Estilo de vida > DECORACIÓN

Interiorismo: magos del tiempo y el espacio

El proyecto de los arquitectos Marina Campos, Mario Báez y Adrián Durán mantiene casi intacta la fachada de esta casa estándar de principios del siglo XX y modifica totalmente el interior

Tiempo de lectura: -'

15 de agosto de 2017 a las 05:00

por Ina Godoy / producción Agustina Amorós

La construcción original ubicada en una típica esquina del barrio Parque Rodó es de 1923 y los 102 m2 construidos parecen hacer magia con el terreno de escasos 60 m2 de superficie. La vivienda mantuvo su patio interior, que contaba con la típica claraboya móvil, y también su vínculo con la calle a través de las altas ventanas que conservan sus marcos, postigones y balcones.

Aunque la fachada parece haberse conservado intacta, adentro el panorama es otro. "Quedaron los muros exteriores, los contrapisos y el techo, todo apuntalado, el resto fue demolido", explica Mario Báez que junto a Marina Campos participaron activamente de la reforma que se extendió durante ocho meses.

salterain 6


En el patio se quitó la claraboya y se generaron amplias aberturas que estructuran la vida doméstica de todos los espacios interiores en torno a él, asegurando aire y luz en toda la vivienda. Para aprovechar la generosa altura original de este tipo de casas se incorporó un segundo nivel para los dormitorios y un baño. La escalera y el comedor comparten el espacio central de la planta baja, donde se conservó la doble altura, descomprimiendo los techos más bajos y aportando espacialidad. En la azotea se sumó un tercer nivel, con parrillero y espacio para estar al aire libre, al que se accede por el patio interior.

Todos los pisos de la vivienda están revestidos con vinílico imitación roble, mientras la escalera y gran parte de las paredes son blancas, lo que genera una limpieza visual que hace destacar el mobiliario y unifica los espacios. En el techo original se conservó la bovedilla y en algunos muros se dejó el ladrillo a la vista, elementos que funcionan como memoria de los casi 100 años de la casa. El aspecto exterior de la propiedad se mantiene casi com el original y la puerta de entrada se recorta como una única y simbólica intervención contemporánea. Se destaca el detalle del calado en la moldura del muro, donde crece una planta de Santa Rita que también se conservó.


salt


Para separar con cierta transparencia el hall de entrada del living, se instaló un mueble a medida, construido con placa de roble reconstituido, que sirve además como biblioteca, espacio para la televisión y objetos decorativos.


salterain 2

En el ángulo del estar se ubicó un amplio sofá con forma de L de cuero negro, diseñado por Marina Campos. La mesa ratona también fue creada por los dueños de casa, con patas cónicas de hierro y tapa de vidrio. Completa el conjunto un sillón hongo con patas de hierro y asiento de cuero natural.


salterain 5

El comedor diario comparte el espacio bajo la doble altura con la escalera. La mesa y las sillas son de estructura de hierro con tapa y asientos de madera.


salterain 5

Con generosas aberturas de aluminio, el patio funciona como un pulmón que inyecta aire y luz natural en todos los ambientes de la casa. El piso es de piedra laja tamboreada de 8 x 8 cm, un proceso que le otorga un aspecto antiguo, con sus cantos redondeados.


salterain 1

El blanco domina este ambiente, con amoblamiento de mdf laqueado, revestimiento de mosaico veneciano y una barra con mesada de mármol volakas, donde se ubicaron dos banquetas con patas de hierro negro y asiento de madera clara natural.


salterin 7

Con predominio del blanco y la bovedilla a la vista, el dormitorio principal ofrece un ambiente despojado ideal para el descanso.


salterain 8

Totalmente revestido en mosaico veneciano verde agua, con artefactos y accesorios blancos, grifería cromada y mampara de vidrio, el baño recibe luz natural cenital a través de un lucernario.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...