo que conformar con un premio de US$ 350 mil por su participación internacional. 

"Si bien es un ingreso importante son tantas las deducciones que se hicieron que se terminó percibiendo menos de la mitad de esa cifra", comentó a Referí el secretario del club, Fernando Marasco.

"Un 35% del monto le correspondía a jugadores y cuerpo técnico en concepto de premio por el objetivo de la clasificación alcanzado, con esa plata pagamos el viaje a Guayaquil y la hotelería. Para jugar de locales alquilamos el Parque Viera que salió US$ 8.000 pero tuvimos un subsidio de Conmebol para pagarlo. También contratamos una agencia de viajes para que nos organizara la logística tanto del viaje a Guayaquil como para cumplir con el protocolo de Conmebol con la llegada de Barcelona. Como no teníamos esa experiencia organizativa preferimos pagarla para no exponernos a multas de la Conmebol", afirmó el dirigente. 

¿Qué hicieron con los ingresos? "Tapar agujeros. Liquidamos deudas con la AUF y pagamos a gente que había puesto plata para el club. Con los jugadores no teníamos deudas", dijo Marasco. 

¿Mandan al seguro de paro?

"Progreso no tiene una definición sobre el tema. Lo estamos evaluando, pero queremos perjudicar lo menos posible al plantel, cuerpo técnico y funcionarios. También evaluamos, para el caso de que se mande al seguro de paro poder pagar el complemento de los sueldos", afirmó Marasco. 

Los funcionarios ya fueron todos mandados a seguro de paro, salvo el canchero que vive en el Paladino. "La cancha no se está marcando pero se mantiene el riego y los cortes de pasto", explicó. 

La solidaridad que marca su historia 

Progreso puso a disposición del municipio del barrio La Teja la concentración del club que está ubicada en César Blanco y Camino Cibils para que sea utilizada como refugio para personas en situación de calle. 

En la sede del club, ubicada en Carlos María Ramírez esquina Ascasubí, se reciben desde hace 10 días alimentos no perecederos con los que se confeccionan canastas alimenticias y también se realizan ollas populares para los vecinos de la zona. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...