Nacional > Cumbre del G20

Ingreso de tropas: el oficialismo se dividió entre el discurso ideológico y el pragmatismo

El Senado dio media sanción al proyecto de ley que habilita ingreso de ocho aviones de Estados Unidos y 400 personas, entre civiles y militares 

Tiempo de lectura: -'

14 de noviembre de 2018 a las 05:04

Constanza Moreira levantó dos papeles que tenía sobre su banca del Senado y mostró que los tenía subrayados. En esas hojas había hecho un resumen cronológico de las intervenciones de Estados Unidos en tierras latinoamericanas. La senadora del Frente Amplio, líder del sector Casa Grande, enumeró varias de esas intervenciones durante la sesión de este martes de la Cámara de Senadores. Su mención fue parte de los argumentos que utilizó para mostrar su descontento con la aprobación de la ley que autoriza el ingreso de tropas extranjeras al país en el marco de la cumbre del G20, que se va a realizar en Buenos Aires entre el 30 de noviembre y el 1° de diciembre.

Pese a su descontento, la senadora levantó su mano a la hora de votar porque se acogió a la disciplina partidaria, que pidió a sus legisladores que dieran el visto bueno al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo como de urgente consideración. Moreira no fue la única que debió votar a regañadientes. Lo mismo le ocurrió al senador del Partido Comunista Juan Castillo, para quien su posición contraria al proyecto es “en defensa de la paz y de la libre determinación de los pueblos”.

Tanto Moreira como Castillo criticaron al G20 por considerarlo “un grupo selecto de países que se eligen entre ellos mismos” y que nada tiene que ver con Uruguay. “Nosotros no tenemos nada que ver con el G20. No me gusta el G20 y no me gusta que se reúna acá al lado con (Mauricio) Macri”, sostuvo Moreira durante su argumentación en contra, a la que le sucedió el voto a favor.

Ambos apelaron a conceptos históricamente utilizados por representantes de la izquierda latinoamericana para mostrar su rechazo a la ley que se aprobó, por más que en este caso no se trate de una intervención ni de una violación a la soberanía uruguaya tal como explicó el ministro de Defensa, Jorge Menéndez, días atrás.

Mientras que Castillo eligió centrar sus argumentos en “la libre determinación de los pueblos”, Moreira optó por un discurso anti imperialista: “Las fuerzas armadas de los EEUU no son ni serán bienvenidas en América Latina. Uruguay debe mantener la distancia”, dijo la senadora. 

La respuesta a sus argumentos, que se retrotraen a los cálidos días de la Guerra Fría, llegó de parte de sus compañeros de partido, que se manifestaron en favor del proyecto por una cuestión pragmática: el pedido viene de socios con los que Uruguay mantiene relaciones cooperativas. Una vez que ya había sido votado, Enrique Pintado argumentó que haberle dado media sanción no los convertía “en cómplices del imperialismo”. “No somos débiles ideológicamente por aprobar esta decisión”, le respondió indirectamente a Castillo y Moreira.

Previo a eso, la senadora de Casa Grande había denominado al G20 como “el club de los ricos” y el senador del Partido Comunista afirmó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “se ha transformado en un peligro para la paz”. “La reunión se realiza en Buenos Aires, no es en Uruguay y el gobierno de ese país no ha pedido nada”, agregó en contradicción con lo que dijo el presidente Tabaré Vázquez días atrás.

Vázquez y Menéndez plantearon la necesidad de que se aprobara el proyecto. Para el ministro, la colaboración obedece a “los convenios con países amigos” que, según advirtió, "comprometen a Uruguay a brindar apoyos logísticos en determinadas circunstancias”. Durante su comparecencia ante la bancada de Diptuados del FA, Menéndez se refirió a acuerdos con Argentina, Brasil, Rusia, China e Italia, así como otras normativas que hacen que Uruguay tenga "responsabilidad desde el punto de vista aéreo ante cuestiones que se dan en la región". 

Vázquez, en tanto, dijo en rueda de prensa que es “un acontecimiento muy importante” como para no brindar colaboración. “Vienen los principales líderes del mundo. Estamos hablando de (Donald) Trump, (Vladimir) Putin, (Emmanuel) Macron, (Angela) Merkel y (Xi) Jinping", aseguró en referencia a los jefes de Estado de Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania y China. 

Voto con “peros” de la oposición

El proyecto –que ahora será estudiado urgentemente por Diputados- tiene tres artículos, uno particular referido a la petición de Estados Unidos del ingreso de sus tropas por la cumbre del G20 y dos más generales, que no fueron apoyados por la oposición. El segundo artículo autoriza “el ingreso al país de tropas pertenecientes a otros países participantes de la Cumbre de Líderes del Grupo G20, que así lo requieran al Poder Ejecutivo”, entre el 26 de noviembre y el 3 de diciembre.

Para el senador nacionalista Javier García, por ejemplo, ese artículo no era más que la firma de “un cheque en blanco”. “Nuestra forma de colaborar es exhortar a que hagan las cosas como se deben hacer”, afirmó y cuando fue el turno de votar dijo que el Partido Nacional no acompañaría el segundo artículo ni el tercero porque los consideraban inconstitucionales.

El tercero fue modificado en la sesión de este martes y refiere a la notificación que debe hacer el Poder Ejecutivo a la Asamblea General (ambas cámaras actuando en conjunto) si otros países piden el ingreso de tropas en la semana a la que refiere el proyecto de ley. En su versión original indicaba que la notificación debía ser posterior al ingreso y no previo.

Además de Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania solicitaron un permiso de vuelo transitorio que no requiere aprobación parlamentaria, informó el ministro de Defensa, Jorge Menéndez en rueda de prensa según consigna La Diaria. 

Las críticas de la oposición a los últimos dos artículos también fueron respondidas por el oficialismo. De hecho, Moreira quiso desmarcarse de los argumentos blancos y colorados y aclaró que estaba en contra “por razones muy diferentes” a las planteadas por otros legisladores que no son de su partido.

Ruben Martínez Huelmo, el senador informante del proyecto, dijo que rechazaba “tajantemente que se tratara de un cheque en blanco”. "Es una grave ofensa que se le quiere inferir al partido de gobierno”, afirmó en alusión a lo dicho por García. 

La discusión de un proyecto de ley de tres artículos que tendrá vigencia solamente por una semana tomó unas dos horas y terminó siendo aprobado por unanimidad. La excepción fueron los artículos dos y tres, que tuvo votos oficialistas. De aprobarse en Diputados, se habilitará el ingreso de ocho aeronaves y hasta 400 personas entre civiles y militares de Estados Unidos, así como tropas de otros países que participen de la cumbre del G20.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...