Cargando...

Opinión > EDITORIAL

Hablando de dictaduras

La utilización de palabras como democracia o dictadura deben ser muy cuidadas por parte de los políticos

Tiempo de lectura: -'

05 de septiembre de 2019 a las 05:03

Durante un encuentro realizado por el Comité Central Israelita el candidato a presidente del Partido Nacional Luis Lacalle Pou habló de las bondades de la alternancia de los partidos políticos en el poder, concepto con el que viene insistiendo en sus discursos.

"Es esencial y es sano para las democracias. La democracia se sostiene justamente sobre la alternancia, sobre el cambio de partidos políticos, lo otro es dictadura", puntualizó sin explayarse mucho en el concepto.

No fue instantáneo, pero a las pocas horas la fría frase circuló en redes sociales e inmediatamente salieron tirios y troyanos con la facilidad propia de la velocidad impune de los 140 caracteres a cuestionarlo y condenarlo. Tal vez podría estar refiriéndose a la situación dictatorial en la Venezuela gobernada por Nicolás Maduro y su temible secuaz Diosdado Cabello o a otra cosa que no ha explicitado y el que calla otorga.

Una vez que los dichos de Lacalle Pou estaban en boca de todo el mundo, fueron los políticos oficialistas que aprovecharon para señalar con luces y señales la pifia de lo así dicho.

Al ser consultado el candidato del Frente Amplio Daniel Martínez señaló al ser consultado tras un acto político que “la verdad me preocupa que un presidenciable maneje que la democracia es digitada y que la gente tiene que votar lo que alguna gente entienda que tiene que votar. Es como decir que en algunos departamentos blancos o históricamente colorados hay una dictadura porque no ha habido rotación en las intendencias. Es preocupante porque son conceptos democráticos que no sé… ¿Qué se quiso decir? ¿Qué hay que eliminar un partido para que no sea votado por la gente? Parto de la base que no quiso decir eso, pero lo dijo y la verdad es que es más que preocupante”.

Lacalle Pou podrá dejar morir el tema, salir a decir que se equivocó o explicar lo que quiso decir. Cualquiera que sigue su pensamiento político sabe lo que respeta a las instituciones democráticas. Es raro que alguien en su sano juicio sospeche lo contrario. Lo que llama la atención es que la reacción por el comentario extraño del candidato blanco no tuvo comparación con lo dicho por del ex candidato presidencial comunista Oscar Andrade la noche del domingo en Canal 12.

Andrade sostuvo que el informe de la alta comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, sobre Venezuela no le hizo cambiar de opinión sobre la situación de ese país. Solicitando que se investiguen sobre los más de 6.500 ajusticiamientos extra judiciales -asesinatos- perpetrados por las fuerzas del régimen de Caracas y visiblemente molesto por la pregunta de los panelistas comparó con Brasil donde dice existieron 150 militantes asesinados el año pasado: “¿Es una dictadura?", se preguntó.

Es realmente preocupante que palabras de contenido tan especifico como democracia o dictadura se utilicen para una bravuconada como lo hace Andrade o queden en el marco de una frase poco entendible como en el caso de Lacalle Pou. Tal vez es un buen momento para ir al fondo de la cuestión y que no queden dudas acerca de la convicción democrática de cada partido y cada sector en lisa para no dar lugar a interpretaciones erróneas de tipo alguno.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...