Cargando...
Cabildantes y frenteamplista votan juntos.

Nacional > Ley forestal

Mientras gobierno redacta veto, Manini pide reunirse con Lacalle: "Le voy a hacer ver el gran error que va a cometer"

El Senado aprobó proyecto de ley forestal, lo que activó los mecanismos constitucionales que derivarán en una nueva discusión ambientada en el veto presidencial

Tiempo de lectura: -'

16 de diciembre de 2021 a las 05:01

Los senadores blancos y colorados miraban desganados hacia el centro de la sala. Gustavo Penadés observaba la escena de brazos cruzados. Raúl "Mono" Batlle, desde la otra punta, prefirió recostarse contra su banca. Jorge Gandini y Sebastián Da Silva no podían ocultar su sonrisa por la ironía del momento. El comunista Óscar Andrade y el cabildante Guido Manini Ríos, cada uno desde su lugar, levantaban un dedo índice. El socialista Daniel Olesker, con su mano derecha también en lo alto, no pudo evitar darse media vuelta para ser, al mismo tiempo, protagonista y testigo de una foto inusual: la del momento exacto en que Cabildo Abierto y el Frente Amplio juntaron fuerzas en el Senado para aprobar un proyecto de ley de suelos forestales, que se convertirá en el primer veto del presidente Luis Lacalle Pou

Tras una larga sesión en la que desde la coalición buscaron "desdramatizar" la votación dividida, el prosecretario de Presidencia Rodrigo Ferrés ya trabaja en la redacción del decreto por el cual se vetará el proyecto. Pero al mismo tiempo, Manini Ríos anunció que le pidió una entrevista a Lacalle Pou para transmitirle que, a su juicio, avanzar en la anulación sería un "grave error". 

"Le voy a hacer ver el gran error que va a cometer, nada más", dijo Manini a El Observador. La reunión, explicó, se realizará entre jueves y viernes. Allí pretende que concurran también el senador Guillermo Domenech y el diputado Rafael Menéndez, que fueron los que trabajaron en estos últimos dos años en el proyecto que en forma polémica terminó por obtener el aval parlamentario.

De todos modos, Manini es consciente que su objetivo tiene escasísimas chances de cumplirse, teniendo en cuenta que Lacalle Pou ratificó en las últimas horas su decisión.

En ese sentido, el senador dejó en claro que acatará la decisión presidencial y que, si el veto se concreta, no habrá lugar para un proyecto similar, por lo menos en esta legislatura. También que, para su partido, lo más importante es que lo sucedido este miércoles no afecte a la coalición de gobierno. "Por ver el árbol, no perdemos de vista el bosque", señaló. 

Más allá del corto futuro que tendrá la ley, el líder de Cabildo abierto se declaró satisfecho con el resultado de la jornada. En rueda de prensa, valoró en forma "altamente positiva" la posibilidad de haber puesto sobre la mesa la necesidad de una mayor regulación al uso de la tierra para la forestación.

La Asamblea General le comunicará oficialmente en las próximas horas al Poder Ejecutivo que el proyecto de ley fue aprobado. Una vez le llegue ese mensaje, Presidencia tendrá diez días para definir si la promulga o si ejerce el veto. 

Se trata de un mecanismo regulado en los artículos 137 y siguientes de la Constitución. Si se concreta el veto, La Asamblea General deberá reunirse en un plazo de 30 días y podrá levantar esa observación con el voto de tres quintos de los legisladores presentes en la sesión. Si se plazo transcurre sin novedades, el veto quedará firme. Por la correlación de fuerzas en ambas cámaras, no hay votos suficientes para levantar el voto. 

Aparicio, Wilson y Caperucita

La ley de suelos forestales fue aprobada este miércoles por 16 votos en 31, en lo que fue la última sesión ordinaria de este período en el Senado. “Deberíamos declarar el día de la ley forestal”, comentó jocosamente Alejandro Sánchez (MPP). El 15 de diciembre de 2020, exactamente un año antes, el proyecto recibió la sanción en la Cámara de Diputados, también con la mayoría circunstancial conformada por Cabildo Abierto y el Frente Amplio. 

Más allá de referirse a los aspectos técnicos específicos del articulado y sus efectos sobre la actividad forestal, los distintos sectores apuntaron sobre todo a un discurso político para defender o rechazar la iniciativa. 

Cabildo Abierto apeló a un discurso nacionalista y popular –con alusiones a la concentración de la tierra y las bondades de la estatización– para defender su ley. El senador Guillermo Domenech habló de la necesidad de “distribuir la propiedad de la tierra, en lucha contra el “lobby celulósico”. A la vez que acusó al Ministerio de Ganadería de “defender bien los intereses” del sector forestal. Más allá del veto presidencial, Domenech prometió seguir en la lucha: “No vamos a ceder ni un tranco de pollo”.

Los discursos de los cabildantes hicieron mención también a figuras del Partido Nacional. Domenech recordó a Aparicio Saravia, y su defensa de los pobres del campo. Y los blancos guardaron silencio pero se mostraron visiblemente molestos cuando Manini optó por aludir al último gran caudillo nacionalista. “Wilson Ferreira Aldunate quiso hacer una reforma agraria”, recordó. “¿Qué diría hoy ante esta concentración de la tierra, de centenares de miles de hectáreas en manos, y esto es lo más grave, no sabemos en manos de quién?", se preguntó.  Manini se preguntó también qué política llevaría adelante hoy el histórico líder blanco y si sería que la que aplica el gobierno. “Tengo mis dudas”, expresó. 

El líder de Cabildo Abierto consideró “urgente y necesaria” la aprobación de la ley para así revertir una de las “grandes tragedias” que afectan al país, como el despoblamiento del medio rural. En todo caso, sus alusiones a sus socios de la coalición fueron indirectas. 

“Se ha dicho aquí en sala que un jerarca de una empresa forestal, se ha comprometido a preservar al sector lechero” dijo, en referencia a las autoridades de Montes del Plata. “Es cómo que en el cuento de Caperucita, se entreviste al lobo a ver qué opina de la situación”, ironizó. Para Manini, se debe poner un parate a la forestación y así no “condenar” a los pequeños y medianos productores. 

Es la democracia

En el Frente Amplio, varios legisladores intentaron desligar su voto de un apoyo explícito o identificación con los liderados por Manini Ríos. “Estoy en las antípodas de su pensamiento” aseguró Sánchez, que dijo no tener problemas en apoyar cualquier proyecto, provenga de donde provenga, con el que comparta intereses. “Eso se llama democracia”, afirmó. 

Sánchez lamentó la "amenaza" de veto presidencial, y reivindicó a la mayoría lograda con los cabildantes como la voluntad del Poder Legislativo. “Acá está la representación del pueblo uruguayo”, dijo. “Yo no puedo legislar en función de lo que piense otro poder. A mí la ciudadana me puso acá para tomar decisiones independientes, porque los poderes en Uruguay están separados”. 

La expectativa estaba dada en la exposición de José Carlos Mahía. Su sector, Asamblea Uruguay, había vuelto a expresar en los últimos días ciertos reparos al proyecto de ley, pero perdió en la interna y decidió acatar la decisión mayoritaria. Mahía, que suplanta al exministro de Economía Danilo Astori, destacó la “señal” que significa que dos fuerzas políticas tan distintas puedan votar unidas en función de lo que entienden beneficioso para el país. 

Allí reconoció que su sector político comparte la preocupación por una necesaria regulación de los suelos forestales, pero que discrepa como la “herramienta” que se eligió para hacerlo. 

Su opinión fue apoyada por Mario Bergara (Fuerza Renovadora), que dijo estar en un punto medio: representado por el resto del Frente Amplio en la necesidad de regulación, y por el astorismo en la discrepancia con la "operativa" definida para hacerlo. 

Mahía aludió a las diferencias que Asamblea Uruguay ha tenido históricamente con el resto del Frente Amplio en algunos puntos. “Durante todos estos años hemos tenido posiciones casi siempre coincidentes con nuestra bancada”, recordó. “Siempre hemos entendido que la lógica de asumir posiciones de partido fortalece la democracia”, destacó. También que, cuando hubo que establecer salvedades, lo han hecho cuando se referían a cuestiones de principios. “Este no ha sido el caso”, señaló. 

Ni un paso atrás

Blancos y colorados optaron por eludir cualquier critica directa a sus socios de la coalición de gobierno y enfocaron sus baterías en el Frente Amplio, pese a cuestionar implícitamente a a Cabildo Abierto. 

Los nacionalistas recordaron  que los promotores de la ley no tienen votos para levantar el veto presidencial. Por lo tanto, la ley nunca será aplicada. "Esto es algo que no debería haber sucedido nunca" reconoció el senador Gustavo Penadés que, sin embargo, llamó a "no dramatizar" el impacto que pueda tener lo de este miércoles en el gobierno. 

Penadés suscribió el comentario del presidente, en cuanto que esta ley no integraba el "Compromiso por el país" suscrito por los cinco partidos de la coalición antes del balotaje de 2019. Por lo tanto, no existía un compromiso programático. El senador elogió la "respetable actitud" de Cabildo Abierto de defender un proyecto que va en línea con sus intereses, a la vez que cuestionaba el "oportunismo inocultable" del Frente Amplio para ver "de qué manera puede hacer que la coalición tena diferencias y provocar el veto presidencial" cuando "en 15 años no movió una coma para modificar la política forestal". 

"Ningún eucaliptus afectará a la coalición", coincidió Sebastián Da Silva (Espacio 40).  Jorge Gandini (Por la Patria) suscribió por su parteel convencimiento de que lo de este miércoles, pese a ser un hecho “poco común”, no afectará a la coalición de gobierno. Allí habló de la “libertad de visión” que existe en los partidos que integran el oficialismo que, recordó, “también compiten entre sí”. 

En el Partido Colorado, Germán Coutinho (Batllistas) enarboló una defensa total de la actividad forestal. Según su visión, la ley aprobada este miércoles plantea restricciones sin sentido y "atenta contra la libertad" de los productores. "En la forestación, ni un paso atrás", concluyó.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...