Espectáculos y Cultura > Nueva serie

HBO junta tres potencias y se pone filoso con Sharp Objects

El último domingo se estrenó esta producción que junta a tres grandes potencias en ocho episodios que prometen encender la televisión invernal

Tiempo de lectura: -'

14 de julio de 2018 a las 05:10

La televisión es una guerra total. Batalla abierta, con trincheras débiles y bombardeos a diestra y siniestra. Si antes había algunos focos de conflicto entre los canales internacionales por ver quién creaba la serie del momento, el streaming sacudió toda posibilidad de tregua. La expansión y globalización de Netflix, y su consolidación como gigante del entretenimiento desde el sofá, hizo que el mercado se convirtiera en un área de combate plagada de tanques que buscan destruir, a fuerza de espectadores, a sus enemigos. En el frente de los canales de cable, HBO logró cavar una trinchera honda y segura. Es cierto que las bombas de Netflix resuenan cada vez más cerca y se reflejan en el cielo –las recientes nominaciones de los Emmys lo prueban– pero el canal entendió que una de las estrategias para mantener el territorio era formalizar alianzas estratégicas. Crear una suerte de triple alianza o entente televisiva que lograra rendir en el agitado mundo de las series; fichar personalidades de peso para revalorizar la ficción.

La más reciente de esas alianzas consistió en la unión de tres pilares vinculados a la creación de historias: Amy Adams, Jean-Marc Vallée y Gillian Flynn. Una actriz, un director y guionista y una escritora. Los tres, amparados bajo el rótulo Sharp Objetcs –traducido en ocasiones como Heridas abiertas pero que sería algo así como Objetos filosos–, crearon una de las producciones con las que HBO pretende quedarse con el dominio de las miniseries en televisión.

Sharp Objects es una adaptación de un libro homónimo de Flynn que tiene como protagonista a la periodista Camille Preaker, una mujer con varios problemas de alcohol y autoflagelamiento y con un pasado que regresa con frecuencia para atormentarla. Camille es, además del hilo conductor del libro y la serie, el rol que interpreta Adams en esta ficción. Para la actriz de 43, el personaje es una nueva oportunidad de demostrar que es una de las actrices más versátiles y valiosas de la industria. Es, también, la chance de volver a trabajar en televisión, algo que no hace desde hace casi veinte años, cuando participó en algunos episodios de la versión estadounidense de The Office.

Flynn, al igual que Adams, ya conoce el éxito. Con Perdida –que se transformó en una película de David Fincher con Ben Affleck– alcanzó las librerías del mundo, fue un fenómeno en ventas y logró reeditar y reimpulsar sus títulos anteriores. Sharp Objects es su primer libro y el primero que se adapta como una serie de televisión, ya que Perdida y Lugares oscuros se convirtieron en largometrajes.

Sharp Objects se emite cada domingo a las 22 horas por HBO. Todos los capítulos emitidos se pueden encontrar en HBO GO.

El último eslabón es Jean-Marc Vallée. El canadiense es el nuevo comodín de calidad para HBO; el año pasado llenó las vitrinas del canal con los premios que obtuvo su serie Big Little Lies. La ficción, una de las mejores del 2017, lo reafirmó como uno de los realizadores más maleables de la industria del hemisferio norte. Sus películas El Club de los Desahuciados, Alma salvaje y Demolition ya habían probado su valía en el cine.


El primer capítulo de Sharp Objects se emitió el último domingo y dejó claro que la serie es una apuesta fuerte. Además de la participación de Adams, al elenco se le debe agregar la presencia de Patricia Clarkson, una experiente actriz que se pone en la piel de la angustiada y severa madre de Camille.

Enigmático e inquietante, el episodio muestra la llegada de la protagonista al pueblo en el que creció para cubrir una serie de asesinatos misteriosos a niñas de la localidad. Su descenso al sur se produce mientras vive una crisis con su pasado y un alcoholismo permanente.

Con un trío de estrellas que promete dar lo mejor de sí delante y detrás de cámaras, Sharp Objects tiene por delante la meta de consolidar una trama en principio magnética y atrayente, que parece estar configurada para conquistar los paladares del público televisivo actual. Por lo pronto, tiene por delante siete capítulos más para demostrar que en la pelea por la atención de la gente es un título a tener en cuenta.

El trío de Sharp Objects

Amy Adams

Es una de las grandes actrices contemporáneas. A sus 43 años, Adams dejó hace rato por el camino el personaje de Giselle en Encantada (2007) que la hizo conocida para el público masivo. Hoy, la intérprete nacida en Vicenza, Italia, tiene en su mochila cinco nominaciones al Oscar, dos Globos de Oro y protagónicos en películas destacadas como La llegada, La duda, Julie & Julia, El ganador, The master, Escándalo Americano, Her y Animales Nocturnos.

14lu06 amy adams 1col.jpg

Jean-Marc Vallée

El nombre de Jean-Marc Vallée cobró notoriedad cuando con su película El club de los desahuciados catapultó a Matthew McConaughey como actor dramático. Tras este éxito de la crítica –que incluso compitió por el Oscar a Mejor película en 2014–, Vallée dirigió a Reese Witherspoon en Alma Salvaje y a Jake Gyllenhaal en Demolition, dos filmes posteriores y efectivos. Tras esas producciones, el canadiense desembarcó en HBO con Big Little Lies y no se fue más.

14lu06 jean marc valle 1col.jpg

Gillian Flynn

Con Perdida (2012), Gillian Flynn se convirtió en una autora best-seller. Después de copar todas las estanterías del mundo, el libro llegó al cine de la mano de David Fincher en 2014 y a partir de ahí sus creaciones fueron sinónimo de éxito. En 2015 se estrenó Lugares oscuros, basado en su segundo libro y con el protagónico de Charlize Theron, y ahora es Sharp Objects el que da el salto a la pantalla.

Gillian Flynn libros

Comentarios